Centro de prensa

Comunicado de prensa

Para las personas desamparadas a causa del tsunami, el saneamiento es una cuestión esencial

Las instalaciones inundadas y abarrotadas crean condiciones peligrosas para los niños y las familias en los campamentos provisionales

NUEVA YORK, 25 de enero de 2005 – Cientos de miles de sobrevivientes del maremoto que viven en campamentos provisionales corren un riesgo creciente de contraer enfermedades transmitidas por el agua debido a la inundación de las letrinas y la falta de retretes y baños apropiados, dijo hoy el UNICEF.

La situación en materia de saneamiento es especialmente preocupante en Indonesia, donde en algunas zonas de la Provincia de Aceh solamente una de cada 1.000 personas tiene acceso a una letrina. La escasez de letrinas se ha visto agravada por las fuertes lluvias, que han inundado numerosas instalaciones en los campamentos situados en las tierras de baja altura, obligando al gobierno a anunciar la reubicación de 21 campamentos para personas desplazadas en terrenos más altos.

“La lluvia y el hacinamiento están empeorando una situación que ya de por sí es mala”, dijo el viernes la Directora Ejecutiva del UNICEF, Carol Bellamy. “Las instalaciones de emergencia están siendo utilizadas al límite y la construcción de nuevas letrinas no se mantiene a la par de la demanda. Las condiciones se han vuelto miserables para las familias, y les deja muy indefensas contra las enfermedades”.

Los niños, que componen por lo menos una tercera parte de la población general de los países más afectados, son especialmente vulnerables a las enfermedades transmitidas por el agua como el cólera y la diarrea.

Las fuertes lluvias han empeorado también la situación en Sri Lanka, donde algunos campamentos están inundados y muchas letrinas se encuentran saturadas y es necesario vaciarlas. Mientras que las personas que residen en los 450 campamentos provisionales de Sri Lanka tienen acceso al agua potable, solamente un 35% de la población de los campamentos dispone de saneamiento seguro, dijo el UNICEF.

Y en las Maldivas, el abastecimiento de agua potable para 85.000 personas en 69 islas ha sido destruido. Aunque el abastecimiento de agua ha comenzado a restablecerse, la higiene y el saneamiento continúan siendo un grave problema.

El UNICEF colabora con los gobiernos para coordinar las actividades de socorro de la organización en los países afectados por el tsunami y restablecer el acceso al agua potable y el saneamiento. Las actividades de socorro de la organización incluyen:

  • Construir letrinas de emergencia para campamentos y escuelas en tiendas de campaña.
  • Proporcionar conjuntos de saneamiento (con palas y lonas) y conjuntos de agua (que contienen recipientes de agua, tabletas de depuración y jabón).
  • Limpiar y restablecer los pozos e instalar plantas de desalinización.
  • Prestar apoyo a la educación sobre la higiene en escuelas y campamentos.
  • Llevar a cabo campañas de saneamiento y limpieza en las zonas afectadas.
  • Proporcionar tanques de agua y agua potable.

Los proyectos de agua y saneamiento del UNICEF en situaciones de emergencia recibirán apoyo del Fondo de Agua Potable y Saneamiento para las Víctimas del Tsunami, creado por la Fundación Clinton y el UNICEF. El Fondo ayudará también a los gobiernos afectados en la gestión a largo plazo de los sistemas de abastecimiento de agua y saneamiento, con actividades como perforación de pozos y construcción de letrinas permanentes, especialmente en escuelas y centros de salud. Además, el Fondo apoyará la educación y promoción de la higiene en escuelas y grupos comunitarios.

Muchos de los niños y niñas afectados por el maremoto carecían de acceso al agua potable y el saneamiento antes de que se produjera el desastre. En toda Asia meridional, solamente un 35% de la población tiene acceso a instalaciones básicas de saneamiento y el 84% al abastecimiento de agua potable. Los niños y niñas que carecen de estos elementos esenciales corren grave peligro de sufrir debilidad y desnutrición debido a los episodios seguidos de diarrea y de otras enfermedades relacionadas con el agua y el saneamiento.

Además, muchos menores de edad de la región –especialmente niñas– no disfrutan de su derecho a una educación debido a que están ocupados buscando agua para sus familias o a que la falta de instalaciones de saneamiento decentes y separadas en las escuelas les impide recibir una educación.

“El agua no es simplemente una necesidad inmediata, sino un desafío a largo plazo en materia de desarrollo”, dijo Bellamy. “El agua potable y el saneamiento apropiado son esenciales para mantener a la gente viva hoy en día y ofrecerles la posibilidad de disponer mañana de una vida mejor”.

*   *   *

Lea las últimas noticias en http://www.unicef.org/

Para entrevistas y otros detalles, sírvase dirigirse a los oficiales de comunicación del UNICEF:

En Nueva York: Claire Hajaj  1-212-326-7566
En Sri Lanka: Martin Dawes + 977 985 10 40961
En las Maldives: Binita Shah + 977 985 107 4260
En la India: Corrine Woods + 91 981 86 49088
En Indonesia: John Budd + 62 811 936 437
En Bangkok: Madeline Eisner + 66 1 701 4626
En Ginebra: Damien Personnaz + 41 22 909 5716

Hay material de archivo disponible sobre las actividades de socorro del UNICEF en las zonas afectadas por el tsunami, que incluyen proyectos de agua potable y saneamiento, en http://www.thenewsmarket.com/unicef/

Durante cerca de 60 años, el UNICEF ha sido la principal organización del mundo dedicada a la infancia, y trabaja sobre el terreno en 158 países para ayudar a los niños y las niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. El mayor proveedor de vacunas para los países más pobres, el UNICEF apoya la salud y la nutrición de la infancia, y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. El UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos, y por medio de nuestros Comités Nacionales en pro del UNICEF vendemos tarjetas de felicitación y otros productos para lograr que la humanidad avance.


 

 

 

 Enviar artículo

 Imprimir artículo

Búsqueda