Centro de prensa

Agua, saneamiento e higiene en números

La meta c del objetivo nº7 de los Objetivos de Desarrollo de Milenio apunta a reducir a la mitad el porcentaje de personas sin acceso sostenible a agua potable segura y saneamiento básico para 2015.

SANEAMIENTO

  • Un total de 2.600 millones de personas, es decir, el 39% de la población del mundo vive sin acceso a saneamiento mejorado. La gran mayoría vive en Asia y el África subsahariana.
  • En las regiones desarrolladas casi la población entera (el 99%) dispuso de instalaciones mejoradas en comparación con el 52% de las regiones en vías de desarrollo.
  • Con el actual ritmo de progreso, casi 1.000 millones de personas seguirán sin el mencionado acceso y el mundo no logrará el objetivo de saneamiento de los ODM que establece: “Reducir a la mitad, para el año 2015, el porcentaje de personas que carezcan de acceso sostenible a agua potable y saneamiento básico” en un 13%. Además, los ODM no son el final del reto que plantea el saneamiento. Incluso si el objetivo se logra, aproximadamente 1.700 millones de personas seguirán sin tener acceso a instalaciones de saneamiento mejoradas.
  • Las diferencias entre zonas rurales y urbanas son particularmente evidentes en el África subsahariana, el Caribe, Asia meridional y Oceanía, donde la cobertura de saneamiento mejorada es la más alta de la población urbana a pesar de que la gran mayoría vive en zonas rurales.
  • Un total de 751 millones de personas comparten sus instalaciones de saneamiento con otras familias o sólo usan instalaciones públicas.

Defecación al aire libre

  • Se ha registrado un descenso mundial en la defecación al aire libre. El porcentaje de la población del mundo que práctica la defecación al aire libre ha disminuido en más de un tercio desde el 25% registrado en 1990 hasta el 17% de 2008.
  • Sin embargo aproximadamente 1.100 millones de personas todavía hacen sus necesidades al aire libre. Diez países (la India, Indonesia, China, Etiopía, Paquistán, Nigeria, Sudán, Nepal, Brasil y Niger) albergan al 81% de ellos.
  • La defecación al aire libre es en gran parte un fenómeno rural, el más extendido en Asia meridional y el África subsahariana. Incluso en estas dos regiones se ha registrado el descenso en la defecación al aire libre, con una caída del 66% de la población en 1990 al 44% en 2008 en Asia meridional, y una disminución correspondiente en el África subsahariana del 36% al 27%.

 AGUA

  • 5.900 millones de personas, es decir el 87% de la población del mundo, y el 84% de la población que vive en el mundo en vías de desarrollo consumen agua potable de fuentes seguras y mejoradas. A tenor de la tendencia actual, el mundo logrará o incluso superará las expectativas en torno al objetivo del agua de los ODM.
  • 3.800 millones de personas, o sea el 57% de la población mundial, obtienen agua potable por medio de conducciones que abastecen de agua corriente a sus casas o complejos residenciales.
  • El África subsahariana y Oceanía son las regiones que se quedan atrás. Sólo el 60% de la población subsahariana y el 50% de la población en Oceanía usa fuentes mejoradas de agua potable.
  • En China, el 89% de un total de 1.300 millones de población tiene acceso al agua potable de fuentes mejoradas, respecto del 67% registrado en 1990. En la India, el 88% de la población de 1.200 millones tiene acceso en comparación con el 72% en 1990.

 

DIFERENCIAS RURALES Y URBANAS

  • Los datos de cobertura mundiales sugieren diferencias entre las zonas urbanas y las rurales en lo referente al uso de fuentes de agua potable mejoradas y saneamiento básico. Mientras el uso del saneamiento mejorado en zonas rurales ha aumentado del 35% al 45% desde 1990, todavía hay más de 1.800 millones de personas en zonas rurales que viven sin servicios de saneamiento mejorados. En comparación, el 96% y el 76% de las personas que viven en zonas urbanas usan fuentes de agua potable mejoradas y saneamiento mejorado, respectivamente.

 

EL LASTRE MUNDIAL DE LA ENFERMEDAD

  • El 88% de los casos de diarrea en todo el mundo es atribuible a un saneamiento inadecuado, agua insalubre o higiene insuficiente. La diarrea es el segundo factor principal que contribuye al lastre mundial de la enfermedad.
  • 2,2 millones de muertes infantiles se pueden evitar mediante mejoras en el abastecimiento de agua potable, saneamiento básico y prácticas higiénicas.
  • La desnutrición infantil causa aproximadamente el 35% de todas las muertes de niños menores de cinco años en todo el mundo; se estima que el 50% de la desnutrición infantil tiene que ver con la infección repetida por diarrea o infecciones intestinales por nemátodos como consecuencia del consumo de agua insalubre, saneamiento inadecuado o higiene insuficiente.
  • En 60 países del mundo en vías de desarrollo, más de la mitad de escuelas primarias no tiene ninguna instalación adecuada de agua, saneamiento e higiene y casi dos tercios carecen del saneamiento adecuado.

ASPECTOS ECONÓMICOS / COSTES Y BENEFICIOS

Los beneficios económicos de la inversión en agua potable y saneamiento se manifiestan de distintas formas:

  • Ahorro en costes de asistencia médica de los organismos de salud y las personas;
  • Días productivos acumulados por año (para aquellos individuos de entre 15 y 59 años de edad) y mayor asistencia escolar. Cada año, los niños pierden 272 millones de días escolares debido a la diarrea, y se estima que uno de cada tres niños en edad escolar del mundo en vías de desarrollo está infestado de gusanos intestinales;
  • Ahorro de tiempo (días laborables ganados) producto de un acceso más conveniente a los servicios;
  • Un estudio de la OMS publicado en 2004 muestra que el logro del agua y el saneamiento correspondiente al objetivo de los ODM podría traer beneficios económicos que varían, según la región, entre 3 y 34 dólares estadounidenses por cada dólar invertido.

FINANCIACIÓN DE LOS DONANTES Y ASIGNACIÓN DE PRIORIDADES

  • El saneamiento y el agua potable han tenido históricamente un puesto bajo en la jerarquía de prioridades en comparación con otros sectores sociales.
  • Los compromisos humanitarios para el agua y saneamiento comprendieron 7.400 millones de dólares estadounidenses, es decir, el 5% de la ayuda al desarrollo registrada en 2008. Estos compromisos humanitarios con el saneamiento y el agua potable eran inferiores respecto de otros compromisos para los sectores sociales, que incluyen la salud y la educación, y por debajo que aquellos para el gobierno y la sociedad civil, transporte y almacenaje, energía y agricultura.
  • En comparación con la salud y la educación, la cuota del saneamiento y el agua potable de la ayuda para el desarrollo ha disminuido marcadamente durante la década pasada.
  • Los datos históricos muestran que el saneamiento y el agua potable disfrutaron de más del 8% de la Ayuda Pública al Desarrollo total (APD) en 1997. Entonces, otros sectores de infraestructura sociales, como salud, educación, salud demográfica y reproductiva, recibieron proporciones inferiores de la ayuda en comparación con el saneamiento y agua potable. Durante los 11 años posteriores a 1997, la proporción de la ayuda de desarrollo asignada a saneamiento y agua potable cayó sin embargo del 8% al 5%, mientras que la ayuda de desarrollo asignada a la salud aumentó del 7% al 11,5% y para la educación permaneció estable alrededor del 7%.
  • Los países registran gastos entre el 0,04% y el 2,8% del PBI para el agua potable y entre el 0,01% y el 0,46% del PBI para el saneamiento. Los gastos gubernamentales medios para saneamiento y agua potable para 20 países constituyen el 0,38% del PBI.
  • 35 países de 37 indican que los flujos financieros son insuficientes para lograr la meta de saneamiento de los ODM.

POR QUÉ EL SANEAMIENTO SE QUEDA ATRÁS

  • La financiación para el saneamiento comprende el 37% de la financiación de la ayuda total para saneamiento y agua potable. El desglose de gastos por país (tanto de fuentes internas como de externas) entre saneamiento y agua potable muestra que la financiación para el agua potable es a menudo 3 o más veces más alta que para el saneamiento.
  • Aunque los datos indiquen que existen disparidades grandes en la cobertura entre las zonas urbanas y rurales, y en la financiación de agua potable frente al saneamiento, también muestran que los gobiernos no han aplicado generalmente, o no han desarrollado criterios o una fórmula para asignar la financiación equitativamente a las comunidades urbanas/rurales y dentro de éstas para saneamiento y agua potable.
  • La educación en higiene y saneamiento es sobre todo difícil de establecer como prioridad debido a la carencia de identificación clara de funciones institucionales y responsabilidades del saneamiento, lo que causa que se englobe al saneamiento con los servicios de agua potable y la percepción en algunos países de que el saneamiento es principalmente una cuestión doméstica.

EL AGUA, SANEAMIENTO E HIGIENE EN LAS ESCUELAS Y LA SALUD INFANTIL

  • Un estudio realizado con un grupo de países en vías de desarrollo reveló que menos de la mitad de todas las escuelas primarias en los países en vías de desarrollo no tiene instalaciones de agua adecuadas y casi dos tercios carecen del saneamiento adecuado: incluso allí donde existen instalaciones, éstas se encuentran a menudo en condiciones deficientes.
  • Un estudio mostró que más del 40% de los casos de diarrea de los alumnos es producto de la transmisión en las escuelas más que en casa. El daño al estado y desarrollo físico y mental de los niños se ve comprometido debido a enfermedades como la diarrea.
  • Los niños soportan el peso de la crisis mundial de agua potable y saneamiento: la causa del 80% de la enfermedad en el mundo en vías de desarrollo.

EL AGUA, SANEAMIENTO E HIGIENE EN LAS ESCUELAS Y LA ASISTENCIA ESCOLAR

  • Las lombrices afectan a aproximadamente 400 millones de niños en edad escolar del mundo en vías de desarrollo. Las infecciones crónicas de anquilostomiasis tienen que ver con el crecimiento físico reducido y daño en el desarrollo intelectual, y los niños que sufren infecciones graves de tricuriasis faltan el doble de días a la escuela en comparación con sus compañeros sanos.
  • La pérdida media de CI por infestación de gusanos es de 3,75 puntos, lo que representa 633 millones de puntos de CI perdidos para las personas que viven en los países de bajo ingreso del mundo.

EL AGUA, SANEAMIENTO E HIGIENE EN LAS ESCUELAS Y LA IGUALDAD DE GÉNERO

  • Las niñas que han alcanzado la pubertad y el personal escolar femenino que menstrúa necesitan intimidad. Cuando ésta no es posible, las estudiantes pueden no usar las instalaciones en las escuelas, lo que revierte en tasas de absentismo que pueden alcanzar entre el 10 y 20% del tiempo escolar.
  • Una estudio realizado en Sudáfrica revela que más del 30% de las niñas que asistían a la escuela habían sido violadas. Muchas de las violaciones ocurrieron en los retretes escolares, particularmente en aquellos aislados del ambiente protector de la escuela.
  • Las mujeres que han sido a la escuela tienen menor probabilidad de morir durante el parto; se estima que cada año adicional de educación previene dos muertes maternas por cada 1.000 mujeres. La investigación también muestra que para cada aumento del 10% del alfabetismo femenino, la economía de un país puede crecer en un 0,3%.

Actualizado en mayo de 2010


 

 

Búsqueda