Centro de prensa

Nota de prensa

Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo

Ciudad de Panamá, 9 de agosto 2005 (UNICEF).- Al celebrarse hoy, 9 de agosto, el Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo, El Fondo de las naciones Unidas para la Infancia – UNICEF, insta a los gobiernos de América Latina y el Caribe a cumplir con los compromisos adquiridos en los tratados internacionales de derechos humanos, especialmente los relativos a los derechos de la niñez y adolescencia indígena. 

“Una de las principales estrategias de trabajo a favor de los derechos de los pueblos indígenas debe consistir en el fomento de la participación y el desarrollo de los propios adolescentes indígenas en las sociedades latinoamericanas.  Solo a través de la participación en las decisiones que les afectan, y a través de las actividades culturales, espirituales y sociales que realizan tradicionalmente los adolescentes indígenas podrán, experimentar su ciudadanía y así generar diálogo, conciencia y respeto por los derechos humanos” señaló Nils Kastberg, Director Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe. 

En América Latina viven actualmente alrededor de 40 millones de indígenas, y se estima que entre 15-18 millones son niños, niñas y adolescentes. A pesar de que constituyen la población mayoritaria de algunos países, según los indicadores de bienestar y desarrollo humano, estas comunidades viven en una situación de abandono y violación de sus derechos.  Los niños, niñas y adolescentes son un grupo con escasa visibilidad por los patrones culturales, los criterios utilizados para contar a la población en los censos nacionales y el bajo registro de nacimiento entre las poblaciones indígenas. 

En la amazonía brasileña por ejemplo, el registro de niños apenas alcanza el 45% en algunos estados, mientras que solamente el 21% de los niños en la amazonía ecuatoriana menores de 5 años de edad tiene un certificado de nacimiento. En ambos países, un aproximado de 20-30% del total de la población infantil no está registrado.

En Bolivia la población indígena representa el 50% de la población, pero posee una proporción de analfabetos y analfabetas que llega a 19% con un promedio de 6 años de estudio,  mientras que en la población no indígena esta proporción es de sólo 4.5%.  Un niño, niña o adolescente que habla una lengua indígena tiene el doble de probabilidades de repetición que un estudiante que solo habla el castellano  y los indígenas tienen tres años de escolaridad menos que los no indígenas. 

En Chile, la tasa de repetición en primaria en la región con mayor presencia indígena es dos veces más alta que el promedio nacional.

“Para cerrar las brechas existentes en los indicadores de bienestar y desarrollo humano, es necesario invertir en la infancia y adolescencia para romper con el círculo de la pobreza al que se ven sometidas las comunidades indígenas desde hace siglos” subrayó el Director Regional de UNICEF. Para ello se deben desarrollar programas institucionales que tomen en cuenta la diversidad cultural de los pueblos y focalizar las políticas públicas de atención en áreas como salud, educación, protección y medio ambiente, entre otros.  

“Los y las adolescentes indígenas de la región han demostrado recientemente en el Encuentro Iberoamericano por los derechos de la niñez y la adolescencia indígena que son creadores, portadores y reproductores de culturas, y que esperan que como adultos les demos el espacio para contribuir un mundo mas justo”, señaló Kastberg. 

Solo a través de la participación, y el desarrollo de políticas más incluyentes podremos progresar hacia la realización de los derechos de los pueblos indígenas y de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.


 

 

 

Búsqueda