Centro de prensa

Declaración

Declaración de la Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman, sobre el “Día internacional de la mujer”

Un momento para centrarse en las adolescentes

NUEVA YORK, 8 de marzo de 2010 – “La semana pasada en Guatemala visité un centro de UNICEF que alberga a niñas de hasta sólo 13 años que han sido rescatadas en prostíbulos. Las historias de sufrimiento son simplemente inimaginables: horribles situaciones de violación, prostitución, tortura e inocencia perdida.

Con ayuda de UNICEF y sus aliados, muchas de estas niñas han comenzado ahora a obtener la oportunidad de recuperarse y construir una vida mejor por medio de la educación y la atención. Aunque se ha rescatado a estas niñas, desafortunadamente muchas más siguen atrapadas en un mundo subterráneo donde impera el abuso.

Historias como ésta son frecuentes en otras partes del mundo y sirven como un recordatorio de la labor que es preciso realizar para garantizar que las niñas jóvenes y las mujeres reciban una mejor protección. 

Millones de niñas adolescentes viven en la pobreza, sufren discriminación y desigualdades por razones de género y son víctimas de la violencia, el abuso y la explotación. Como resultado, no solamente las propias niñas sufren, sino que se genera un ciclo continuo de opresión y abuso.

Aunque se han logrado progresos en favor de la igualdad de derechos y en el acceso igualitario de las mujeres y las niñas en esferas como la salud y la educación básica, hay demasiadas adolescentes que están todavía excluidas. La inversión en la educación y la salud es esencial, pero también lo son las leyes, castigos y enjuiciamiento más duros contra los culpables de estos abusos.

La educación es uno de los elementos decisivos para que las niñas, sus familias y sus comunidades disfruten de una vida mejor. Los estudios de los expertos estiman que por cada año adicional en que una niña recibe educación secundaria, se producen un aumento de sus ingresos en más de un 15%. Las niñas que han recibido una mejor educación tienen un mejor empleo y mejores perspectivas de salud y, a medida que se hacen mujeres, trasmiten estos beneficios a sus hijos.

Hay un vínculo firme entre los niveles de educación que un país ofrece a sus niñas y el tamaño de la economía de ese país. Sin embargo, más importante aún es que la educación promueve la autonomía de la mujer y le ofrece la oportunidad de que su opinión tenga un mayor peso en la sociedad.

Al conmemorar el “Día internacional de la mujer” este 8 de marzo, la comunidad internacional, junto los gobiernos de todo el mundo, debe trabajar con mayor firmeza para garantizar que todas las niñas tengan el derecho a una infancia que les ofrezca la oportunidad de alcanzar su pleno potencial”.

Para obtener más información, póngase en contacto con:
Christopher de Bono, UNICEF, Medios de comunicación, Nueva York,
tel.: + 1 212 303 7984,
correo electrónico: cdebono@unicef.org


 

 

 

Búsqueda