Centro de prensa

Comunicado de prensa

El trabajo infantil roba a los niños su infancia y obstaculiza el desarrollo

Muchos trabajadores infantiles carecen de escolarización, atención sanitaria y protección contra la violencia

NUEVA YORK, 12 de junio de 2006 − Cientos de niños se ven forzados a trabajar cuando tendrían que estar estudiando y jugando, lo que priva a sus familias y sus países de la oportunidad de desarrollarse y prosperar, dijo hoy UNICEF.

“A los niños a quienes se obliga a trabajar se les roba la infancia misma”, declaró hoy Ann M. Veneman, Directora Ejecutiva de UNICEF, con motivo del Día contra el Trabajo Infantil. “La mayoría de los niños que trabajan están ocultos a la mirada del público, y se encuentran fuera del alcance de la ley. A muchos se les niega atención sanitaria básica, educación, una nutrición apropiada, y la protección y seguridad de sus comunidades y familias”.

Se calcula que en todo el mundo hay cerca de 246 millones de niños que trabajan. Se cree que unos 180 menores de entre 5 y 17 años (o el 73% del total) se dedican a las peores formas de trabajo infantil, como el empleo en minas en condiciones arriesgadas y el manejo de maquinaria peligrosa. De estos niños, 5,7 millones trabajan en una situación de servidumbre por deudas u otras formas de esclavitud; 1,8 millones están implicados a la fuerza en la prostitución o la pornografía, y 600.000 se dedican a otras actividades ilícitas.

Veneman dijo que la educación, que es un componente fundamental del entorno protector necesario para resguardar a los niños y niñas de la explotación, es un medio poderoso para prevenir el trabajo infantil.

La eliminación de barreras a la matriculación en las escuelas es el elemento fundamental de la Iniciativa para la abolición de las tasas escolares, lanzada en 2005 por UNICEF y el Banco Mundial. UNICEF trabaja también con la Organización Internacional del Trabajo y otros aliados para fomentar políticas, reunir recursos e instaurar otras medidas prácticas destinadas a combatir el trabajo infantil.

Uno de estos programas es el proyecto Basic Education for Hard to Reach Urban Children (BEHTRUC), apoyado por UNICEF en Bangladesh, que desde 1997 ha dotado de una educación no académica a 346.500 niños y niñas trabajadores de las zonas urbanas donde resulta difícil llegar, la mitad de ellos niñas. Los menores, de entre 8 y 14 años, se dedican sobre todo al servicio doméstico o trabajaban en fábricas. El gobierno apoya el programa con una red de 151 organizaciones no gubernamentales, y proporciona estipendios a las familias de los niños para compensarlas por los ingresos perdidos.

Además de negárseles unos estudios, los niños y niñas que trabajan son víctimas frecuentes de malos tratos, violencia física y psicológica o abusos por parte de sus supervisores, compañeros de trabajo y otras personas. La violencia contra los niños y niñas en el lugar de trabajo es una de las cinco áreas fundamentales que se abordan en el Estudio sobre la violencia contra los niños del Secretario General de las Naciones Unidas, un informe mundial que se hará público en octubre.

Las actividades de UNICEF para proteger a los niños del trabajo infantil y otras formas de explotación se centran en crear un entorno protector para ellos. En un entorno protector, las personas de todos los niveles de la sociedad trabajan de forma individual y conjunta para aplicar leyes protectoras, desarrollar los servicios necesarios, dotar a los niños y a quienes trabajan con ellos de la información y los conocimientos necesarios para impedir y responder a los malos tratos y desafiar todas las formas de discriminación.

“Combatir el trabajo infantil exige un liderazgo político y alianzas de base amplia”, dijo Veneman. “Es responsabilidad de todos. Progenitores, dirigentes comunitarios, el sector privado y los gobiernos: todos deben responsabilizarse y garantizar que a los niños no se les explota en el lugar de trabajo.”

***
Acerca de UNICEF
Durante 60 años, UNICEF ha sido la principal organización del mundo dedicada a la infancia, y trabaja sobre el terreno en 155 países y territorios para ayudar a los niños y las niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. El mayor proveedor de vacunas para los países más pobres, UNICEF apoya la salud y la nutrición de la infancia, el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad, la prestación de educación básica de calidad para todos los niños y niñas, y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

Para obtener más información, sírvase dirigirse a:
Karen Dukess, UNICEF Medios de Comunicación, +1 212 303 7910


 

 

 

 Enviar artículo

 Imprimir artículo

Vídeo (en inglés)

9 de junio 2006:
Gopalan Balagopal, Asesor Superior de UNICEF sobre protección de la infancia , nos explica sobre cómo la labor infantil afecta el bienestar y desarrollo de los niños y niñas.

VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda