Centro de prensa

Comunicado de prensa

Se necesita un importante aumento de los servicios destinados a mujeres embarazadas VIH-positivas para impedir que transmitan el virus a sus hijos

Con motivo del Día Mundial del SIDA, UNICEF y la OMS organizan uno Foro de aliados de alto nivel para planificar el camino a seguir en los países más afectados

ABUJA, Nigeria, 30 de noviembre de 2005 – El número de niños y niñas que contraen todos los años el VIH podría haberse reducido a la mitad si las mujeres embarazadas VIH-positivas hubiesen recibido servicios integrales que incluyan la administración de medicamentos antirretrovirales, dijo hoy UNICEF. Pero menos de un 10% de las mujeres que los necesitan están recibiendo estos servicios.

En la actualidad, se estima que más de 600.000 niños y niñas contraen el VIH todos los años, más de un 90% de ellos debido a que sus madres están infectadas con el virus.

Durante el Día Mundial del SIDA, UNICEF, la OMS y otros aliados pidieron un mayor acceso a los servicios preventivos para las mujeres embarazadas que viven con VIH. Los principales asociados en la batalla contra el SIDA se reúnen aquí esta semana para impulsar las actividades destinadas a lograr que un 80% de las mujeres embarazadas que necesitan los servicios los reciban en 2010. Si se mantienen las tasas de progreso actuales no será posible cumplir esta meta, que se estableció durante el periodo especial de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA en 2001; este fracaso pondrá en peligro los esfuerzos encaminados a lograr el objetivo de desarrollo del milenio de detener y comenzar a reducir la propagación del VIH/SIDA en 2015.

“Pese a que disponemos de intervenciones eficaces, cientos de miles de niños y niñas nacen todos los años con VIH, y muchos de ellos mueren durante su primer año de vida”, dijo la Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann Veneman. “Si proporcionáramos estos servicios a sus madres, podríamos reducir extraordinariamente el número de niñas y niños infectados por el VIH”.

El Foro Mundial de aliados de alto nivel reunirá a 140 expertos de organizaciones internacionales y delegaciones de 27 países para compartir las mejores prácticas y definir los planes futuros destinados a acelerar la ampliación de la cobertura en los países que más lo necesitan. El foro compartirá también los últimos datos científicos sobre la eficacia de distintos enfoques en torno al alumbramiento, la eficacia de los medicamentos antirretrovirales para reducir la transmisión del VIH y la posibilidad de proporcionar tratamiento antirretroviral a largo plazo para preservar la salud de las madres.

En 1998, un Grupo de tareas interinstitucional compuesto por UNICEF, la OMS, ONUSIDA y UNFPA iniciaron proyectos piloto para demostrar la viabilidad de los programas destinados a prevenir la transmisión de madre a hijo en 11 países muy afectados en África subsahariana, Asia meridional y América Latina. Desde entonces se lograron importantes progresos. Más de 100 países han puesto en práctica programas de este tipo, 16 de los cuales ofrecen servicios en todo el territorio nacional.

Sin embargo, la mayoría de los países más afectados, especialmente en África subsahariana, continúan registrando tasas extremadamente reducidas en la cobertura de estos servicios. De los 11 países que participaron en el programa piloto inicial, solamente Botswana ha logrado una cobertura nacional y al menos un 50% de las mujeres embarazadas VIH-positivas recibían servicios a finales de 2004.

Los principales desafíos a la ampliación de los servicios que ofrecen programas para prevenir la transmisión de madre a hijo en los lugares de escasos recursos son la insuficiencia de los sistemas de salud y una escasez de trabajadores sanitarios y de suministros. Además, las comunidades no han participado de manera adecuada en el apoyo a la puesta en práctica del programa.

La financiación para el SIDA procedente de los gobiernos donantes ha aumentado considerablemente en los últimos años. Sin embargo, los niños y las niñas todavía no han recibido la proporción que les corresponde de estos fondos. Una recomendación fundamental a los gobiernos donantes será asignar fondos para el SIDA específicamente destinados a programas dirigidos a la infancia. Después de la reunión, se ofrecerá asistencia técnica a los países para que formulen planes nacionales de acción. Se alentará a los gobiernos para que integren los programas de prevención de la transmisión de madre a hijo en los servicios ordinarios de salud de la familia y la infancia.

Ampliar el acceso a los servicios que ofrecen programas para prevenir la transmisión de madre a hijo es uno de los cuatro pilares de la campaña "Únete por la niñez, únete con la juventud, únete para vencer al SIDA", presentada por UNICEF, ONUSIDA y sus aliados el 25 de octubre, con el objetivo de lograr una generación libre del VIH. Los progresos en los otros pilares —prevención primaria, tratamiento pediátrico y protección de los niños y niñas afectados por el SIDA— son también fundamentales para comenzar a reducir las consecuencias de la enfermedad.

Si desea obtener más información, sírvase dirigirse a:

Gerrit Beger, UNICEF, Medios de comunicación, 234 803 6590388
Christine Jaulmes, UNICEF, Medios de comunicación,  234 803 4020 879
Oliver Phillips, UNICEF, Medios de comunicación, NY, 212 326 7583


 

 

 

Vídeo (en inglés)

Esta serie especial de cuatro partes sobre el VIH/SIDA en Botswana la documentó Sarah Crow y la produjo David McKenzie:


Primera parte: Botswana: un modelo y una advertencia

Anchura de banda
alta
| baja
(Real player)


Segunda parte: apoyo para los niños afectados

Anchura de banda
baja | alta
(Real player)


Tercera parte: prevención de la transmisión de la madre al hijo

Anchura de banda
baja
| alta
(Real player)


Cuarta parte: Tratamiento para los niños seropositivos

Anchura de banda
baja
| alta
(Real player)

Periodistas:
Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda