Centro de prensa

Comunicado de prensa

VII Conferencia Iberoamericana de Ministras, Ministros y Altos Responsables de la Infancia y la Adolescencia

León, España, 27 de septiembre 2006.- La Declaración de León fue aprobada por consenso luego de dos días de reuniones en las que los gobiernos de 21 países iberoamericanos se dieron cita en la ciudad de León con ocasión de la VII Conferencia Iberoamericana de Ministros, Ministras y Altos Responsables de Infancia y Adolescencia.

Bajo el lema La erradicación de la pobreza en la infancia y la adolescencia en Iberoamérica, la VII Conferencia Iberoamericana fue inaugurada por el Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales de España, Jesús Caldera, y contó con la participación de representantes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Debate y trabajo en grupo

Los Ministros y Altos responsables de Infancia mantuvieron sesiones de trabajo a puertas cerradas, así como reuniones bilaterales, para analizar la situación de pobreza que afecta a 26 millones de niños, niñas y adolescentes en América Latina y el Caribe de los cuales, 8 millones viven en condiciones de indigencia. En Iberoamérica, dos de cada cinco personas viviendo en extrema pobreza son niños.

Los delegados analizaron medidas concretas para combatir efectivamente la pobreza y la exclusión social. Las actividades se iniciaron con las exposiciones por parte de cada delegación sobre las buenas prácticas desarrolladas en sus respectivos países para luchar contra ese problema. Paralelamente, técnicos de todos los países presentes trabajaron intensamente en la redacción de la Declaración de León.
Presentación de UNICEF

En el marco de la reunión, el Director Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe, Nils Kastberg, presentó un informe sobre el estado de situación de los derechos de la infancia y adolescencia en la región y propuso acciones estratégicas para avanzar en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. En ese sentido, existen importantes desafíos como son la creciente violencia, la expansión del VIH/SIDA,  la migración y  la exclusión social, fenómenos que están afectando seriamente la vida de niños, niñas y adolescentes, especialmente de las poblaciones indígenas y afrodescendientes.

Asimismo, el informe de UNICEF destaca que en la región de América Latina y el Caribe, la pobreza extrema afecta “desproporcionadamente” a la niñez, donde 8,8 millones de niños y niñas sufren de desnutrición crónica. También resalta que para muchos niños asistir a la escuela y completar la educación primaria continúa representando “un gran desafío”.

UNICEF hizo un llamado a los representantes Iberoamericanos para que sus gobiernos “prioricen la inversión social a favor de la infancia y sus familias, como indicador inequívoco del compromiso de los Estados con los derechos de los niños, niñas y adolescentes”. Igualmente, se hizo hincapié en la necesidad de instaurar un sistema de seguimiento de los compromisos que asumen los gobiernos y ofreció colaboración a la recientemente instituida Secretaría General Iberoamericana (SEGIG) para establecer dicho sistema: “Ese será el baremo que dicte si la Declaración de León marca un antes y un después en la defensa de los derechos de los niños”

La Declaración de León

La Declaración de León, titulada "Contra la pobreza y la exclusión social de la niñez y la adolescencia iberoamericanas", se elevará a la consideración de los Jefes de Estado y de Gobierno iberoamericanos en la Cumbre de Salamanca de los próximos días 14 y 15 de octubre. En la misma se propone “impulsar y desarrollar políticas integrales para dar cumplimiento a los compromisos acordados por los países iberoamericanos, a través de una inversión social pública más equitativa, eficaz y eficiente”.

El objetivo debe ser, se subraya en el texto, tender a “la cobertura universal de los servicios sociales básicos, fundamentalmente relacionados con nutrición, salud, educación y vivienda digna”.

Para tal fin, se procederá a "la preparación, implementación y seguimiento de los Planes Nacionales de Niñez y Adolescencia", y se establecerán "indicadores de seguimiento y evaluación comunes y comparables", tal y como se afirma en la Declaración. Los indicadores servirán para calibrar el grado de cumplimiento por parte de los Gobiernos de los acuerdos de protección de las personas menores de 18 años. En este sentido, se solicita la colaboración de la nueva Secretaría General  Iberoamericana (SEGIB), y de las agencias de Naciones Unidas para desarrollar un sistema común de indicadores con objetivo de dar seguimiento al Plan de Acción Iberoamericano y a los

Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Los responsables iberoamericanos de Infancia y Adolescencia también acordaron proponer a los jefes de Estado y de Gobierno de la región que promuevan políticas “que faciliten la puesta en marcha de procesos de canje de deuda por educación”. Esta iniciativa fue formulada en la primera jornada de esta Conferencia por el ministro español de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, anfitrión de la reunión.

A iniciativa de UNICEF, los acuerdos de la Declaración de León incluyeron formular “leyes nacionales y políticas públicas que, en consonancia con las visiones de los distintos pueblos, promuevan, respeten y protejan los derechos de los niños, niñas y adolescentes indígenas y afro-descendientes y fortalezcan su identidad cultural”.

El documento también solicita a la Secretaría General Iberoamericana y a UNICEF que sistematicen las metodologías de ejecución de las medidas socioeducativas a favor de los niños en conflicto con la ley actualmente en existencia en la región.

De esta manera, los organismos internacionales  asumirían el compromiso de apoyar a los países en el un seguimiento de los indicadores para asegurar que los compromisos con la infancia y la adolescencia se conviertan en realidad. 

Si desea obtener más información, comuníquese con:

Viviana Limpias
Oficina Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe
Tel: (507) 301-7481 Cel:  (507) 6 678 5555


 

 

 

Búsqueda