Centro de prensa

Nota de prensa

Una campaña de vacunación infantil en el Cuerno de África

“Una medida salvavidas crítica" para proteger a los niños desnutridos frente a las enfermedades mortales.

NAIROBI, Kenya, 26 de Julio de 2011. UNICEF, el Ministerio de Sanidad de Kenya y la OMS han lanzado esta semana una campaña de vacunación dirigida a los niños que viven en las comunidades de acogida de los alrededores de Dadaab, el campo de refugiados situado al norte de Kenya. La campaña tiene como objetivo vacunar de sarampión y poliomielitis a 202.665 niños menores de cinco años así como suministrarles vitamina A y tratamiento antihelmíntico. Esta iniciativa es parte de un refuerzo de la región para asegurar que los niños que viven en las zonas afectadas por la sequía sean vacunados contra enfermedades que podrían acabar con sus vidas como el sarampión, que puede ser mortal en niños desnutridos, y protegerles contra la poliomielitis.

Hoy ha finalizado una campaña de vacunación que comenzó el jueves pasado en el sur de Somalia, donde la cobertura de vacunación es del 26% por ciento, una de las más bajas del mundo. En 8 distritos de Mogadishu, incluidos los masificados campos de desplazados internos, se ha establecido un plan de vacunación que tiene como objetivo llegar a 40.000 niños menores de cinco años y 46.000 mujeres. En la región de Gedo, se está preparando la campaña de vacunación contra el sarampión, el tétanos toxoide y el suministro de la vitamina A y del tratamiento antihelmíntico, que cubrirá 6 distritos y alcanzará a 55.000 niños y 72.580 mujeres en edad fértil. Si el acceso está asegurado, UNICEF, en colaboración con la OMS, expandirá la campaña a las regiones de Galgaduud, gran Benadir, Bay, Bakool, Hiran, bajo Shabelle y Jubas en el próximo mes. El plan tiene previsto vacunar contra el sarampión a todos los niños de hasta 15 años, o sea, unos 2,5 millones de niños.

En el sur y centro de Somalia, se han confirmado casos de sarampión en Mogadiscio, así como casos de diarrea severa acuosa en Mogadiscio y en las regiones de Afgoye, Baidoa y bajo Shabelle. Con tantos niños y mujeres en movimiento, cruzando las fronteras y convirtiéndose en nuevos desplazados internos, el reto es llegar a todos los niños, incluidos los de más edad, para prevenir nuevos brotes de enfermedades. En muchas partes de las zonas más afectadas, los aliados en el terreno están empleando los recursos al máximo, tratando de  atender al gran número de personas que necesitan recibir este tipo de servicios.

“Esta es una crisis de supervivencia infantil”, dijo Elhadj As Sy, Director Regional de UNICEF para África oriental y meridional. “Los niños no sólo mueren porque no tienen suficiente comida. En las diferentes fases de desnutrición, son más propensos a enfermedades. A medida que las cifras de desnutrición plantean un gran reto, el peligro para los niños se hace más grande”.

La campaña en el norte de Kenya, que empieza hoy, continuará hasta el viernes y tendrá como objetivo vacunar a niños en las zonas de Garissa, Fafi, Lagdera y sur de Wajir. El plan incluye extenderla a los refugiados del campamento de Dadaab a principios de agosto. UNICEF ha obtenido vacunas contra el sarampión,la poliomielitis y suministros de vitamina A y  tratamiento antiparasitario antihelmíntico para apoyar la campaña. UNICEF también está promoviendo la movilización social y de la comunidad para asegurar que se informe a las personas sobre la campaña y que éstas comprendan la importancia de la vacunación.

El sarampión, una enfermedad altamente contagiosa, plantea una seria amenaza ya que puede extenderse rápidamente en condiciones de hacinamiento e insalubridad, y aniquiliar a aquéllos que estén débiles con motivo de la desnutrición. El sarampión reduce la resistencia de los niños hasta que caen enfermos y los pone en riesgo de muerte cuando están desnutridos y padecen otras enfermedades. La vitamina A se suministra en emergencias para incrementar la posibilidad de sobrevivir a los riesgos de salud asociados con las condiciones de pobreza en las que vive la población. Los niños que no tienen una cantidad suficiente de vitamina A se enfrentan a un 25% más de riesgo de morir de sarampión, malaria o diarrea.

UNICEF calcula que necesitará 300 millones de dólares estadounidenses para los próximos seis meses con el fin de intensificar sus operaciones de asistencia de emergencia y de prevención a los niños que sufren las consecuencias de la sequía en el Cuerno de África. El enfoque está puesto en la provisión de intervenciones integradas que traten  varios aspectos de la supervivencia y el desarrollo de los niños, entre los que están incluidos los servicios sanitarios y la vacunación. 

Acerca de UNICEF
UNICEF trabaja sobre el terreno en más de 150 países y territorios para ayudar a los niños y niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. El mayor proveedor de vacunas a los países en desarrollo, UNICEF apoya la salud y la nutrición de la infancia, el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad, la prestación de educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos. Para obtener más información acerca de UNICEF y su trabajo, visite el sitio www.unicef.org/spanish.

Síganos en Twitter y Facebook

Para obtener más información o material para vídeodifusión, póngase en contacto con:
Shantha Bloemen, UNICEF Nairobi,
tel.: +27794955938 / +254722999258,
correo electrónico: sbloemen@unicef.org.

Iman Mooraka, UNICEF Somalia,
tel.: +254 (20) 7208218, cel.: +254 714 606733,
correo electrónico: imooroka@unicef.org

Edita Nsubuga, UNICEF Kenya,
tel.: +254 (20) 7622977; cel.:+254 733 600221,
correo electrónico: ensubuga@unicef.org


 

 

 

 Enviar artículo

 Imprimir artículo

Búsqueda