Centro de prensa

Comunicado de prensa

La infancia olvidada de Zimbabwe

Nuevos datos revelan que la infancia de Zimbabwe está siendo desatendida cuando más ayuda necesita

HARARE / JOHANNESBURGO, 17 de marzo de 2005 – Mientras el mundo centra su atención en las próximas elecciones de Zimbabwe, el UNICEF dio a conocer hoy estadísticas impresionantes que exigen de los políticos y los donantes la misma determinación para defender a la infancia que emplean cuando defienden la democracia.

A pesar de que Zimbabwe ocupa el cuarto lugar del mundo en términos de infección por VIH/SIDA y de que su tasa de mortalidad infantil registra el incremento más alto del mundo, los ciudadanos de este país solo reciben una fracción de los recursos de los donantes, en comparación con otros países de su región.

“El mundo debe diferenciar entre la política de Zimbabwe y su pueblo”, dijo Carol Bellamy, Directora Ejecutiva del UNICEF, durante un discurso en Johannesburgo. “En ese país, todos los días mueren niños a causa del VIH/SIDA, todos los días los niños se infectan, se quedan huérfanos o se ven obligados a abandonar la escuela para atender a sus progenitores enfermos. La generosidad del mundo entero con las víctimas del tsunami fue ejemplar, pero agotó la ayuda para los niños y las niñas de Zimbabwe que afrontan una crisis mortal todos los días de su vida”.

La disparidad en la ayuda ocurre a pesar de que:

  • La tasa de mortalidad entre los menores de cinco años ha aumentado en un 50% desde 1990 (actualmente hay una muerte por cada ocho nacimientos)
  • En Zimbabwe, todos los días 100 recién nacidos contraen el VIH
  • En la actualidad, uno de cada cinco niños de Zimbabwe es huérfano (un millón a causa del VIH/SIDA)
  • En Zimbabwe muere un niño cada 15 minutos por el VIH/SIDA
  • En 2005, 160.000 menores perderán a uno de sus padres

En 2004 y 2005, Zimbabwe no recibió apoyo económico de los principales programas de lucha contra el VIH/SIDA, a saber, la Iniciativa del Presidente de los Estados Unidos sobre el VIH/SIDA y la Iniciativa MAP del Banco Mundial. Además, los recursos que recibió del Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y el Paludismo fueron excepcionalmente limitados.

En el África meridional, la zona más golpeada por el VIH/SIDA, esos tres programas de asistencia aportan anualmente un promedio de 74 dólares por persona infectada con el VIH. Pero en Zimbabwe la cifra es de solo cuatro dólares.

En Zambia, un país cuya tasa de infección con el VIH es ligeramente inferior a la de Zimbabwe, los donantes aportan 187 dólares por persona VIH positiva; en Namibia, 101 dólares; en Uganda, 319 dólares y en Eritrea, 802 dólares.

En general, los donantes aportan a Zimbabwe menos que a otros países de la región. Según cálculos del Banco Mundial, los habitantes del país reciben 14 dólares per cápita, tanto de la asistencia oficial para el desarrollo como de la asistencia oficial del Banco Mundial, el FMI, otros organismos internacionales y países donantes individuales. Esto representa menos del 25% de lo que reciben los ciudadanos de Namibia (68 dólares) y aproximadamente el 12% de lo que reciben sus vecinos de Mozambique (111 dólares).

A pesar de todo, se ha progresado

Pese la escasez de fondos, Zimbabwe ha avanzado en la lucha contra el VIH/SIDA y la creciente mortalidad infantil. El UNICEF está apoyando a la comunidad y prestando asesoría psicosocial a 100.000 niños y niñas huérfanos. Además, ha contribuido al éxito de una campaña nacional contra el sarampión que ha tenido una cobertura del 95%, y ha beneficiado a más de 750.000 menores de cinco años con alimentación suplementaria.

Estos avances han sido posibles gracias al apoyo decisivo y directo del Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido, la Comisión Europea y los gobiernos de Noruega, Holanda, Japón y Alemania.

No obstante, los avances serían más significativos si hubiera mayores recursos. A pesar del clima político imperante, Zimbabwe es uno de los pocos países cuyos gobiernos han adoptado un Plan Nacional de Acción en Favor de los Huérfanos y los Niños Vulnerables, que incluye un plan de seguimiento y evaluación. El UNICEF está a cargo de la coordinación general, ante las Naciones Unidas, de las medidas adoptadas por ese Plan de Acción, cuya puesta en ejecución está respaldando a lo largo y ancho del país. Zimbabwe es el único país africano que ha establecido un impuesto del 3% para combatir el VIH/SIDA con recursos internos.

“Alrededor de 110 menores de 15 años de Zimbabwe se infectaron hoy con el VIH/SIDA”, dijo Bellamy. “Otros 110 se infectarán mañana y otros 110, pasado mañana. No obstante estas dramáticas cifras, el pueblo de Zimbabwe cuenta con la voluntad y la educación necesarias para derrotar el flagelo del VIH/SIDA y otras causas de mortalidad infantil. Pero, para lograrlo, necesitan que la comunidad internacional les ayude”.

*   *   *

Para obtener más información, sírvase dirigirse a:

James Elder, UNICEF Zimbabwe, Tel: + (27) 828580856 (while in RSA 15-19March), + (263) 91276120 (all other times, in Zimbabwe)
Sarah Crowe, UNICEF Africa News Desk, Tel: + (27) 83 402 9812
Gordon Weiss, UNICEF HQ, New York, Tel: +1 212 326 7426

Durante cerca de 60 años, el UNICEF ha sido la principal organización del mundo dedicada a la infancia, y trabaja sobre el terreno en 158 países para ayudar a los niños y las niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. El mayor proveedor de vacunas para los países más pobres, el UNICEF apoya la salud y la nutrición de la infancia, y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. El UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos,


 

 

 

Búsqueda