Centro de prensa

Nota de prensa

Avance sin precedentes en la lucha contra el VIH/SIDA pero la inversión estable es vital

GINEBRA, 30 de noviembre de 2011. El progreso producido a escala mundial tanto en la prevención como en el tratamiento del VIH/SIDA pone de manifiesto los beneficios de una inversión estable y a largo plazo. El último informe presentado hoy por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre el SIDA (ONUSIDA) Informe sobre la respuesta mundial al VIH/SIDA revela que la mejora del acceso a los servicios relacionados con el VIH ha tenido como resultado un descenso del 15% en el número de nuevas infecciones durante la última década. Además, en los últimos cinco años se ha conseguido reducir en un 22% el índice de mortalidad por causas relacionadas con el VIH/SIDA.

"El mundo ha tardado diez años en lograrlo” ha dicho Gottfried Himschall, Director del departamento de VIH en la Organización Mundial de la Salud. “Hay una posibilidad real de avanzar contra la epidemia. Pero eso únicamente se puede conseguir manteniendo y acelerando este impulso durante las próximas décadas".

Los avances producidos en la investigación del VIH/SIDA y la innovación aplicada a los programas durante el último año representan una esperanza para el futuro. Especialmente en tiempos de austeridad económica, será primordial poner en marcha los últimos hallazgos y las nuevas tecnologías para mejorar la eficiencia y efectividad de los programas contra el VIH/SIDA en muchos países.

El informe destaca importantes avances:

  • El acceso mejorado a los servicios de diagnosis del VIH/SIDA hicieron posible que el 61% de las mujeres embarazadas en el Este y el Sur del continente africano pudieran realizarse la prueba del VIH y recibir asesoramiento. Esa cifra contrasta con sólo el 14% de mujeres en estado de gestación que podían someterse a ese análisis en 2005.
  • Cerca de la mitad (48%) de las mujeres embarazadas que requieren medicamentos para prevenir la transmisión del VIH a sus hijos lo recibieron en 2010.
  • La terapia o tratamiento antirretroviral (ART), que no sólo mejora la salud y el bienestar de las personas que viven con el VIH sino que también previene la transmisión, se encuentra ahora a disposición de 6,65 millones de personas en países de renta per cápita media y baja. En total, el 47% de las 14,2 millones de personas que lo necesitan disponen de ese tratamiento.

Cuando las personas están más sanas, están más capacitadas para salir adelante económicamente. El informe admite que la inversión en servicios de VIH/SIDA podría conducir a unos beneficios totales de hasta 34.000 millones de dólares en 2020 gracias a un incremento de la actividad económica y la productividad, mucho más que el coste de los programas de tratamientos antirretrovirales.

“2011 ha sido un año de cambio. Con nuevos hallazgos, liderazgo político sin precedentes y un progreso continuado en la respuesta contra el SIDA, los países tienen una oportunidad para llevar sus acciones al siguiente nivel”, explica Paul De Lay, Director Ejecutivo Adjunto del Programa ONUSIDA. “Invirtiendo de manera prudente, los países pueden aumentar la eficiencia, reducir costes y mejorar los resultados. Sin embargo, los beneficios conseguidos hasta la fecha se verán amenazados por una caída en los recursos para el SIDA”, advierte.

El informe también señala retos pendientes:

  • Más de la mitad de las personas que necesitan terapia antirretroviral en países con rentas per cápita baja y media aún no tienen acceso a ella. Muchas de ellas ni siquiera saben que tienen el virus del VIH.
  • A pesar de que las pruebas demuestran en qué deben centrarse los esfuerzos para lograr una gran repercusión, algunos países todavía están diseñando sus programas para quienes más riesgo corren. En la mayoría de los casos son grupos de niñas adolescentes, personas que se inyectan drogas habitualmente, hombres que mantienen relaciones sexuales con otros varones, transexuales, personas cuya herramienta de trabajo es el acto sexual, prisioneros e inmigrantes que no tienen posibilidad de acceder a los servicios de prevención y tratamiento del VIH/SIDA.

En todo el mundo, la mayoría (64%) de personas que viven con el VIH/SIDA y una franja de edad comprendida entre los 15 y los 24 años son mujeres. El índice es incluso más elevado en África subsahariana, donde las niñas y las jóvenes infectadas alcanzan un 71%. El principal motivo es que ni siquiera conocen las medidas de prevención.

Algunas poblaciones clave se ven continuamente marginadas. En Europa del Este y Asia Central, más del 60% de las personas que viven con VIH/SIDA se inyectan drogas de manera habitual. No obstante, ese colectivo corresponde sólo al 22 por ciento de aquellos que reciben tratamiento antirretroviral.

Aunque la mejora de los servicios de prevención de la transmisión de madre a hijo ha evitado unas 350.000 nuevas infecciones, en torno a 3,4 millones de niños viven con VIH/SIDA y muchos de ellos no tienen tratamiento. Sólo uno de cada cuatro niños de los que necesitaba recibir la terapia antirretroviral en los países de rentas per cápita bajas o medias, la pudo recibir en 2010. Contrasta esta cifra con la cifra que se registra en adultos, pues una de cada dos personas que necesitaron el tratamiento, lo recibieron.

Mientras que los adultos han podido beneficiarse de tratamientos, cuidados y apoyo, percibimos que el progreso para los niños es más lento”, señala Leila Pakkala, Directora de UNICEF en Ginebra. “La cobertura de las intervenciones para los niños sigue siendo alarmantemente baja. A través de la acción coordinada y las estrategias centradas en la igualdad, debemos asegurarnos de que los esfuerzos globales funcionarán para los niños tanto como para los adultos”.

El VIH por regiones y países

En 2010, el comportamiento de la epidemia del VIH y las diferentes respuestas que se dan en todo el mundo variaron de acuerdo con las tendencias, las tasas de progreso y los resultados que se han ido obteniendo.

En el África subsahariana se registró el mayor incremento anual global, un 30%, en cuanto al número de personas que acceden a tratamientos antirretrovirales (ART). Tres países (Botswana, Namibia y Rwanda) han logrado la cobertura universal (80%) en la prevención del VIH/SIDA, tratamiento y atención. La tasa de cobertura de ART regional se situó en 39% a finales de 2010. Aproximadamente el 50% de las mujeres embarazadas que viven con el VIH/SIDA reciben tratamiento para prevenir la transmisión de madre a hijo. Y el 21% de los niños necesitados reciben tratamientos para el VIH. En estos años se han producido 1,9 millones de nuevas infecciones en la región, donde 22,9 millones de personas viven con el VIH/SIDA. Hay algunas diferencias importantes entre las diferentes partes de la región. Los países de África oriental y meridional han alcanzado una alta tasa de cobertura de antirretrovirales (56%) y tratamientos para evitar la transmisión madre a hijo (64%), mucho mayor que la registrada en países de África occidental y central (30% y 18% respectivamente).

Asia muestra una estabilización de la epidemia global, pero las nuevas infecciones son muy altas en algunas comunidades. De los 4,8 millones de personas que viven con VIH/SIDA en Asia, casi la mitad (49%) están en India. La cobertura con tratamientos antirretrovirales es cada vez mayor ya que el 39% de los adultos y los niños que necesitan el acceso al tratamiento  contra el VIH, tienen acceso a él. Aún así, la cobertura de los servicios de prevención es relativamente baja (16%).

La región de Europa oriental y Asia central presenta un crecimiento importante en el número de personas que viven con VIH, aumentando las nuevas infecciones un 250% en la última década. Más del 90% de estas infecciones se producen en sólo dos países: Rusia y Ucrania. La región demuestra altas tasas de cobertura para el tratamiento del VIH y pediátricos (con un 78% y un 65% las tasas de cobertura, respectivamente). Sin embargo, la cobertura de ART es muy baja (un 23%), especialmente entre las personas que se inyectan drogas.

Oriente Medio y África del Norte registra el mayor número de infecciones producidas en la región (59.000 en 2010), lo que representa un aumento de un 36% respecto al año pasado. La cobertura de los tratamientos contra el VIH/SIDA son muy bajos en la región: 10% de ART, el 5% para el tratamiento pediátrico y el 4% para la PTMI.

En América Latina y el Caribe se ha estabilizado la epidemia, con 1,5 millones de personas que viven con el VIH/SIDA en América Latina y 200.000 en el Caribe. El VIH predomina entre los hombres que tienen sexo con hombres en América Latina. En el Caribe, sin embargo, las mujeres son el grupo más afectado, representando un 53% de las personas que viven con el VIH. La región cuenta con cobertura de ART de 63% para los adultos y el 39% de los niños. La cobertura de régimen eficaz de la prevención de la transmisión de madre a hijo es relativamente alta, con un 74%.
 
Mantener la respuesta ante el VIH en los próximos 10 años

  • Los países ya están mostrando mejoras en la eficiencia de los programas de VIH: África del Sur redujo los costos de los medicamentos contra el VIH en más del 50% en un período de dos años mediante la implementación de una nueva estrategia de licitación para la contratación. Uganda ahorró 2 millones de dólares simplificando los tratamientos pediátricos. Estas prácticas eficientes se promueven a través de Tratamiento 2.0 - una iniciativa lanzada por la OMS y ONUSIDA en 2010 para promover la forma más simple, más barata y más fácil de administrar del tratamiento del VIH, así como las herramientas de diagnóstico y la descentralización de los servicios que se apoyan en las comunidades.
  • La "Iniciativa de Eliminación" de la OMS, ONUSIDA y UNICEF,  tiene como objetivo eliminar las nuevas infecciones por VIH entre los niños para el año 2015 y mantener con vida a sus madres.
  • La OMS está elaborando una nueva guía sobre el uso estratégico de los medicamentos antirretrovirales en la prevención y tratamiento.
  • La Estrategia Mundial del Sector Salud sobre el VIH/SIDA, 2011-2015, aprobada por la Asamblea Mundial de la Salud en mayo de 2011 destaca la importancia de continuar los esfuerzos para optimizar el tratamiento y la prevención del VIH a través de una serie de enfoques diferentes para reducir el riesgo de las personas que padecen la enfermedad.

El Informe sobre la respuesta a la epidemia mundial de VIH / SIDA 2011 es el informe más completo sobre la epidemia y los avances logrados en el acceso a los tratamientos de VIH en el mundo. Ha sido desarrollado conjuntamente por la OMS, UNICEF, ONUSIDA, en colaboración con socios nacionales e internacionales.

El informe completo está disponible en: http://www.who.int/hiv/pub/progress_report2011/

Para obtener más información, póngase en contacto con:
OMS
Tunga Namjilsuren,
tel.: + 41 79 203 3176, 
correo electrónico: namjilsurent@who.int.            

ONUSIDA
Sophie Barton-Knott,
tel.: + 41 22 791 1697, 
correo electrónico: bartonknotts@unaids.org

UNICEF  
Marixie Mercado,
tel.: + 41 79 756 7703, 
correo electrónico: mmercado@unicef.org


 

 

 

Campaña contra el Sida


Este sitio está disponible en inglés
Búsqueda