Centro de prensa

Declaración conjunta

Declaración de UNICEF y la Organización Mundial de la Salud sobre la creciente violencia en el Líbano e Israel

NUEVA YORK, GINEBRA, AMMAN, BEIRUT, 19 de julio de 2006 - UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS) expresaron hoy su profunda preocupación acerca de las bajas civiles y los peligros en materia de salud pública que trae aparejada la creciente violencia en el Líbano e Israel.

Entre las bajas civiles mortales figuran decenas de niños y niñas, y muchos más han sufrido lesiones y heridas. Los episodios de violencia tienen grave impacto psicológico, ya que la población, y especialmente los niños y niñas, han sido testigos de la muerte y las lesiones sufridas por sus seres amados, además de la destrucción de sus hogares y comunidades.

Hasta la fecha, en el Líbano han resultado muertas más de 200 personas y el número de heridos supera los 550. Centenares de miles de pobladores han sido desplazados, y de ellos, más de 30.000 han buscado refugio en escuelas y plazas de Beirut y zonas aledañas.

Existen grandes dificultades para transportar suministros médicos a las zonas afectadas y el desplazamiento de las ambulancias es sumamente accidentado. Para poder reducir el sufrimiento de la población en general y el número de muertes innecesarias resulta imprescindible que las personas y organizaciones a cargo de la asistencia humanitaria cuenten con acceso irrestricto a quienes necesitan ayuda. La protección de los civiles en situaciones de conflicto constituye una obligación según el derecho humanitario internacional. Para que en esta crisis no se produzcan más muertes de civiles es igualmente fundamental que los heridos y lesionados, las personas que necesitan atención debido a enfermedades crónicas y las mujeres embarazadas tengan acceso irrestricto a los establecimientos de atención de la salud.

La OMS y UNICEF colaboran con una amplia gama de aliados en el Líbano a fin de salvar vidas, proteger a la población civil y dar apoyo a los servicios básicos, como los de atención de la salud, suministro de agua y saneamiento ambiental, educación y atención psicosocial. Esos organismos, en coordinación con el Ministerio de Salud, distribuyen medicamentos y materiales y artículos médicos de emergencia para quienes sufren enfermedades agudas o crónicas. Por ejemplo, los medicamentos que necesitan quienes padecen problemas cardiovasculares o diabetes, ambos bastante comunes en el Líbano. Las organizaciones también distribuyen tabletas de cloro para la purificación del agua, a fin de prevenir las enfermedades transmitidas por ese líquido vital.

La OMS, UNICEF y sus aliados garantizan la distribución de alimentos fortificados, micronutrimentos y soluciones de rehidratación oral a fin de proteger la salud maternoinfantil. En colaboración con las autoridades nacionales, la OMS lleva a cabo evaluaciones de salud con el objetivo de establecer cuáles son las necesidades y carencias sanitarias más urgentes. UNICEF colabora con la instalación de generadores eléctricos en diversos establecimientos sanitarios en la parte meridional del país, así como con el almacenamiento de suficientes reservas de combustible para los mismos, con el propósito de que esos establecimientos puedan seguir funcionando.
Además de ello, UNICEF y la OMS participan en un llamamiento interinstitucional más amplio de las Naciones Unidas que se dará a conocer la semana próxima, y en el que se solicitarán fondos para el trimestre próximo a fin de:

UNICEF
  • Suministrar e instalar sistemas de agua potable y saneamiento ambiental en las escuelas.
  • Suministrar conjuntos de elementos sanitarios de emergencia que contengan medicamentos esenciales.
  • Vigilar las condiciones psicológicas de los niños y niñas y, en caso necesario, brindarles apoyo adecuado. UNICEF colabora con sus aliados para prevenir la separación de los niños y niñas de sus familias y, si resultaran separados, reunirlos a la brevedad posible.
  • Adquirir los primeros conjuntos de elementos y materiales de recreación que serán distribuidos en 50 escuelas.

OMS

  • Llevar a cabo evaluaciones de salud y vigilar posibles amenazas sanitarias prestando atención especial a la situación de las regiones y sectores de la población más vulnerables.
  • Prestar apoyo al Ministerio de Salud en forma coordinada con todos los demás aliados con respecto a las actividades relacionadas con las cuestiones sanitarias.
  • Colaborar con el Ministerio de Salud y UNICEF para restablecer diversos servicios de salud pública como los programas de inmunización y reforzar las labores de vigilancia de las enfermedades entre las personas desplazadas.
  • Suministrar conjuntos de elementos sanitarios de emergencia.
  • Ayudar a preservar los sistemas de atención de la salud pública y prestarles apoyo a fin de reducir los riesgos que amenazan a las personas desplazadas, garantizando la disponibilidad de atención adecuada de todas las necesidades en materia de salud.

***
 
Para obtener más información, sírvase dirigirse a:

OMS, Sra. Fadela Chaib, (móvil): +41 79 475 5556; +41 22 791 3228;
UNICEF Nueva York, Jehane Sedky-Lavandero, +212 326 7261,
UNICEF Amman, Anis Salem, UNICEF Amman, +962 795 579 9991,

 


 

 

 

Vídeo (en inglés)


19 de julio 2006:
Dan Toole, Director de Programas de Emergencia de UNICEF, nos habla sobre la preocupante situación de los niños en medio del conflicto del Medio Oriente.

 VÍDEO alta | baja

Vídeo (en inglés)


18 de julio 2006:
Afshan Khan, Directora Adjunta de Operaciones de Emergencia de UNICEF, explica la preocupación del organismo internacional ante la intensificación del conflicto en Oriente Medio.

 VÏDEO  alta | baja

Audio (en inglés)

18 de julio de 2006:
Roberto Laurenti, Representante de UNICEF en el Líbano, se refiere a la situación en ese país. Informa Sabine Dolan, corresponsal de UNICEF.

 AUDIO escuchar

Búsqueda