Centro de prensa

Nota de prensa

Etiopía: La desnutrición amenaza los logros en materia de supervivencia

Se calcula que 126.000 niños y niñas requieren ayuda inmediata. Los fondos obtenidos son insuficientes

GINEBRA /ADDIS ABABA, 20 de mayo de 2008 – Unos 126.000 niños y niñas necesitan con carácter urgente atención terapéutica debido a que padecen desnutrición grave. La Oficina de UNICEF en Etiopía advirtió hoy que unos 6 millones de niños y niñas menores de cinco años viven en regiones empobrecidas donde son frecuentes las sequías y requieren urgentemente servicios de atención preventiva de la salud y contra la desnutrición.

Se trata de la peor situación por la que haya atravesado el país desde la crisis humanitaria de 2003. Más aún, se trata de una situación que se deteriora velozmente. UNICEF indicó que para poder prestar servicios de atención de la salud, de nutrición y de suministro de agua y saneamiento ambiental se necesitan de inmediato 50 millones de dólares.

“Resulta extremadamente lamentable que las consecuencias combinadas de la sequía, los aumentos de los precios de los alimentos y la carencia de recursos para la toma de medidas de prevención se hayan combinado para generar una situación de emergencia que pone en grave peligro los importantes avances logrados en Etiopía en materia de supervivencia de los niños y niñas. Pese a que los mecanismos y la capacidad para prevenir y dar respuesta a la grave amenaza de la desnutrición aguda existen, no se cuenta con los recursos necesarios para movilizarlos", señaló Bjorn Ljungqvist, Representante de UNICEF en Etiopía.

La sequía generalizada, las escasas precipitaciones durante la época de lluvias, las grandes pérdidas de ganado y la escasez de alimentos, así como el vertiginoso aumento de los precios de los mismos, de los combustibles y los fertilizantes, se confabularon con la crisis alimentaria mundial para ensombrecer aún más el futuro de la niñez de Etiopía. Por ejemplo, desde septiembre de 2007, los precios de algunos cereales han aumentado entre un 50% y un 90%, lo que restringe considerablemente las posibilidades de muchas familias de satisfacer sus necesidades en materia de alimentación.

Todos esos factores se hicieron sentir de manera particularmente intensa en las regiones pastoriles y las comunidades agrícolas de la zona meridional y sudoriental de Etiopía, que dependen del agua que reciben en la breve época de lluvias, que este año fueron insuficientes. Las zonas del país más afectadas fueron la Región de las Naciones, Nacionalidades y Pueblos Meridionales, Oromiya y Somalia. Similares efectos han comenzado a sentirse también en las regiones de Amhara, Afar y Tigray. Además de los 8 millones de etíopes que viven en situación de inseguridad alimentaria y reciben el apoyo de un programa nacional de asistencia social, por lo menos 3,4 millones de habitantes necesitan socorro alimentario de emergencia, y ese número probablemente aumentará en el futuro inmediato.

También está en aumento el número de niños y niñas que son internados en los centros de alimentación terapéutica, lo que impone exigencias extraordinarias a las comunidades que mantienen esos centros y reduce la disponibilidad de los alimentos especiales que se emplean para tratar a los niños y niñas gravemente desnutridos.

UNICEF suministra ese tratamiento a los niños y niñas gravemente desnutridos mediante la administración de alimentos terapéuticos instantáneos, como Plumpy’Nut. Pese a que durante el fin de semana UNICEF recibió 90 toneladas de ese alimento, en los próximos tres meses se necesitarán hasta 1.800 toneladas más.

Por otra parte, se requiere con gran urgencia fondos para adquirir más suministros terapéuticos. UNICEF ha hecho un llamamiento por 20 millones de dólares que se emplearán exclusivamente para hacer frente a la situación de emergencia nutricional. Hasta ahora, UNICEF sólo ha recibido 1 millón de dólares, lo que representa apenas el 5% de lo requerido. Los 30 millones de dólares adicionales son necesarios para financiar las actividades de vacunación contra el sarampión y de lucha contra las enfermedades diarreicas, además de las actividades de difusión referidas a la salud y la nutrición, de transporte de agua en camiones cisterna y de suministro de saneamiento.

A UNICEF también le preocupan las consecuencias más generales que pueda tener esta crisis para las familias etíopes y el peligro de que desencadene un aumento del trabajo infantil y de la deserción escolar.

Nota a las emisoras: En The Newsmarket (www.thenewsmarket.com/unicef) se puede obtener material sobre la crisis alimentaria en Etiopía de calidad profesional en formato VNS.

Acerca de UNICEF
UNICEF trabaja sobre el terreno en más de 150 países y territorios para ayudar a los niños y niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. El mayor proveedor de vacunas a los países en desarrollo, UNICEF apoya la salud y la nutrición de la infancia, el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad, la prestación de educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

Para obtener más información, sírvase dirigirse a: 
Indrias Getachew, UNICEF Addis Ababa tel: +251 115 18 4026, igetachew@unicef.org
Patrick McCormick, UNICEF Nueva York tel: +1 212 326 7426, pmccormick@unicef.org
Miriam Azar, UNICEF Nueva York, tel: +1 212 824 6949, miazar@unicef.org
Kate Donovan, UNICEF Nueva York, tel:  +1 212 326 7452 kdonovan@unicef.org


 

 

 

 Enviar artículo

 Imprimir artículo

Búsqueda