Centro de prensa

Comunicado de prensa

Es preciso que los niños y las niñas sean el elemento central de las iniciativas de desarrollo

Los progresos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio no serán posibles si no se garantizan los derechos de la infancia a la educación, la salud y la protección

NUEVA YORK/GINEBRA, 9 de junio de 2005 – Para que el mundo logre los objetivos de desarrollo es preciso que la infancia sea una prioridad en el temario mundial, afirmó hoy UNICEF.

La Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman, expresó hoy su satisfacción ante la publicación de Objetivos de Desarrollo del Milenio 2005, un informe sobre la situación de estas metas presentado el martes por el Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, y señaló que los objetivos están centrados especialmente en la infancia y la mujer.

“Estos objetivos no son simplemente metas de desarrollo, sino parámetros sobre todo aquello que se puede lograr en favor de la infancia", dijo la Sra. Veneman. “Si queremos lograr progresos en materia de desarrollo, debemos ocuparnos de los jóvenes. No será posible alcanzar ninguno de los ODM se la infancia sigue amenazada por la pobreza extrema.”

Según el estudio de las Naciones Unidas, a pesar de los progresos logrados en dirección de los ODM, miles de millones de personas se encuentran todavía excluidos. En los países en desarrollo, por ejemplo, más del 25% de los menores de cinco años están desnutridos.

“Debemos hacer todo lo necesario para reducir el hambre y la pobreza extrema, el primero de los Objetivos de Desarrollo del Milenio”, dijo Veneman.

El VIH/SIDA representa un grave obstáculo para el desarrollo, según señala el estudio. Más de 20 millones de personas han muerto debido a esta enfermedad durante los últimos 15 años. Más de 15 millones de niños y niñas en el mundo, de los cuales la mayoría vive en África subsahariana, han perdido al menos a uno de sus progenitores a causa del VIH/SIDA.

El estudio señala la importancia de la educación parael desarrollo, y observa que 115 millones de niños y niñas no están escolarizados y que el número de niñas que van a la escuela es inferior al número de niños. Una mejora de las tasas de matriculación, sobre todo entre las niñas, se traduce en progresos espectaculares en materia de desarrollo tanto a corto como a largo plazo. En efecto, los hijos de las mujeres instruidas tienen dos veces más posibilidades de recibir una enseñanza que aquellos cuyas madres carecen de una educación. Igualmente, los hijos de las madres instruidas tienen más posibilidades de recibir vacunas, de protegerse contra el VIH y de encontrar empleo.

Veneman dijo que para lograr los objetivos de desarrollo es fundamental garantizar a la infancia y la adolescencia una educación, atención de la salud y una protección contra los malos tratos y la explotación.

“La misión de UNICEF en favor de la infancia desempeña un papel fundamental en la realización de los Objetivos de Desarrollos del Milenio”, dijo Veneman. “Los progresos sostenibles y a largo plazo en favor del desarrollo exigen una inversión en la salud, la protección y la educación de la niñez.”

*   *   *

Durante cerca de 60 años, UNICEF ha sido la principal organización del mundo dedicada a la infancia, y trabaja sobre el terreno en 157 países para ayudar a los niños y las niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. El mayor proveedor de vacunas para los países más pobres, UNICEF trabaja para avanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio mediante el apoyo a la salud y la nutrición de la infancia, la educación básica de calidad para todos los niños y las niñas, el abastecimiento de agua potable y saneamiento, y la protección de la niñez contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de gobiernos, empresas, fundaciones e individuos.

Si desea obtener más información, sírvase dirigirse a:

Alfred Ironside, (212) 326-7261


 

 

 

Búsqueda