Centro de prensa

Comunicado de prensa conjunto

El primer informe mundial sobre la campaña para hacer retroceder el paludismo señala progresos y desafíos

África sigue siendo la región más afectada, pero la prevención y el tratamiento alcanzan a un mayor número de personas

EL CAIRO/GINEBRA/NUEVA YORK, 3 de mayo de 2005 – Cada vez hay más personas con acceso a los servicios para la prevención y el tratamiento del paludismo, un factor que permite augurar una reducción en la morbilidad y mortalidad provocadas por esta enfermedad. Sin embargo, según el Informe Mundial sobre el Paludismo de 2005, todavía quedan grandes problemas por resolver para reducir la carga de una enfermedad que cuesta la vida de un millón de personas todos los años, la mayoría en África.

Según el informe, que fue divulgado hoy por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), desde 2000 se han logrado progresos en la prevención y el tratamiento del paludismo. Cada vez hay más países que introducen los últimos medicamentos para tratar el paludismo y más personas que reciben mosquiteros tratados con insecticidas de larga duración por medio de programas innovadores. El informe analiza los datos sobre el paludismo recopilados durante 2004, el mayor esfuerzo realizado hasta la fecha para presentar las cifras disponibles sobre el paludismo en todo el mundo.

“Muchos países están logrando avances en los programas de lucha contra el paludismo e incluso aquellos cuyos recursos son limitados y que se encuentran muy afectados por el paludismo están ahora mejor armados para hacer retroceder esta plaga”, dijo el Dr. LEE Jong-wook, Director General de la OMS. "Sin embargo, será preciso generalizar las intervenciones de eficacia demostrada como los mosquiteros tratados con insecticidas y los últimos tratamientos de combinación a base de artemisinina, antes de que tengan un verdadero efecto sobre la magnitud del fenómeno”.

Debido a las dificultades que presenta la recopilación de información fiable sobre el paludismo en la mayoría de los países afectados —y debido a que estos países han intensificado sus actividades únicamente durante los últimos años— es demasiado pronto para medir las repercusiones que ha tenido la reciente ampliación de las estrategias de lucha contra el paludismo sobre la morbilidad y la mortalidad palúdicas. Dentro de tres años y una amplia aplicación de estas estrategias será posible medir correctamente sus efectos.

Varios países realizan en la actualidad intensas campañas antipalúdicas. En concreto, cada vez hay más personas protegidas con mosquiteros tratados con insecticidas, un método altamente efectivo para la prevención del paludismo. En África, la distribución de mosquiteros tratados con insecticidas se ha multiplicado por 10 durante los últimos tres años en todos los países que informan de manera colectiva sobre los mosquiteros, 

Después de una campaña realizada en 2003 para distribuir mosquiteros tratados con insecticidas en cinco distritos de Zambia, por lo menos un 80% de los menores de cinco años dormía bajo mosquiteros. Una campaña similar realizada en Togo en diciembre de 2004 consiguió aumentar de un 8% a un 62% el porcentaje general de hogares donde había por lo menos un mosquitero tratado con insecticidas.

“En la actualidad, el paludismo sigue siendo la enfermedad infecciosa que causa una mayor mortalidad entre los niños y niñas de África, tres veces más que la infección por VIH”, dijo Ann M. Veneman, Directora Ejecutiva del UNICEF. “Si queremos reducir de manera considerable la mortalidad infantil en la próxima década, tenemos que concentrarnos más en combatir el paludismo”.

En los países donde los métodos básicos de tratamiento contra el paludismo, como la cloroquina, han dejado de ser eficaces, las autoridades de salud han comenzado a incorporar nuevas terapias. Desde 2001, en 42 países donde el paludismo es endémico –23 de ellos en África– se han adoptado los tratamientos de combinación a base de artemisinina recomendados por la OMS. Se trata de la última generación de medicamentos antipalúdicos y el tratamiento más eficaz contra el paludismo falciparum, la forma más mortífera de la enfermedad. Otros 14 países se encuentran en el proceso de cambiar su política para el tratamiento del paludismo; y 22 países han adoptado programas de atención en el hogar, que permiten a las familias y otros cuidadores combatir el paludismo.

La reciente escasez de los tratamientos de combinación a base de artemisinina ha ralentizado las actividades para reducir las consecuencias de la enfermedad, pero se espera que a finales del 2005 el suministro sea suficiente para satisfacer la demanda, gracias a los esfuerzos combinados de los organismos de las Naciones Unidas, otras organizaciones multilaterales, grupos sin fines de lucro y diversas empresas, que colaboran en el marco de la alianza “Hacer retroceder el paludismo”.

El informe indica que en 2003, de 350 a 500 millones de personas contrajeron el paludismo en todo el mundo, una ligera revisión del cálculo de 300 a 500 millones de casos anuales que ha utilizado la OMS desde 2000. Las razones de esta diferencia son los avances en los métodos para la recopilación de datos y un aumento en la población mundial. Los métodos actuales no permiten obtener un cálculo más preciso, dado que en muchos lugares el paludismo no se diagnostica de manera precisa y también debido a la escasez de datos fiables en las comunidades donde se produce.

Detener y comenzar a reducir la incidencia del paludismo para 2015 es una de las metas de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. El objetivo más inmediato de la iniciativa “Hacer retroceder el paludismo” es reducir a la mitad los casos de paludismo en todo el mundo para 2010. Uno de los principales obstáculos para lograr este objetivo, explica el informe, es una falta de fondos. El informe calcula que se necesitan 3.200 millones de dólares de los Estados Unidos cada año para combatir de manera eficaz el paludismo en los 82 países más afectados por la enfermedad. Este año, la cantidad disponible para la lucha mundial contra el paludismo fue de 600 millones de dólares. La OMS y el UNICEF dieron la bienvenida al reciente anuncio del Banco Mundial para invertir de 500 millones de dólares a 1000 millones de dólares durante los próximos cinco años en la lucha contra el paludismo, lo que contribuiría a lograr que haya más gente con acceso a programas esenciales de prevención y tratamiento de la enfermedad.

Atención a las emisoras: Para el lunes 2 de mayo y el martes 3 están previstos dos materiales vía satélite por medio de UNIFEED en APTN. El día 2 se emitirá material de archivo sobre paludismo. El día 3 se emitirá un conjunto de vídeos sobre la presentación del informe. Visite www.un.org/unifeed

Los horarios de emisión son: 21:45 - 21:55 GMT y un reenvío a las 2:45 - 2:55 GMT.

Ambos materiales con calidad de emisión podrán descargarse y/o solicitarse en http://www.thenewsmarket.com/  El servicio es gratuito..

Si desea obtener más información, sírvase dirigirse a:

Nueva York
Erica Kochi, UNICEF, +1 212 326 7785
Oliver Phillips, UNICEF, +1 212 326 7583

Judith Mandelbaum-Schmid, OMS 41-22-791-2967, móvil 41-79-254-6835

Cairo
Melanie Zipperer, WHO, +41 79 477 1722, mobile: +41 79 477 1722
Wolfgang Friedl, UNICEF, +9626-5502-422, Mob: +96279 5732745

Ginebra
Prudence Smith, Roll Back Malaria Partnership, +41 22 791 4586, mobile; +41 79 477 17 44
Ikuko Yamaguchi, UNICEF, +4122 909 5727


 

 

 

 Enviar artículo

 Imprimir artículo

Informe mundial sobre el paludismo 2005 (en inglés)

Búsqueda