Centro de prensa

Comunicado de prensa

Tres millones de niñas sufren todos los años la ablación genital femenina

Un estudio de UNICEF afirma que la práctica se puede eliminar en el lapso de una sola generación con ayuda internacional

GINEBRA/FLORENCIA/EL CAIRO, 24 de noviembre de 2005 – Alrededor de 3 millones de niñas en África subsahariana y Oriente Medio son sometidas a la ablación o mutilación genital todos los años, según un informe presentado hoy por UNICEF.

Sin embargo, el estudio indica que mediante un compromiso y apoyo adecuados, esta costumbre milenaria podría eliminarse en el lapso de una sola generación.

“Lograr cambios reales y duraderos es posible”, dijo Marta Santos Pais, directora del Centro de Investigaciones Innocenti de UNICEF, que emitió el viernes el informe  Cambiar una convención social perjudicial: la ablación o mutilación genital femenina. “Los cambios se producirán cuando las comunidades –las niñas, los niños, los hombres y las mujeres obtengan el conocimiento necesario para tomar decisiones que sean saludables y proporcionen autonomía a los individuos y las sociedades”.

La ablación o mutilación genital femenina es una práctica tradicional que en algunas partes del mundo se cree que mejora la belleza, el honor, las posibilidades de matrimonio, el estatus social y la castidad de las niñas. Los padres y madres alientan la ablación para proteger el honor de la familia y el interés superior de la niña.

En los 28 países de África subsahariana y Oriente Medio donde se realiza la ablación o mutilación genital femenina, alrededor de 130 millones de niñas son sometidas a esta práctica. Cálculos previos indicaban que 2 millones de niñas sufrían la ablación todos los años; la nueva cifra estimada de 3 millones no refleja un aumento, sino una mejora en la recopilación de los datos, dijo UNICEF.

El informe analiza también algunas de las estrategias que más promesas ofrecen para ayudar a las comunidades a abandonar la práctica, como las iniciativas que reciben apoyo de UNICEF en Egipto, destinadas a orientar a las comunidades para que celebren debates públicos a fin de confrontar abiertamente el tema sin emitir juicios de valor. Estas iniciativas prestan también apoyo a las comunidades en su compromiso de abandonar la práctica y difundir este mensaje a las comunidades vecinas.

La participación de personas influyentes, entre ellos los dirigentes tradicionales y religiosos, puede desempeñar un papel decisivo para impulsar el debate público. El personal de salud, los curanderos tradicionales, los trabajadores sociales y los maestros deben recibir capacitación y apoyo para desalentar la práctica.

La ablación o mutilación genital femenina es un motivo de preocupación mundial que afecta también a las mujeres que viven en las comunidades de inmigrantes de los países industrializados. De un país a otro, el porcentaje de la población femenina sometida a la ablación, los tipos de ablaciones que se llevan a cabo y la edad a la que se comienza la práctica varían ampliamente.

Además de causar graves dolores, la ablación o mutilación genital femenina puede provocar hemorragias prolongadas, infección, infertilidad e incluso la muerte. Muchas niñas y mujeres sufren en silencio. Debido a la naturaleza privada de la práctica, es imposible calcular la cifra de muertes que produce.

El informe examina detalladamente las complejas dinámicas sociales que hacen que la ablación o mutilación genital femenina sea una de las violaciones de derechos humanos más persistentes y silenciosas.

“Las madres y los padres obligan a sus hijas a someterse a la ablación para que se conviertan en miembros aceptables de la sociedad”, dijo Rima Salah, Directora Ejecutiva Adjunta de UNICEF. “Pero con una labor basada en la comunidad a largo plazo, la importancia de mantener a las niñas intactas puede llegar a invalidar otras preocupaciones relacionadas con el estatus social”.

Aunque hay pruebas de que en algunos países (Benin, Burkina Faso, Eritrea, Etiopía, Kenya, Nigeria, República Centroafricana, Tanzanía y Yemen), las tasas de incidencia están disminuyendo, se han logrado muy pocos progresos para reducir la práctica a nivel internacional.

Eliminar la ablación o mutilación genital femenina a gran escala exigirá mayores esfuerzos de los gobiernos, la sociedad civil y la comunidad internacional, indica el informe. En varios países de África y Oriente Medio hay leyes que prohíben la ablación o mutilación genital femenina, así como en aquellos países donde el tema afecta a las comunidades de inmigrantes, como Australia, Canadá, Nueva Zelandia, los Estados Unidos y varios países de Europa occidental. UNICEF trata de influir en las políticas, leyes y presupuestos a fin de promover el abandono de la ablación o mutilación genital femenina y apoya a los aliados que colaboran con las comunidades para desterrar esta práctica dañina.

“Sabemos lo que se necesita hacer para terminar con el dolor y el sufrimiento que se impone deliberadamente a millones de niñas todos los años”, dijo Salah. “Ahora comprendemos de forma más compleja las razones por las que existe esta práctica dañina y la manera de poner fin a la misma. Hay muchas razones para creer que mediante un compromiso colectivo mundial, es posible eliminar la práctica en el lapso de una sola generación”.

* * *

NOTA PARA LOS EDITORES

Hay disponibles materiales embargados para los medios de comunicación y ejemplares del informe en inglés, francés, árabe, italiano y español en el centro de prensa de Innocenti:

http://www.unicef-icdc.org/presscentre/indexNewsroom.html

Centro de Investigaciones Innocenti de UNICEF, Florencia

Salvador Herencia  +39 335 654 93 70

Marie Mukangendo, +39 055 20 33 231

Patrizia Faustini, +39 347 116 86 87

UNICEF Egipto

Simon Ingram, +201 22142567
Wolfgang Friedl, + 96 279 5732745

UNICEF Nueva York
Kate Donovan, (+1 212) 326 7452

UNICEF Ginebra
Ikuko Yamaguchi , (+41 22) 909 5727


 

 

 

Vídeo (en inglés)

21 de noviembre de 2005:
La corresponsal de UNICEF Sarah Crowe informa sobre la decisión de una comunidad de Senegal de poner fin a la práctica de la mutilación y escisión genital femenina.

Anchura de banda
baja | alta
(Real player)

Periodistas:
Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda