Centro de prensa

Comunicado de prensa

UNICEF recibe con beneplácito a la nueva Representante Especial del Secretario General para la Cuestión de los Niños y los Conflictos Armados

NUEVA YORK, 8 de febrero 2006 – UNICEF felicitó hoy a la Sra. Radhika Coomaraswamy por su nombramiento como Representante Especial del Secretario General para la Cuestión de los Niños y los Conflictos Armados.

La Sra. Coomaraswamy sucede a Olara Otunnu, cuyo período terminó en julio de 2005. El señor Otunnu fue el primer Representante Especial del Secretario General para la Cuestión de los Niños y los Conflictos Armados, y su nombramiento se llevó a cabo un año después del impactante informe que realizó Graça Machel en 1996, que logró concentrar la atención mundial sobre las devastadoras repercusiones de los conflictos armados sobre la infancia.

“La defensa de los derechos de las mujeres y de los niños ha sido central en la larga trayectoria de la Sra. Coomaraswamy”, dijo Rima Salah, Directora Ejecutiva Adjunta. “UNICEF aspira a trabajar hombro a hombro con ella, para garantizar que el grave problema del abuso y la explotación de la niñez durante los conflictos armados ocupe un lugar preferencial en la agenda mundial”.

Oriunda de Sri Lanka, la Sra. Coomaraswamy es una respetada defensora de los derechos humanos a nivel internacional. En la actualidad es Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de Sri Lanka, y recientemente ocupó el cargo de Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre la Violencia contra la Mujer.

El caos que producen los conflictos armados, entre ellos la desarticulación de los servicios sociales y el desplazamiento de la población, deja a los niños y las niñas en extremo vulnerables al abuso y la explotación. Las niñas suelen ser las principales víctimas de la explotación y la violencia sexuales. Cientos de miles de niños son reclutados y utilizados por las fuerzas y los grupos armados como combatientes, mensajeros, espías, porteadores, cocineros y esclavos sexuales.

Este nombramiento se produce en un momento crítico de la historia de las actividades destinadas a proteger a esos niños y niñas. En 2005, el Consejo de Seguridad adoptó por unanimidad una resolución fundamental que obliga al sistema de las Naciones Unidas a establecer un mecanismo de vigilancia para evitar que los gobiernos y los grupos armados cometan violaciones graves contra los derechos de la infancia durante la guerra, y para informar sobre su ocurrencia.

Garantizar que la resolución se cumpla es crucial para acabar con la impunidad que suele caracterizar a estas flagrantes violaciones, entre las que se cuentan el asesinato o el mutilamiento de niños, su reclutamiento y utilización por parte de las fuerzas y los grupos armados, los ataques contra las escuelas y los hospitales, la violación y otras formas de violencia sexual, el secuestro y la negación de los derechos humanos más básicos.

El trabajo que desarrolla UNICEF para proteger a los niños y las niñas afectados por los conflictos armados incluye la defensa de la ratificación del Protocolo Opcional sobre los Niños en Conflictos Armados; el apoyo al desarme; programas de desmovilización y reintegración social para los niños utilizados por las fuerzas y los grupos armados, y la protección contra la violencia, en particular, la violencia sexual contra las niñas.

***
Para mayor información, por favor comunicarse con:
Allison Hickling, UNICEF Media, NY, (+1 212) 326-7224


 

 

 

Enlaces

Los niños y los conflictos armados 

Búsqueda