Centro de prensa

Declaración

Declaración de la Directora Ejecutiva Ann M. Veneman

El intento por parte de una ONG internacional, el Arca de Zoé, de llevar a unos niños y niñas del Chad a Francia contraviene las normas, prácticas y leyes internacionales.

Esto no es algo que deba ser tolerado por la comunidad internacional. Es inaceptable ver cómo se saca a niños y niñas de sus países de origen sin la conformidad de las leyes nacionales e internacionales. Si los niños pueden ser adoptados, deben ser adoptados de acuerdo con el Convenio de la Haya relativo a la Protección del Niño y a la Cooperación en materia de Adopción Internacional.

Este asunto está ahora en manos de las autoridades del Chad y se seguirá el proceso oportuno.

UNICEF y sus aliados están trabajando con el Gobierno del Chad para proporcionar cuidados urgentes y protección a estos niños y niñas, incluyendo la provisión de suplementos nutricionales, asistencia y suministros médicos, mosquiteros, mantas, esteras, prendas de vestir y materiales y actividades recreativos. Estamos trabajando también con las autoridades para reunirlos con sus familias y sus comunidades tan pronto como sea posible.


 

 

 

Búsqueda