Centro de prensa

Declaración

Declaración de UNICEF sobre la crisis de Gaza

AMÁN, 5 DE ENERO DE 2009 – La crisis humanitaria debida a la actual situación de violencia en Gaza afecta principalmente a los niños, niñas y mujeres. Los niños y niñas constituyen más de la mitad de los casi 1,5 millones de habitantes de Gaza y son quienes están sufriendo los efectos más graves del conflicto. Debido a que se trata del sector más vulnerable de la población civil, en tiempos de conflicto los niños son los primeros en sufrir traumas psicológicos, en necesitar atención médica con mayor urgencia y en estar más expuestos al peligro de sufrir heridas.

Según la información suministrada por el Ministerio de Salud palestino, de un total de 550 personas muertas y 2.800 heridas en el conflicto hasta el 3 de enero de 2009, 70 de los muertos habían sido niños y niñas palestinos, al igual que 650 de los heridos. La Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de la Asistencia Humanitaria calcula que un 25% de las bajas registradas en Gaza son civiles. Entre las bajas mortales israelíes figuran cuatro civiles, y otros 20 civiles han sufrido heridas. En la región meridional de Israel, una escuela fue alcanzada por proyectiles.

Gaza ha sufrido un bloqueo de 18 meses de duración que ha privado a muchos de sus habitantes de medios de subsistencia, además de causar un grave deterioro en la infraestructura y los servicios básicos de la región.

Esto es inaceptable.

Todavía no contamos con una evaluación precisa del número de niños y niñas que han perdido a uno o ambos progenitores, o cuyos hogares han sufrido daños, o que han sido desplazados o carecen de los equipos y los servicios médicos necesarios o que han dejado de acudir a la escuela. Sin embargo, sabemos que se trata de un número elevado.

Los niños y niñas de Gaza carecen no sólo de los derechos humanos básicos que deben disfrutar todos los seres humanos, sino también de los derechos fundamentales de los niños, que los países firmantes de la Convención sobre los Derechos del Niño están jurídicamente obligados a respetar. Entre esos derechos figuran el derecho a la protección contra toda forma de violencia física y mental y todo daño o perjuicio, y el derecho a la educación, al desarrollo y a la atención de la salud.

Debido a la intensidad de la actual situación de violencia, resulta imposible llevar a cabo acciones para aliviar su condición.

UNICEF reitera su exhortación a que se ponga fin de inmediato a la violencia, que se permita la prestación de ayuda humanitaria y la realización plena de las labores de socorro, y alienta a todas las partes en conflicto a cumplir con sus obligaciones jurídicas internacionales para garantizar la protección de los niños y niñas y que éstos reciban el apoyo y los suministros humanitarios que requieren.

Los niños nunca deben ser las víctimas silenciosas de los conflictos. Es necesario poner fin de una vez por todas a su prolongado sufrimiento

Para obtener más información, sírvase dirigirse a:

Abdel-Rahman Ghandour, Jefe Regional de Comunicación, Región de Oriente Medio y África del Norte de UNICEF; Teléfono: +9626 550 2407; Móvil: +96279 700 4567; E-mail: arghandour@unicef.org

Charbel Raji, Especialista Regional de Medios y Comunicación, Región de Oriente Medio y África del Norte de UNICEF, Teléfono: +962-6-5502474, Móvil: +962-79-7315788; Email: craji@unicef.org


 

 

 

 Enviar artículo

 Imprimir artículo

Búsqueda