Centro de prensa

Protección infantil

LA PROTECCIÓN DE LA INFANCIA CONTRA LA VIOLENCIA, LA EXPLOTACIÓN Y EL ABUSO

Introducción
Proteger a la infancia contra la violencia, la explotación y el abuso sexual constituye un componente integral de la protección de su derecho a la supervivencia, el crecimiento y el desarrollo. El enfoque de UNICEF debe crear un ambiente protector, donde niños y niñas están libres de la violencia, explotación y separación innecesaria de la familia; y donde las leyes, los servicios, los comportamientos y las prácticas minimizan la vulnerabilidad de la infancia; donde se abordan factores de riesgo conocidos y refuerzan la propia capacidad de recuperación de la infancia. La estrategia de protección de la infancia de UNICEF, aprobada en 2008, presenta las acciones estratégicas necesarias para construir este ambiente protector. La estrategia se centra en a) el fortalecimiento de sistemas de protección infantiles, incluido un conjunto de leyes, políticas, regulaciones y servicios necesarios en todos los sectores sociales —la asistencia sobre todo social, la educación, la salud, la seguridad y la justicia— para apoyar la prevención y respuesta a la protección relacionadas con riesgos; b) la promoción del cambio social consecuente con los principios de derechos humanos; y c) el fortalecimiento de la protección infantil en situaciones de emergencia. La recabación de pruebas y la convocatoria y el favorecimiento de una amplia variedad de aliados constituyen las prioridades intersectoriales.

Datos principales sobre la protección de la infancia:

La inscripción de los nacimientos

  • La inscripción del nacimiento proporciona un registro oficial de la existencia de un niño y su nacionalidad, y se considera un derecho humano fundamental con arreglo al Artículo 7 de la Convención sobre los Derechos del Niño.
  • Alrededor de 51 millones de niñas y niños nacidos en 2007 no fueron inscritos al nacer. Casi la mitad de estos niños vive en Asia meridional.
  • Uno de cada cuatro países en vías de desarrollo con datos disponibles registra tasas de inscripción inferiores al 50%.
  • Casi dos de cada tres niños del África subsahariana y de Asia meridional no quedaron inscritos en 2007.
  • En cambio, a escala nacional los datos indican que la inscripción del nacimiento ha aumentado en varios países incluidos Gambia, la República Democrática Popular Lao y Viet Nam.
  • Los niños menores de cinco años a quienes se les ha negado el derecho a la identidad tienden a ser pobres y muchos niños sin una partida de nacimiento viven en zonas rurales. Sin embargo, en algunas regiones y países todavía existen disparidades nacionales entre áreas urbanas y rurales y entre ricos y pobres.
  • La mayor parte de los países muestran que la inscripción del nacimiento es la más alta entre el 20% más rico de la población, esto confirma que la pobreza está asociada con niveles bajos de inscripción del nacimiento.
  • Los niños que no están inscritos a menudo tienen un acceso limitado a la protección y los servicios que les corresponden por derecho, como la asistencia médica y la educación.
  • El coste y la distancia al registro civil son los motivos más frecuentes que los progenitores citan para no inscribir a sus hijos.

Violencia contra los niños

  • Es imposible medir la verdadera magnitud de la violencia contra los niños en todo el mundo. Existe una carencia de datos sobre el número exacto de víctimas infantiles porque muchos casos se mantienen en secreto y no quedan denunciados. Sin embargo, se estima que entre 500 y 1.500 millones de niños experimentan la violencia anualmente. Todos los años se estima que un mínimo de 275 millones de niños de todo el mundo son testigos de violencia doméstica.
  • Según la encuesta de salud mundial de los estudiantes escolarizados, entre el 20% y el 65% de los niños y niñas en edad escolar informó haber sufrido acoso verbal o físico en la escuela en los 30 días anteriores.
  • Aunque algunos casos de violencia son aislados y se producen de manera inesperada, la mayor parte de los actos de violencia contra los niños los cometen personas que éstos conocen y en quienes deberían poder confiar e ir en busca de protección y apoyo, como progenitores, padrastros o parejas de los progenitores, miembros de familias ampliadas, cuidadores, novios, novias, compañeros de clase, profesores, líderes religiosos y empleadores.
  • Mientras la familia debería ser el ambiente natural para la protección de los niños, el hogar también puede ser un lugar donde los niños experimentan la violencia en forma de disciplina. Los datos de 37 países muestran que el 86% de los niños entre 2 y 14 años experimenta castigo físico y/o agresión psicológica. Dos de cada tres niños son objeto de castigo físico.
  • Determinados grupos de niños son particularmente vulnerables a la violencia, incluidos niños con discapacidades, niños pertenecientes a minorías, niños que viven en las calles, adolescentes en conflicto con la ley, y niños refugiados, desplazados y emigrantes. Generalmente, los niños sufren un mayor riesgo frente a la violencia física y las niñas afrontan mayor riesgo de abandono y violencia y explotación sexuales.

El trabajo infantil

  • Según las estimaciones, un total de 158 millones de niños, con edad comprendida entre los 5 y los 14 años, son trabajadores desde 2006.
  • Más de un tercio de los niños trabaja en el África subsahariana.
  • La Organización Internacional de Trabajo (OIT) estima que más de dos tercios de todo trabajo infantil se encuentra en el sector agrícola. Según la OIT, los niños en zonas rurales –niñas en particular– comienzan el trabajo agrícola a una edad tan temprana que oscila entre los 5 y los 7 años.
  • Sin embargo, la probabilidad de trabajo infantil entre los niños es mayor que entre las niñas porque ellos tienen más probabilidad de ser contratados para la actividad económica. Las contratadas para tareas domésticas son de manera abrumadora las niñas.
  • Entendiendo el Trabajo Infantil, un proyecto interinstitucional de la Organización Internacional del Trabajo, el Banco Mundial y UNICEF, ha examinado los datos de varios países que disponen de datos comparables sobre el trabajo infantil. El proyecto reveló una reducción de la contratación de niños en la actividad económica en la mayor parte de los países, incluidas naciones grandes como Brasil, la India y México, pero en varios países, la tendencia del trabajo infantil es estable o incluso ha aumentado.


La escisión y mutilación genital femenina

  • UNICEF calcula que 70 millones de niñas y mujeres de entre 15 y 49 años de edad de 27 países de África, además de Yemen, han sufrido la mutilación o ablación genital femenina. La frecuencia de la mutilación o ablación genital femenina ha disminuido lentamente durante los últimos decenios. Las adolescentes y las mujeres más jóvenes tienen menos probabilidad que las mujeres de más edad de haber sufrido algún tipo de mutilación o ablación genital femenina.
  • Cerca del 60% de las mujeres y niñas que han sufrido la ablación viven en el África subsahariana mientras que el 40% residen en Oriente Medio y África del Norte.
  • Hay 29 países en los cuales el predominio de la mutilación/ablación genital femenina es igual o superior al 1%, de acuerdo con las estadísticas nacionales por hogar. Solamente Yemen es el único de esos países que está fuera del continente africano.
  • Un Grupo de estudio de la mutilación genital femenina y resultados obstétricos de la OMS proporciona pruebas claras de que se presentan complicaciones en el parto con más probabilidad entre aquellas mujeres con mutilación o ablación genital femenina. Otro hallazgo es que la mutilación genital es perjudicial para los bebés y provoca una o dos muertes perinatales adicionales por cada 100 nacimientos.
  • La mutilación/ablación genital femenina se practica generalmente en niñas de entre 4 y 14 años. Se realiza asimismo a los lactantes, mujeres que están a punto casarse y, a veces, a mujeres que están embarazadas de su primer niño o que acaban de dar a luz. Los médicos tradicionales, incluidos comadronas y barberos, realizan esta práctica sin anestesia y con tijeras, hojas de afeitar o cristales rotos.

El matrimonio infantil

  • Desde 2007 más de 60 millones de mujeres de todo el mundo con edad comprendida entre 20 y 24 años contrajeron matrimonio antes de que alcanzar la edad de 18 años. El alcance del matrimonio infantil varía considerablemente entre países, pero aproximadamente la mitad de las muchachas afectadas viven en Asia meridional.
  • En el mundo en vías de desarrollo, las últimas estimaciones internacionales indican que más de un tercio de las mujeres con edad entre los 20 y 24 años contrajeron matrimonio o vivían en pareja antes de la edad de 18 años. La frecuencia del matrimonio infantil es particularmente alta en algunas regiones, con el 46% en Asia meridional y el 39% en el África subsahariana, según las últimas estimaciones.
  • En términos generales, el matrimonio infantil es menos común pero el ritmo de cambio es lento. En los seis países donde el matrimonio infantil es el más frecuente, más del 60% de las mujeres de entre 20 y 24 años se casaron cuando eran niñas.
  • Las niñas de hogares más pobres tienen una mayor probabilidad de casarse durante su infancia que las niñas de hogares más pudientes.
  • Los datos de 47 países muestran que, en general, la edad media de las primeras nupcias aumenta gradualmente. Sin embargo, el ritmo de cambio es lento en muchos países. En Bangladesh, Guinea y Nepal, por ejemplo, la edad media en las primeras nupcias ha aumentado pero permanece por debajo de los 18 años.
  • Si una madre tiene menos de 18 años, el riesgo de que su niño muera en su primer año de vida es un 60% mayor que el de un niño cuya madre tiene más de 19 años.

Niños vinculados con fuerzas y grupos armados

  • Aproximadamente 250.000 niños se ven envueltos en conflictos alrededor del mundo. Son empleados como combatientes, mensajeros, espías, porteros, cocineros y las niñas particularmente se ven obligadas a realizar servicios sexuales, privándolas de sus derechos y de su infancia.
  • Sólo desde el principio de 2008, UNICEF y los aliados sobre el terreno han participado en la liberación directa de más de 12.600 niños de varias fuerzas y grupos armados en 9 países, incluidas 1.648 muchachas.
  • En 14 países se han establecido equipos de tareas de las Naciones Unidas para la supervisión y denuncia de violaciones graves de los derechos infantiles, incluido el reclutamiento de niños: Afganistán, Burundi, Colombia, la República Democrática de Congo, la República Centroafricana, Chad, Côte d'Ivoire, Myanmar, Nepal, Somalia, Sri Lanka, Sudán, Filipinas y Uganda.
  • En 2006, aproximadamente 18,1 millones de niños formaban parte de las poblaciones que viven bajo los efectos del desplazamiento. Dentro de ese grupo, un total 5,8 millones eran refugiados y 8,8 desplazados internos.
  • Un informe de 2004 reveló que en al menos 65 países del mundo, los niños y niñas son reclutados en fuerzas militares del Gobierno, legalmente como voluntarios, o ilegalmente por medio de la fuerza o el engaño.

 

 La trata de menores de edad

  • La valoración del número de trata de menores sigue siendo un desafío dada la naturaleza clandestina del delito. La variación en los números prevalece según la metodología usada. En 2005, por ejemplo, la Organización Internacional del Trabajo estimó que de 980.000 a 1.250.000 niños -tanto niños como niñas- se ven situados en un contexto de trabajo forzado como consecuencia de la trata(http://www.ilo.org/ipec/areas/Traffickingofchildren/lang--es/index.htm). 
  • Pruebas de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito indican que más del 20% de las víctimas de toda la trata, tanto dentro de los países como a través de las fronteras, son los niños, mientras que el informe anual de trata de personas del Departamento de Estado estadounidense observa que todos los años, de entre las 600.000 y 800.000 víctimas de la trata transfronteriza internacional, el 50% son niños (www.state.gov/g/tip/rls/tiprpt/2006/65983.htm).
  • En regiones de África occidental, la región de Mekong en Asia oriental, y en algunos países de América Central y América del Sur, los niños son la mayoría de personas víctimas de la trata, aunque según informaciones de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (2009) de los supervivientes identificados en 61 países, el 13% eran niñas y el 9% niños.
  • Teniendo en cuenta la atención continuada puesta en la trata con fines de explotación sexual, la información disponible sigue citando, con mucho, a esta explotación como la forma más comúnmente identificada de trata de personas (79%), seguida del trabajo forzado (18%). (Informe mundial sobre trata [2009] p. 51). Las víctimas de la explotación sexual son predominantemente mujeres y niñas.
  • Los datos recientes recabados en 46 países sugieren que las mujeres constituyen una proporción desmesuradamente grande de los traficantes. Esta información podría ser interpretada de varios modos. Aún está por analizar si estas mujeres son "traficantes" o facilitadoras del traslado. La información de que aproximadamente el 80% de las personas objeto de trata son mujeres y niñas (Departamento de Estado estadounidense, informe anual de trata de personas de 2006) también podría significar que estas "víctimas" presentarían una mayor tendencia a confiar en mujeres que hombres.
  • La trata de seres humanos es uno de los delitos transnacionales crecientes más lucrativos y más rápidos. Según la última publicación de la Organización Internacional del Trabajo, se estima que los criminales ganan aproximadamente 32.000 millones de dólares de beneficios anuales por explotar a víctimas de la trata, tanto para la explotación sexual como económica (Resumen del Informe Mundial sobre Trabajo Forzoso 2009, El costo de la coacción de la Organización Mundial del Trabajo).

Los niños sin la atención de los progenitores

  • Se ha estimado que más de 2 millones de niños están bajo el cuidado institucional en el mundo, con más de 800.000 de ellos en Europa Central y del Este y en la Comunidad de Estados Independientes (CEE/CIS). Esta estimación mundial probablemente se subestime seriamente debido al pequeño volumen de información y la carencia de datos fiables. Muchas instituciones no están registradas y muchos países no recopilan ni dan a conocer con regularidad datos sobre niños depositados en instituciones.
  • Más de 17,5 millones de niños han perdido a un o ambos progenitores debido al SIDA, de los que más de 14 millones viven en el África subsahariana.
  • En 2007, más de 82 millones de niños en Asia meridional y oriental habían perdido a uno o ambos progenitores debido a todas las causas.

La explotación y abuso sexuales de niños y niñas

  • Existen pocas estadísticas precisas en relación con la explotación sexual de los niños y niñas, puesto que estos delitos se cometen de manera encubierta, en secreto y suelen estar asociados con intensos sentimientos de vergüenza que impiden a niños y a adultos solicitar ayuda.
  • Aunque las estadísticas con relación al abuso sexual y explotación son valoraciones generales y deberían tratarse con precaución, se estima que 150 millones de niñas y 73 millones de niños menores de 18 años han mantenido relaciones sexuales forzadas u otras formas de violencia y explotación sexuales que implican contacto físico. En 2000, se estimaba que 1,8 millones de niños eran explotados sexualmente mediante prostitución y pornografía. Se piensa que alrededor de 1 millón de niños cae en la prostitución todos los años.
  • Aunque la mayoría de las víctimas infantiles de explotación y abuso sexuales son niñas, tanto las niñas como los niños de todas las edades y clase social en todas partes del mundo son víctimas de la explotación y abuso sexuales.

Justicia para la infancia

  • Más de 1 millón de niños son detenidos a través de los sistemas judiciales de todo el mundo en cualquier momento, aunque esto sea probablemente una estimación significativa por lo bajo, habida cuenta de las dificultades para obtener cifras sobre los múltiples niños en prisión preventiva. Los datos no sólo se recopilan irregularmente, sino que a menudo no incluyen a los niños que están a la espera de juicio, en arresto domiciliario con sus progenitores o retenidos temporalmente por la policía.
  • Entre los 44 países de los que se disponía de datos, alrededor del 59% de los niños encarcelados no habían sido juzgados.
  • La gran mayoría de los niños encarcelados no ha cometido delitos graves. Muchos sólo son acusados de delitos de estatus, como la fuga del domicilio, la violación de toques de queda relacionados con los niños, ausencia sin permiso o consumo de alcohol. Los niños también son detenidos en el contexto de la inmigración, por cuestiones de salud mental o por "su propia protección". Los niños víctimas de delitos y los que son testigos de delitos a menudo son "victimizados de nuevo" por los sistemas judiciales que no están adaptados a los derechos y necesidades de los niños.
  • Que se sepa, cinco países han aplicado la pena de muerte a los niños desde enero de 2005.

Los niños con discapacidades

  • Se calcula que, en términos generales, 650 millones de personas de todo el mundo viven con una discapacidad importante.
  • Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor del 10% de niños y jóvenes de todo el mundo, unos 200 millones, padecen discapacidad sensorial, intelectual o mental. Aproximadamente el 80% viven en países en desarrollo.
  • Los informes sobre el incremento y la frecuencia de las discapacidades en la población varían considerablemente de un país a otro. Sin embargo, los especialistas están de acuerdo al dar como cálculo provisional la cota mínima de referencia del 2,5% de niños entre 0 y 14 años que padecen, en niveles moderados o graves, manifiestas discapacidades sensoriales, físicas e intelectuales.
  • A estas cifras hay que añadir un 8% de menores que tendrán dificultades de aprendizaje o de comportamiento, o de ambas clases.
  • La mortalidad entre niñas y niños menores de cinco años con discapacidad puede llegar a alcanzar el 80% en algunos países pobres.
  • Los niños con discapacidad son particularmente vulnerables a la violencia física y el abuso sexual, emocional y verbal, y en algunos casos, la discapacidad está causada por el maltrato.
  • Los datos de 15 países muestran que, en 7 de éstos, era significativamente mayor la probabilidad de que los progenitores de niños diagnosticados con discapacidad denunciasen haberlos golpeado en la cara, cabeza u oídos, o repetidamente y con tanta fuerza como fuera posible. En sólo dos de los países, los niños con discapacidad tenían una probabilidad considerablemente menor de ser golpeados. (En seis países, la relación entre la discapacidad y la probabilidad de ser golpeado era insignificante según las estadísticas).

Actualizado en diciembre de 2009


 

 

 

 Imprimir artículo

Búsqueda