Centro de prensa

Comunicado de prensa

UNICEF muestra su satisfacción por la ratificación del Protocolo sobre la trata por parte de los Estados Unidos

NUEVA YORK, 7 de noviembre de 2005 – UNICEF felicitó al Gobierno de los Estados Unidos hoy por la ratificación del Protocolo de las Naciones Unidas para prevenir, reprimir y sancionar la trata de mujeres y niños. Los instrumentos oficiales de la ratificación fueron depositados la semana pasada en las Naciones Unidas.

La Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman, señaló que la ratificación se produce después de numerosos esfuerzos por parte del Gobierno de los Estados Unidos para combatir la trata en todo el mundo, especialmente por medio de sus contribuciones a los programas contra la trata en el exterior.

Los Estados Unidos se convierten así en el país número 95 en ratificar el Protocolo de las Naciones Unidas para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional, y entró en vigor en 2003. El Protocolo define medidas específicas para evitar la trata de seres humanos, entablar procesos judiciales contra los tratantes y proteger a las víctimas. 

“La ratificación de este Protocolo es importante para la lucha mundial contra la trata de seres humanos, especialmente de niños y niñas”, dijo Veneman. “A millones de niños y niñas sometidos todos los años a la trata se les vende como si fueran productos y son víctimas de asaltos a su dignidad y seguridad”.

Los niños y niñas sometidos a la trata están atrapados en una industria muy lucrativa, con ganancias que alcanzan los miles de millones de dólares. A los niños y sus familias les ofrecen promesas de una mejor educación, un mejor “trabajo” o una vida más próspera lejos de sus hogares. Los tratantes les trasladan a lo largo de los fronteras internacionales o dentro de sus propios países, y les obligan a trabajar en condiciones peligrosas, vendiéndoles para que realicen tareas domésticas, para que se casen o ejerzan la prostitución, para que les recluten como niños y niñas soldados, o para que los adopten de manera ilícita.

La trata de niños y niñas vulnera los derechos humanos garantizados bajo la ley internacional, y sus víctimas sufren una serie de peligros que incluyen la violencia y el abuso sexual. Su desarrollo social y educativo se interrumpe. Incluso la policía los arresta como extranjeros ilegales, sin que tengan acceso a sus familias o a servicios de apoyo.

El papel de UNICEF en la lucha contra la trata

Las actividades de UNICEF para proteger a los niños y niñas que son víctimas de la trata incluyen abordar las causas fundamentales de este delito, como son la pobreza, la falta de educación y de aptitudes para la vida práctica, la discriminación y la violencia. UNICEF trata de salvaguardar a las jóvenes víctimas de la trata estableciendo soluciones duraderas para su protección sobre la base de su interés superior.

Estos y otros esfuerzos forman parte del compromiso de UNICEF de establecer un entorno protector para la infancia, que los salvaguarde contra la violencia, la explotación y el abuso antes de que ocurran.

* * *

Para obtener más información, sírvase dirigirse a:

Allison Hickling, UNICEF Media NY, 212-326-7224


 

 

 

Búsqueda