Centro de prensa

Declaración

Declaración de Ann M. Veneman, Directora Ejecutiva de UNICEF, con motivo del Día Mundial Humanitario

NUEVA YORK, 19 de agosto de 2009 – “En esta primera celebración del Día Mundial Humanitario, hacemos llegar nuestro más sentido aprecio y nuestro más profundo respeto a quienes dedican generosamente sus vidas a las labores humanitarias en pro de los habitantes más vulnerables del planeta.

Desde Sudán hasta Zimbabwe y desde la República Democrática del Congo hasta Somalia, las y los trabajadores humanitarios demuestran un valor y una dedicación fuera de lo común al prestar ayuda a quienes quedan atrapados en situaciones de conflicto o violencia.

Hoy también hacemos una pausa para recordar a quienes sacrificaron sus vidas al servicio de esta causa. Un 19 de agosto, hace seis años, 22 personas perdieron la vida durante un ataque contra la sede de las Naciones Unidas en Bagdad. Entre las víctimas mortales se encontraban Sergio Vieira de Mello, Representante Especial de las Naciones Unidas, y Chris Klein Beekman, Coordinador de Programas de UNICEF en Iraq. Chris tenía 32 años de edad. En junio de este año, Perseveranda So, la Jefa de Educación de UNICEF en Pakistán, murió como resultado del estallido un coche bomba en el Pearl Hotel de Peshawar. Perseveranda era filipina y tenía 52 años.

En últimos tiempos se ha registrado un preocupante aumento de los incidentes donde la seguridad de los trabajadores humanitarios se ha visto en peligro.  En los últimos 10 años, más de 700 trabajadores humanitarios han dado la vida por prestar ayuda a las personas más necesitadas en los parajes más hostiles del mundo. Otros miles más han sido objeto de bombardeos, secuestros, agresiones, robos y violaciones.

Resulta absolutamente prioritario garantizar la seguridad de los trabajadores humanitarios, y lograr que tengan acceso a la población que requiere su ayuda constituye un desafío y una responsabilidad colectiva. Es necesario garantizar un ámbito humanitario para la prestación de ayuda dedicada a salvar vidas. No lograrlo resulta inaceptable, y se trata de una meta que no es negociable. Este Día Mundial Humanitario reafirma esa decisión y nos permite rendir homenaje a quienes mantienen un compromiso absoluto con los principios de la acción humanitaria”.

Para obtener más información, póngase en contacto con:
Patrick McCormick, UNICEF, Nueva York,
tel.: + 1 212 326 7426,
correo electrónico: pmccormick@unicef.org.


 

 

 

 Enviar artículo

 Imprimir artículo

Búsqueda