Centro de prensa

Comunicado de prensa

UNICEF pide ayuda para los niños y niñas iraquíes

Se requieren 42 millones de dólares para paliar las necesidades inmediatas de los niños y niñas en el Iraq, Jordania y Siria

GINEBRA/NUEVA YORK/AMÁN, 23 de mayo de 2007 – La situación de los niños y niñas iraquíes afectados por la violencia y el desplazamiento ha llegado un punto de extrema gravedad, según informó hoy UNICEF. La organización de defensa de la infancia pide 42 millones de dólares para poder prestar socorro durante los próximos seis meses a los niños y niñas necesitados en el Iraq, así como a los que huyeron junto a sus familias a las vecinas Jordania y Siria.

Informe completo en inglés: IMMEDIATE NEEDS FOR IRAQI CHILDREN IN IRAQ AND NEIGHBOURING COUNTRIES [PDF]

“La ayuda humanitaria ofrece a los niños y niñas del Iraq una oportunidad de supervivencia, de manera que el aumento del apoyo que les brindamos constituyen la mejor manera de protegerlos y de invertir en el futuro del Iraq”, afirmó Daniel Toole, Director Ejecutivo Adjunto interino y Director de Programas de Emergencia de UNICEF. “Contamos con planes para brindar servicios de atención básica de la salud, agua, saneamiento y educación a los niños y niñas más vulnerables del Iraq, en especial a los niños desplazados en comunidades de acogida, además de los niños y niñas que viven en las zonas más violentas del país”.

UNICEF colabora también con los gobiernos de Jordania y Siria en la prestación de servicios sociales de buena calidad dirigidos al creciente número de niños y niñas iraquíes que se han refugiado en esos países. Entre los objetivos prioritarios de esas labores figuran el acceso pleno de los niños iraquíes a la escuela y los servicios de atención de la salud, así como la protección de la explotación.

Desde 2003, casi el 15% de los pobladores del Iraq se han visto obligados a abandonar sus hogares. Los desplazados suman ya cuatro millones, de los cuales la mitad está constituida por niños y niñas. Muchos de ellos buscan refugio en comunidades de por sí pobres o afectadas por la violencia, lo que constituye una sobrecarga para los servicios sociales ya debilitados de esas localidades. Quienes se refugian fuera del Iraq confrontan un futuro incierto. En muchos casos, las complicaciones de su situación migratoria llevan a los refugiados a no solicitar atención de la salud o matricular a sus hijos en las escuelas. Además, entre los desplazados figuran miles de médicos, enfermeras, ingenieros y docentes. Ese éxodo, complicado por la muerte de muchos padres y madres debido a la violencia, priva a la niñez iraquí del apoyo que le deberían brindar muchos adultos de importancia fundamental en sus vidas.

“La ausencia en el Iraq de personas que atiendan y cuiden a los niños y niñas crea un enorme vacío en sus vidas cotidianas, aunque se trate de un problema que se suele pasar por alto en el marco de la violencia que impera en el país”, afirmó Roger Wright, Representante Especial de UNICEF en el Iraq. “Es necesario que llenemos ese vacío para poder combatir los efectos debilitantes de la inseguridad. La situación de muchos niños y niñas iraquíes se deteriora rápidamente”.

La semana pasada se denunciaron en el Iraq los primeros casos de cólera del año, todos ellos de niños y niñas. Debido a ello, aumenta el temor de que en los meses próximos se registre un brote grave de esa enfermedad. Debido al deterioro de los sistemas de suministro de agua y saneamiento ambiental en el Iraq, sólo un 30% de la niñez de ese país tiene acceso al agua potable. Además, resulta cada vez más difícil obtener servicios de atención de la salud, y debido a que muchas escuelas sufren las consecuencias de la superpoblación y la inseguridad, muy pocos niños y niñas habrán recibido educación de buena calidad cuando finalice el año escolar vigente.

Toole señaló que las deficientes condiciones de seguridad en muchas regiones del Iraq impiden la prestación de una amplia gama de servicios y ayuda. Destacó, sin embargo, que eso no significa que no se preste ayuda a muchos otros niños y niñas necesitados. A modo de ejemplo, el funcionario explicó que durante una reciente campaña nacional de vacunación domiciliaria contra el sarampión, las paperas y la rubéola que contó con el apoyo de UNICEF y la OMS, se vacunó a 3,6 millones de niños y niñas. La campaña, que cumplió con el 90% de su objetivo numérico, fue financiada en parte por la Comisión Europea. Toole recalcó que es necesario que ese generoso apoyo internacional al Iraq, y especialmente a sus niños y niñas, continúe hasta que el gobierno del Iraq pueda asumir esa responsabilidad.

“La experiencia que hemos adquirido de nuestro trabajo cotidiano en el Iraq nos confirma que la ayuda llega efectivamente a la niñez y que logra resultados muy positivos, aun en las zonas extremadamente inseguras”, finalizó diciendo Toole.

NOTAS A LOS REDACTORES:

Las actividades de emergencia de UNICEF en pro de la niñez del Iraq consistirán en:

En el Iraq, UNICEF continuará ampliando los servicios de agua y saneamiento ambiental, que incluirán el suministro de agua mediante camiones cisterna a unos 120.000 pobladores de Bagdad y zonas vecinas; la prestación de apoyo a las campañas de inmunización; el suministro de botiquines para la atención básica de la salud, así como de conjuntos de elementos para la atención obstétrica; el almacenamiento de sales de rehidratación oral para combatir la diarrea infantil, y la distribución de suministros médicos esenciales. También se mejorarán las instalaciones de las escuelas superpobladas, se suministran materiales de educación escolar a docentes y alumnos y se brindará oportunidad de ponerse al día en sus estudios escolares a los niños y niñas que no pueden alejarse de sus hogares por razones de seguridad. UNICEF también colaborará con la reunión con sus familias de los niños separados de sus padres y les ofrecerá atención psicosocial.

En Jordania, UNICEF colaborará con el Gobierno en la matriculación escolar de niños y niñas iraquíes, así como en diversas actividades tendientes a que no abandonen sus estudios. Asimismo, ayudará a brindarles atención de la salud y servicios de protección.  

En Siria, UNICEF ayudará al Gobierno a prestar servicios de inmunización y de atención de la salud en general a los niños y niñas iraquíes, a crear espacios seguros para los jóvenes provenientes del Iraq, y a prestar servicios especiales de protección a las niñas y mujeres iraquíes vulnerables.

Acerca de UNICEF

UNICEF trabaja sobre el terreno en 150 países y territorios para ayudar a los niños y las niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. El mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, UNICEF apoya la salud y la nutrición de la infancia, el suministro de agua y saneamiento adecuados, la educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

Para obtener más información, sírvase dirigirse a:

  • Claire Hajaj, UNICEF Iraq, +962 7969 26190, chajaj@unicef.org
  • Patrick McCormick, División de Medios de UNICEF, Nueva York, 917 582 7546, pmccormick@unicef.org
  • Rafael Hermoso, División de Medios de UNICEF, Nueva York, 212 326 7516, rhermoso@unicef.org
  • Veronique Taveau, División de Medios de UNICEF, Ginebra, Tel: +41 22 909 5716 ; Móvil: +41 79 216 94 01, vtaveau@unicef.org



 

 

 

 Enviar artículo

 Imprimir artículo

Vídeo (en inglés)

Mayo de 2007:
Su Majestad, la Reina Rania de Jordania, Promotora Eminente de la Infancia de UNICEF, anuncia un llamamiento a la acción en pro de los niños y niñas iraquíes en Ammán, Jordania.

 VÍDEO  alta | baja
Búsqueda