Centro de prensa

Nota de prensa

UNICEF responde al urgente llamado de apoyo para las víctimas del terremoto en el Perú

Lima, Perú, 29 de agosto de  2007- UNICEF ha identificado las áreas claves de apoyo a fin de responder a corto y mediano plazo a las necesidades de las víctimas del terremoto que azotó el Perú el pasado 15 de agosto. El énfasis central estará dirigido a los niños y jóvenes de esta zona luego del llamamiento internacional de ayuda emitido por las Naciones Unidas en coordinación con el Gobierno del Perú, en una reunión desarrollada el 28 de agosto último en Ginebra, Suiza.

El gobierno ha solicitado ayuda y asistencia coordinada a la comunidad internacional por un monto aproximado de US$ 37 millones para los próximos seis meses. Este pedido surgió durante una reunión de donantes internacionales realizada con el objetivo de ayudar a coordinar la reconstrucción de las áreas afectadas por el terremoto en las regiones andinas y costeras del sur del Perú.  El llamamiento es la continuación de la evaluación inicial realizada por funcionarios de las Naciones Unidas y de las organizaciones no gubernamentales para determinar las necesidades de las áreas de desastre, las cuales permanecen en estado de emergencia luego del devastador terremoto de 7.9 grados de intensidad en la escala de Richter que ha dejado hasta el momento un saldo de 519 muertos y más de 1,300 heridos, afectando a 60,000 familias como mínimo, muchas de las cuales han perdido sus viviendas.

“Los niños son las víctimas invisibles de los desastres naturales”, indicó Guido Cornale, representante de UNICEF en Peru. “UNICEF apoyará en las áreas donde pensamos se obtendrá el mayor impacto positivo: lograr que los niños y jóvenes reinicien sus estudios y apoyar a quienes han quedado afectados por el desastre”.

El llamamiento de urgencia o Proceso de Llamamiento Consolidado incluye cerca de US$10 millones en ayuda de emergencia proporcionada a las víctimas inmediatamente después del desastre –ayuda que incluyó carpas, alimentos y agua potable, así como transporte aéreo y terrestre para las provisiones- a través del Fondo Central de Respuesta ante Emergencias de las Naciones Unidas. Por ejemplo, UNICEF proporcionó agua en albergues temporales, distribuyó sales de rehidratación oral para infantes y niños, además de tabletas de cloro para purificar el agua que se suministra localmente.

Durante los próximos meses, UNICEF centrará su apoyo en las siguientes áreas:

Suministro de agua apta para consumo humano y medidas de salubridad

UNICEF, en coordinación con  el Ministerio de Salud del Perú y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) dirigirá sus esfuerzos para mejorar el abastecimiento de agua potable y las condiciones de salubridad de las personas que viven en los refugios temporales, sobre todo de mujeres y niños,  e incidir entre la población la necesidad de seguir prácticas de higiene para reducir la transmisión de enfermedades e infecciones.  Entre las actividades programadas se incluye:

  • Proporcionar dispositivos específicos que permitan el abastecimiento de agua potable. Por ejemplo, instalar múltiples dispensadores de agua en los albergues temporales.
  • Proporcionar pautas y capacitación a los líderes de los albergues temporales de manera que puedan apoyar supervisando la calidad del agua.
  • Instalar duchas y letrinas en los albergues temporales.
  • Ofrecer capacitación y actividades para educar sobre las medidas de higiene que deben practicarse en albergues y escuelas.
  • Instalar equipos sanitarios en las escuelas y proporcionar capacitación a los directores de las escuelas para la supervisión de la calidad de agua.

Estos esfuerzos se centrarán en cinco de siete albergues temporales ubicados en Pisco y Chincha donde se alojan cerca de 9,000 personas. Más del 40 por ciento de la población está compuesta de mujeres y niños. Aproximadamente 15 escuelas en Pisco y Chincha recibirán los equipos sanitarios para apoyar en el período de transición de los niños y jóvenes cuando reinicien sus actividades escolares.

Ayudar en el retorno a la escuela

Según la opinión de los expertos en la materia, ayudar a los niños en edad escolar a regresar a la escuela es una de las mejores maneras de apoyar su recuperación sicológica y emocional luego de una experiencia traumática, tal como un desastre natural. Conjuntamente con UNESCO, UNICEF brindará apoyo al Ministerio de Educación del Perú y a las autoridades regionales y locales en las siguientes áreas:

  • Asegurar que los niños y jóvenes puedan acceder a los locales educativos temporales mientras estén pendientes la reconstrucción y/o rehabilitación de las escuelas. Estos ambientes temporales deberán proporcionar un ambiente seguro y de cuidado donde se pueda brindar educación.
  • Facilitar equipos sanitarios a las escuelas y capacitar a los directores de los centros educativos para que supervisen la calidad del agua suministrada.
  • Asesorar a las autoridades educativas de manera que puedan adaptar  las actividades y los planes de estudio de las escuelas a las instalaciones de educación provisionales.
  • Proporcionar útiles y materiales educativos básicos a los estudiantes.

Estos objetivos están dirigidos a un aproximado de 70,000 niños en edad escolar y a 1,000 salones de clase de 200 escuelas.

Proteger a niños y jóvenes vulnerables

Más de 10,000 niños menores de  5 años y 5,000 niños entre los 6 y 12 años de edad recibirán apoyo en la zona de desastre.  UNICEF trabajará conjuntamente con el Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social, las municipalidades de las regiones afectadas, compañías del sector privado y organizaciones no gubernamentales con experiencia en esta área, para establecer espacios en los albergues temporales que sean acogedores para los niños, incluyendo guarderías. Se organizarán además actividades de recreación infantil.    

Asimismo, UNICEF apoyará al Ministerio de Salud de manera que puedan ofrecerse programas de orientación psicosocial y así ayudar en la recuperación emocional de los niños, adolescentes y de sus familias, quienes están sufriendo trastornos debido  al estrés post-traumático.  Las organizaciones claves no gubernamentales brindarán su apoyo a través de expertos calificados para tratar los aspectos de recuperación en situaciones de post-desastre.

Promocionar la concientización y la discusión de temas de salud relacionados con situaciones que se presentan después de un desastre

Mediante los Embajadores de Buena Voluntad y personalidades de alto perfil, UNICEF apoyará la publicación de temas importantes para el público en general y para las víctimas del sismo a través de una serie de actividades públicas y en los medios de comunicación. Entre los posibles temas se encuentra la importancia de resaltar los aspectos de salud mental tras un desastre y de lavarse las manos para prevenir el contagio de infecciones.

Acerca de UNICEF
UNICEF trabaja sobre el terreno en más de 150 países y territorios para ayudar a los niños y niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. El mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, UNICEF apoya la salud y la nutrición de la infancia, el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad, la educación básica de calidad para todos los niños y niñas, y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

Para mayor información:

Marilú Wiegold, mwiegold@unicef.org, teléfono (511) 213-0706 / cel. (511) 9757-3218
y/o  Elsa Úrsula, eursula@unicef.org, teléfono (511) 213-0745 / cel. (511) 9352-6944


 

 

 

Búsqueda