Centro de prensa

Comunicado de prensa

Los violentos enfrentamientos agravan el desastre que sufre la infancia en el este de RD Congo

Decenas de miles de personas se encuentran privadas de asistencia humanitaria

LONDRES/GINEBRA, 4 de marzo de 2005 – El UNICEF dijo hoy que la reanudación de las hostilidades en el este de la República Democrática del Congo ha privado de asistencia vital a decenas de miles de civiles que ya se encontraban desplazados por los combates.

En una conferencia realizada en Londres, la Directora Ejecutiva del UNICEF, Carol Bellamy, dijo que más de dos terceras partes de las personas afectadas son niños y mujeres.

“Estas personas buscaron la protección de las Naciones Unidas contra los combates”, dijo Bellamy. “Obligadas primero a huir de sus hogares, ahora nosotros nos hemos visto obligados a abandonarlos a ellos porque no podemos asegurar las vidas de nuestros propios trabajadores”.

Las líneas de suministros que abastecían a los aproximadamente 54.000 civiles que viven en los campamentos, y que dependen de la asistencia de las organizaciones y la protección de las fuerzas de las Naciones Unidas, se han interrumpido debido al aumento de la violencia.

Los organismos internacionales de asistencia que trabajaban en Ituri retiraron todo su personal a comienzos de esta semana, después de la matanza de nueve soldados de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz en una emboscada de la milicia.

Las organizaciones humanitarias han tenido que suspender de manera temporal sus actividades de socorro en esferas fundamentales como la salud, el abastecimiento de agua y la distribución de alimentos. En uno de los campamentos más importantes se ha estropeado una fuente de agua mantenida por las organizaciones de asistencia, pero desde hace varios días los organismos no han podido llegar al lugar donde se produjo el problema.

 “Estamos muy preocupados”, dijo Massimo Nicoletti Altimari, el director de las operaciones del UNICEF en Bunia. “Debido a la ruptura de las líneas esenciales de suministros humanitarios, las vidas de las personas desplazadas corren un grave peligro. Los primeros morir serán los más vulnerables: los niños y niñas más pequeños, los enfermos y los ancianos”.

El UNICEF está también muy preocupado acerca de la protección de las mujeres y los niños contra la violencia sexual y la utilización de niños y niñas en el conflicto armado. En el este de la República Democrática del Congo se han producido algunos de los actos de violencia más sistemáticos y horribles del mundo en los últimos años.

“Parece que la tendencia hacia la violencia entre las comunidades se ha disparado sin ningún control”, dijo Bellamy. “Creemos que va a haber un aumento en el número de personas desplazadas a menos que descubramos ya mismo una manera de poner fin a esta nueva fase terrible de combates”.

Las Naciones Unidas calculan que alrededor de 3 a 5 millones de personas han muerto en la República Democrática del Congo desde 1998.

* * * *
Si desea obtener más información, sírvase dirigirse a:

Gordon Weiss, UNICEF New York, +1 212 326 7426
Damien Personnaz, UNICEF Geneva, + 41 22 909 5716


 

 

 

Búsqueda