Centro de prensa

Comunicado de prensa conjunto

Reunión de dirigentes y expertos mundiales para realzar la importancia de la educación en el programa de desarrollo

NUEVA YORK, 21 de septiembre de 2010 – Una sesión de intercambio de ideas, destinada a examinar cómo exponer argumentos en favor de la educación, mostrando su gran repercusión en todos los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), tendrá lugar el 22 de septiembre, en un momento en que los dirigentes mundiales se hallan reunidos en Nueva York a fin de hacer un balance de los progresos realizados para alcanzar esos objetivos.

Centrar la atención en la educación es fundamental, según los cuatro organizadores de esa sesión, el Estado de Qatar, Save the Children, la UNESCO y el UNICEF. La educación es un factor clave para la realización de progresos duraderos a nivel mundial hacia la consecución de los ODM en su conjunto y, sin embargo, unos 69 millones de niños –entre los que se cuentan los pertenecientes a los grupos de población más marginados– no pueden ir actualmente a la escuela cada año.

“La educación desempeña un papel fundamental en el logro de los ODM en su conjunto y se le debe otorgar una máxima prioridad en todas las regiones, incluidas las que se ven afectadas por catástrofes naturales y conflictos. No puede haber paz y prosperidad sin educación”, ha declarado Su Alteza Sheikha Mozah Bint Nasser Al Missned, Presidenta de la Fundación de Qatar para la Educación, la Ciencia  y el Desarrollo Comunitario. “Los conflictos representan una amenaza importante para la seguridad humana y para los progresos realizados con tanto esfuerzo para lograr los ODM”.

La reunión de Nueva York, a la que asistirán jefes de Estado y dirigentes mundiales, tiene lugar en un momento en que se teme que empiece a decaer la dinámica creada en la educación desde principios de este último decenio. Los progresos realizados en beneficio de los niños que son más pobres, de los que viven en países afectados por conflictos y en regiones apartadas, o de los que pertenecen a grupos minoritarios, han sido menores que los registrados entre los niños de familias con más recursos.

“Para acabar con el ciclo de la pobreza en que están sumidos los niños, sus familias y las comunidades, es preciso empezar por la educación”, declaró Anthony Lake, Director Ejecutivo del UNICEF.

En la reunión se tomarán en cuenta los nuevos datos que confirman claramente que invertir en la educación es fundamental para poder alcanzar todas las metas de los ODM.

“Desde la mejora de la salud hasta el aumento de la prosperidad, la educación es, en todos los ámbitos, el factor catalizador de un futuro mejor para millones de niños, jóvenes y adultos”, aseguró Irina Bokova, Directora General de la UNESCO, antes de agregar que “ningún país del mundo ha podido progresar en la escala del desarrollo socioeconómico sin realizar inversiones constantes en la educación”. 

Los datos proporcionados por el Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo muestran que:

  • Si la totalidad de los alumnos de los países de ingresos bajos terminaran sus estudios primarios habiendo adquirido competencias básicas en lectura, podrían salir de la pobreza 171 millones de personas. Esto supondría reducir en un 12% el número de personas que viven con menos de 1,25 dólares diarios. (ODM 1- Erradicar la pobreza extrema y el hambre)
  • Si a las mujeres agricultoras de Kenya se les ofrecieran las mismas oportunidades de educación que a los varones agricultores, sus cosechas de maíz, fríjoles y guisantes pintos aumentarían en un 22%. (ODM 3 - Promover la igualdad entre los sexos y la autonomía de la mujer)
  • Los niños nacidos de madres que saben leer tienen un 50% más de probabilidades de no morir antes de haber cumplido los cinco años de edad. Se estima que en 2008 se podría haber salvado la vida a 1.800.000 niños en el África Subsahariana, si sus madres hubieran cursado por lo menos estudios de secundaria. (ODM 4 -Reducir la mortalidad infantil
  • En Burkina Faso, las probabilidades de que las madres con estudios de secundaria den a luz con más seguridad en locales con equipamiento médico-sanitario, son dos veces mayores que las de las mujeres sin instrucción. (ODM 5 - Mejorar la salud materna).
  • En Malawi, se cifra en un 27% el porcentaje de mujeres sin instrucción alguna que saben que el riesgo de transmisión del VIH de la madre al niño se puede reducir tomando medicamentos durante el embarazo. En el caso de las mujeres que han cursado la enseñanza secundaria, ese porcentaje se eleva a un 59%. (ODM 6 - Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades).

Desde que se establecieron los ODM en el año 2000, se han logrado progresos encomiables hacia el logro de una educación básica de calidad para todos.

En Tanzania, a comienzos del decenio, iban a la escuela menos de la mitad de los niños en edad de cursar primaria, mientras que hoy en día prácticamente todos los niños de esa edad están escolarizados.  En la India, un país que en 2008 todavía tenía 5,6 millones de niños privados de escuela, está previsto que esa cifra se reduzca y que en 2015 oscile en torno a 750.000.

A pesar de todos esos progresos notables, la comunidad internacional no va todavía por buen camino para cumplir la promesa de ofrecer una educación básica de calidad a todos  en 2015. En muchos casos los avances en la escolarización se han conseguido en detrimento de la calidad de la enseñanza, y también se han descuidado otros objetivos de la educación para todos, como la atención y educación de la primera infancia, la alfabetización, la educación de jóvenes y adultos, y la adquisición de competencias para la vida diaria.

“Globalmente, se han realizado progresos para lograr la enseñanza primaria universal. No obstante, los donantes y los Estados deben centrarse ahora en la educación de los niños que viven en las zonas afectadas por conflictos y los Estados frágiles. La cifra de 69 millones de niños sin escuela representa una proporción enorme, y la situación a este respecto no mejora” declaró Jasmine Whitbread, Directora Ejecutiva de Save the Children, que agregó: “No se puede permitir un desperdicio de potencial humano de tan vastas proporciones”.

Siguen subsistiendo grandes desigualdades en lo que respecta al acceso a la educación y a la proporción de niños que finalizan realmente el ciclo completo de la enseñanza primaria. Asimismo, persisten disparidades considerables debidas a la desigualdad entre los sexos, la etnia, el nivel de ingresos, el idioma y la discapacidad, que constituyen un obstáculo importante para  conseguir la universalización de la enseñanza primaria. Si las tendencias actuales se mantienen, en 2015 habrá todavía 56 millones de niños privados de escuela. En 2008, no habían alcanzado aún la paridad entre los sexos en primaria 72 de los 184 países sobre los que se dispone de datos.

Se prevé que Nigeria, el país del mundo con el mayor número de niños sin escolarizar (8,6 millones en 2007), seguirá teniendo en 2015 unos 8,3 millones de niños privados de escuela. Tan sólo en el África Subsahariana, el número de niños que desertan las aulas se cifra en unos 38 millones cada año.

En la reunión, se instará a los dirigentes mundiales a que examinen la posibilidad de invertir más en la educación para enjugar el déficit de financiación de 16.000 millones de dólares, que se van a necesitar cada año, hasta 2015, para lograr el objetivo de universalizar la enseñanza primaria. Cuando sólo quedan cinco años de aquí al plazo fijado para alcanzar los ODM, es apremiante que las palabras se traduzcan en hechos.

La prueba contundente de que la educación es fundamental para lograr el conjunto de los ODM se presenta en “La educación cuenta”, una exposición organizada por la UNESCO que podrá verse en la sede de las Naciones Unidas hasta el 20 de noviembre.

Para obtener más información, pónganse en contacto con:
Ali Willis, Oficina de Su Alteza Sheikha Mozah Bint Nasser Al Missned;
tel.: + 1 678 823 5900;
correo electrónico: awillis@hho.gov.qa.

Shimali Senanayake, Contacto con medios informativos de UNICEF, Nueva York;
tel.: + 1 917 265 4516; 
correo electrónico: ssenanayake@unicef.org.

Sue Williams, División de información Pública de la UNESCO, París;
tel.: +33 (0)1 45 68 17 06;
correo electrónico: s.williams@unesco.org.

Eileen Burke, Save the Children, Medios de comunicación, Nueva York.
tel.:  + 203 216 0718;
correo electrónico: eburke@savechildren.org.


 

 

 

Búsqueda