Centro de prensa

Comunicado de prensa

El quinto Foro mundial de asociados se concentra en la atención, la protección y el apoyo a los niños afectados por el VIH y el SIDA

Llegó el momento de pasar de los compromisos a la acción

NUEVA YORK, 3 de junio de 2011:  Pese a los redoblados esfuerzos por mejorar las vidas de los niños afectados por el VIH y el SIDA, lo que se ha logrado hasta ahora no es suficiente para satisfacer las necesidades de millones de niños y niñas. Para fines de 2010, unos 16,6 millones de menores habían perdido uno o ambos progenitores debido al SIDA, y de ellos, 14,9 millones de niños correspondían a países de África subsahariana.

El Foro mundial de asociados sobre los niños afectados por el VIH y el SIDA de este año, auspiciado de manera conjunta por UNICEF, el Plan de Emergencia del Presidente de los Estados Unidos para luchar contra el SIDA (PEPFAR) y ONUSIDA bajo la consigna “Aprovechar las pruebas para lograr resultados”, ha reunido a más de 100 representantes de alto nivel de los gobiernos, la sociedad civil, los donantes, las organizaciones internacionales y las instituciones académicas con el objetivo de fomentar los enfoques basados en las pruebas empíricas a fin de mejorar las vidas de los niños afectados por el SIDA:

  • Las lecciones obtenidas en los países en materia de apoyo a los niños afectados por el VIH y sus familias;
  • Los mecanismos de protección de los niños afectados con el SIDA de la marginación y la discriminación, y para aumentar su grado de acceso a los servicios sociales fundamentales;
  • Las maneras de superar los obstáculos y aumentar el grado de acceso a los servicios de prevención y tratamiento del VIH, así como los de atención a las personas afectadas por ese virus;
  • Las maneras de aumentar los efectos positivos de las inversiones y de lograr mejores resultados para quienes se encuentran en situación de mayor necesidad.

Muchos niños y niñas afectados por el VIH continúan afrontando retos enormes, como la carga que representa cuidar a sus parientes enfermos, el trauma causado por la pérdida de los progenitores, las penurias económicas ocasionadas por la reducción de los ingresos familiares y los altos costos de la atención de la salud, y el peligro de la iniciación sexual a una edad demasiado temprana y el abuso, que son factores que aumentan las probabilidades de los niños de contraer la infección por VIH, y especialmente de las niñas.

“Se trata de niños y niñas que después de sufrir la tragedia de perder un progenitor u otro ser amado debido al SIDA son objeto de difamación, discriminación y exclusión de la educación escolar y los servicios sociales”, comentó Anthony Lake, Director Ejecutivo de UNICEF. “A fin de ayudar a esos niños a lograr un desarrollo pleno, debemos invertir urgentemente en programas nacionales de protección social que combatan la pobreza y el estigma del VIH/SIDA, además de satisfacer las necesidades especiales de las familias afectadas por el VIH”.

El análisis de la equidad demuestra también que las familias más pobres suelen ser las que tienen menos capacidad de recuperación de los efectos del VIH, y que el propio VIH es un factor de empobrecimiento.

En los entornos donde la epidemia está relativamente concentrada, los padres de los niños afectados por el VIH suelen ser objeto de un alto grado de difamación por su condición. La vulnerabilidad de los niños afectados por el SIDA también aumenta debido a su grado de incapacidad, su situación de desplazamiento o su origen étnico, así como por las diversas leyes punitivas que se les pueden aplicar. Para mejorar las vidas de los niños y las comunidades afectadas por el VIH y el SIDA es imprescindible que unos y otras cuenten con acceso a los servicios sociales y con normas jurídicas progresistas orientadas a reducir la exclusión social.

“El Gobierno de los Estados Unidos es el mayor patrocinador de programas de ayuda a los niños huérfanos y vulnerables, un compromiso que mantiene firmemente”, señaló el Embajador Eric Goosby, Coordinador Mundial de los Estados Unidos para el SIDA. “Si no se satisfacen las necesidades de los niños huérfanos y vulnerables, tanto los individuos como la sociedad sufrirán graves consecuencias a largo plazo. De ahora en adelante, compartimos la responsabilidad de realizar inversiones inteligentes que garanticen un futuro positivo para los niños y niñas afectados por el VIH y el SIDA”.

Las familias y las comunidades tienen una importancia fundamental con respecto al mejoramiento de las respuestas ante el VIH. Los centros de desarrollo en la primera infancia y los comités de protección de la infancia basados en las comunidades pueden servir de puntos de remisión y entrada para conectar a los niños vulnerables y sus familias con los servicios de ayuda social y atención de la salud.

También revisten importancia esencial las actividades destinadas a prevenir la transmisión del VIH de la madre al hijo, que se pueden emplear como punto de entrada para la prestación de cuidados y apoyo a toda la familia, especialmente mediante una mejor integración de los exámenes del VIH y las labores de orientación de las parejas; el tratamiento, el cuidado y el apoyo a las personas con VIH; y el establecimiento de enlaces con los servicios de examen y tratamiento del VIH en el marco más amplio de los servicios de salud infantil.

“Todas las madres, padres y niños deberían contar con acceso a una atención integral de la salud que abarque la prevención y el tratamiento del VIH”, afirmó Michel Sidibé, Director Ejecutivo de ONUSIDA. “Los padres deberían tener oportunidad de proteger a sus hijos del VIH y disponer de acceso a los medicamentos antirretrovirales, que pueden salvarles la vida”.

Considerando que los efectos del VIH y el SIDA se harán sentir durante varias generaciones, el establecimiento de sistemas de atención social y de la salud más firmes y sostenibles constituye un componente esencial de toda respuesta nacional integral a la enfermedad. A fin de que esa respuesta tenga bases más sólidas, a menudo es necesario mejorar la calidad de los recursos humanos para poder remitir a las familias más vulnerables afectadas por el SIDA a los servicios que necesitan.

Existen pruebas convincentes de que en los entornos de epidemias generalizadas, los servicios de protección social, combinados con las transferencias de efectivo, los programas de generación de empleos y otras maneras de ganarse la vida, como los proyectos de microfinanciación, ahorro, préstamo y suministro de elementos y materiales para la agricultura, pueden lograr importantes resultados positivos para las familias pobres afectadas por el VIH.

Las recomendaciones efectuadas por el Foro mundial de asociados sobre los niños afectados por el VIH y el SIDA serán implementadas por un equipo interinstitucional de trabajo sobre los niños afectados por el SIDA y formarán parte de los temas que se traten en las debates de la correspondiente Reunión de Alto Nivel de las Naciones Unidas que se llevará a cabo en Nueva York el 8 y 9 de junio de 2011.

#
Nota a las emisoras:
En www.thenewsmarket.com/unicef pueden obtener, sin cargo, material de vídeo e imágenes de alta resolución.

Acerca del Foro mundial de asociados
El Foro mundial de asociados sobre los niños afectados por el VIH y el SIDA fue fundado en 2003 para dar mayor ímpetu al cumplimiento de los compromisos mundiales con los niños afectados por el SIDA estipulados en la Declaración de Compromiso sobre el VIH/SIDA y los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la Asamblea General de las Naciones Unidas de 2001. En octubre de 2005, UNICEF, ONUSIDA y otros aliados pusieron en marcha la campaña Únete por la niñez... Únete con la juventud... Únete para vencer el SIDA… (http://www.uniteforchildren.org/) para impulsar una respuesta más rápida a fin de cumplir con esos compromisos mundiales sobre los niños y el SIDA.

Acerca de PEPFAR:
El Plan de Emergencia del Presidente de los Estados Unidos para luchar contra el SIDA (PEPFAR) es una iniciativa del gobierno estadounidense orientada a salvar las vidas de las personas con VIH/SIDA de todo el mundo. Se trata del mayor compromiso histórico que haya realizado una nación para combatir una sola enfermedad en el plano mundial. Mediante las inversiones que realiza, PEPFAR también ayuda a aliviar los sufrimientos ocasionados por otras enfermedades en todo el mundo. PEPFAR está impulsado por la responsabilidad que comparten los donantes, las naciones aliadas y otros de realizar inversiones inteligentes para salvar vidas. Para obtener más información, sírvase visitar www.pepfar.gov.

Acerca de ONUSIDA:
ONUSIDA, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA, es una original alianza que inspira y conduce al mundo hacia el logro del acceso universal a la prevención y el tratamiento del VIH, y el cuidado y apoyo a las personas con ese virus. www.unaids.org

Acerca de UNICEF:
UNICEF trabaja sobre el terreno en más de 150 países y territorios para ayudar a los niños y niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. El mayor proveedor de vacunas a los países en desarrollo, UNICEF apoya la salud y la nutrición de la infancia, el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad, la prestación de educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos. Para obtener más información acerca de UNICEF y su trabajo, sírvase visitar www.unicef.org/spanish.

Para obtener más información, póngase en contacto con:

UNICEF
Roshan Khadivi, UNICEF Nueva York;
tel.: +1 917 478 2574,
correo electrónico: rkhadivi@unicef.org.

Plan de Emergencia del Presidente de los Estados Unidos para luchar contra el SIDA (PEPFAR)
Maureen Thaivalappil, PEPFAR Washington D.C.;
Tel: +1 202 663 2708,
correo electrónico: thaivalappilME@state.gov.


ONUSIDA  
Sophie Barton-Knott, ONUSIDA Ginebra;
tel.: +41 22 791 1697,
correo electrónico: bartonknotts@UNAIDS.org.


 

 

 

Campaña contra el Sida


Este sitio está disponible en inglés
Búsqueda