Centro de prensa

Comunicado de prensa

La Directora Ejecutiva de UNICEF habla en la conferencia Beijing+10

Beijing+10 se inauguró esta mañana en el Gran Salón del Pueblo de Beijing en conmemoración del décimo aniversario de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer de 1995.

BEIJING, 29 de agosto de 2005 - La Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman, que se encuentra en China en una visita de cinco días, habló hoy durante el primer día de la sesión plenaria vespertina de Beijing+10. Comenzó haciendo hincapié en la necesidad de no perder de vista el tema de las niñas ni durante la conferencia de Beijing+10 ni después, porque la discriminación entre los géneros puede comenzar en las primeras etapas de la vida. Después de señalar que todos los Objetivos de Desarrollo del Milenio tienen repercusiones sobre la infancia, Veneman hizo hincapié en la importancia de los programas y las alianzas de UNICEF que promueven la igualdad entre los géneros y la habilitación de la mujer. Señaló la importancia especial que tiene la educación de las niñas “debido a sus efectos positivos sobre el desarrollo del individuo y el bienestar de las sociedades”.

La educación de las niñas no solamente es un factor fundamental para lograr y mantener la reducción de la pobreza, dijo, sino que también se aplica a otros objetivos relacionados con el desarrollo. Veneman afirmó que educar a las niñas produce beneficios a corto y a largo plazo, “entre los que se encuentran la reducción de la mortalidad en la infancia, el aumento de la productividad y los ingresos, la mejora en la educación de niños y niñas, y un avance en la situación social y la habilitación de las mujeres y las niñas”. Veneman señaló también que 115 millones de niños y niñas, la mayoría estas últimas, se encuentran todavía sin escolarizar a pesar de los progresos que se han alcanzado.

Veneman señaló cómo las disparidades entre los géneros contribuyen a aumentar los riesgos de que las mujeres contraigan el VIH, una situación que la explotación sexual y la trata de mujeres y niños agrava todavía más. También dijo que, durante su última visita a África, escuchó testimonios de niños y niñas que habían sido secuestrados, entre ellos niñas a quienes habían obligado a convertirse en combatientes o habían sido vendidas como esclavas sexuales.

“La violencia basada en el género, en cualquiera de sus formas”, añadió Veneman, “niega a las niñas y las mujeres sus derechos básicos y su dignidad, y pone en peligro el desarrollo de países enteros”. La eliminación de la violencia contra las mujeres debe ser por tanto una prioridad para el desarrollo sostenible y la realización del pleno potencial tanto de los niños y las niñas como de las mujeres, aseguró.

Ofrecer un futuro mejor a las mujeres y los niños y niñas exige por tanto un compromiso renovado con los principios de la Declaración de Beijing y los Objetivos de Desarrollo del Milenio por medio “de los gobiernos que prestan apoyo, la habilitación económica y un hincapié en la pobreza, la salud, la educación y las alianzas”, concluyó Veneman.

Para obtener más información, sírvase dirigirse a:

Sr. Matt Raymond, Asesor Superior de Comunicación de UNICEF
Móvil en los EEUU: (1-917) 349-0872

Sr. Charles Rycroft, Oficial que Comunicación de la Oficina del UNICEF en Beijing
Tel: (86-10) 65323107 Ex: 1301 Móvil: 13641290007


 

 

 

Búsqueda