Centro de prensa

Comunicado de prensa

El UNICEF lamenta la muerte de Dick Heyward

Un apreciado, influyente y avezado estadista del UNICEF falleció a los 90 años

NUEVA YORK, 4 de agosto de 2005 – El UNICEF lamenta hoy el fallecimiento de Dick Heyward, un estadista apreciado, influyente y avezado que prestó servicios para el UNICEF durante más de 30 años.

Heyward, que se jubiló en 1981, falleció el miércoles en Long Island, Nueva York, después de una larga enfermedad. Tenía 90 años.

“Dick Heyward era verdaderamente uno de los gigantes en la historia del UNICEF”, dijo el jueves Ann M. Veneman, Directora Ejecutiva del UNICEF. “Era un hombre animado de extraordinaria dedicación y dinamismo, que ejerció una profunda influencia sobre el UNICEF. Su legado perdura hoy en el UNICEF”.

En su carácter de Director Ejecutivo Adjunto Superior del UNICEF entre 1949 y 1981, Dick Heyward era considerado la fuente del pujante impulso intelectual que animó gran parte del pensamiento normativo y programático del UNICEF durante los años en que prestó servicios en la organización.

Su carrera abarcó el mandato de los tres primeros Directores Ejecutivos del UNICEF; se considera que Dick Heyward ha hecho una enorme y sostenida contribución en beneficio de los niños del mundo.

E.J.R. Heyward nació en la granja de manzanares de su familia en Tasmania (Australia), el 22 de septiembre de 1914. Cursó sus estudios en Tasmania y en la London School of Economics. Desde 1947 hasta 1949 cumplió funciones de Primer Secretario en la Misión de Australia ante las Naciones Unidas, período durante el cual se desempeñó como representante de Australia en la Junta Ejecutiva del UNICEF. En abril de 1949, Heyward fue designado Director Ejecutivo Adjunto del UNICEF encargado de las operaciones y en 1975 fue designado Director Ejecutivo Adjunto Superior del UNICEF, con el rango de Subsecretario General de las Naciones Unidas.

Heyward fue una personalidad prominente en la formulación y elaboración de las principales políticas y estrategias del UNICEF, muchas de las cuales no sólo determinaron las operaciones del UNICEF, sino que también influyeron sobre cuestiones y prácticas atinentes al desarrollo a escala internacional. Entre sus numerosas teorías de gran influencia, una de las principales fue su convicción de que no es posible responder eficazmente a las necesidades de la infancia si se las aísla de los servicios en beneficio de las familias y las comunidades; y que las políticas y programas en pro de la infancia son más eficaces cuando forman parte de las actividades nacionales de desarrollo.

Heyward combinaba su total dominio de las operaciones cotidianas con un insuperable liderazgo intelectual. Trabajó infatigablemente, no perdiendo nunca de vista el mandato del UNICEF de beneficiar a los niños del mundo. Hombre modesto y discreto, Heyward era conocido como persona de pocas palabras pero enorme elocuencia.

En 1981, James Grant, a la sazón Director Ejecutivo del UNICEF, encomió a Heyward afirmando que era “un monumento viviente a todo lo que propugna el UNICEF”. Grant agregó que “todas las iniciativas meritorias y valerosas por las que el UNICEF merece el aplauso mundial recibieron el toque de su mano y de su mente”.

Heyward era un lector voraz y ecléctico, admirador y conocedor de la pintura renacentista y la música clásica; pero el grueso de sus intereses estaba centrado en el UNICEF.

Después de su jubilación oficial, Heyward emprendió numerosas misiones a África por cuenta del UNICEF, la OMS o el Banco Mundial. Su trabajo lo llevó a Tanzanía, el Sudán, el Níger, Malí, Somalia, Rwanda, el Zaire y Mozambique. Hasta 1997, cuando sufrió un derrame cerebral a los 82 años de edad, seguía viajando a África varias veces por año; y conservó su profundo interés en las actividades del UNICEF hasta el último momento.

Le sobreviven su esposa Elisabeth, intérprete jubilada de las Naciones Unidas; sus hijos Andrew (Presidente de CBS News, en Nueva York) y Peter (abogado en la firma Venable LLP, en Washington DC); y siete nietos.

El sepelio se realiza en privado.

La Sra. Veneman dijo: “El UNICEF hace llegar su más sentido pésame a la familia de Heyward”.

Para obtener una fotografía, sírvase dirigirse a:  photo@unicef.org.

Nota para los teledifusores:  Puede obtenerse gratuitamente videofilme B-roll en www.thenewsmarket.com/unicef.

****

Para obtener más información, sírvase dirigirse a:

Alfred Ironside, Medios de Difusión, Nueva York (212) 326 7261

Karen Dukess, Medios de Difusión, Nueva York (212) 326 7910


 

 

 

 Enviar artículo

 Imprimir artículo

Búsqueda