Centro de prensa

Comunicado de prensa

Las escuelas de Iraq afectadas por el abandono y la guerra

Una encuesta auspiciada por el UNICEF revela que la matriculación ha aumentado, pero no así la condición de las instalaciones. Una cuarta parte de las escuelas necesitan grandes reparaciones.

© UNICEF Iraq/2004
Los niños y niñas de Iraq enfrentan grandes dificultades para ir a la escuela

AMMÁN / GINEBRA, 15 de octubre de 2004 – El primer estudio global sobre el estado de las escuelas en el Iraq de la posguerra ha confirmado que millares de instalaciones escolares carecen de las condiciones básicas necesarias para brindarles a los niños y niñas una educación adecuada.

La encuesta sobre la escuela, dada a conocer esta semana por el Ministerio de Educación de Iraq, revela que un tercio de todas las escuelas primarias del país carecen de cualquier suministro de agua potable y casi la mitad no tienen instalaciones de saneamiento.

Las provincias más afectadas son Thicar, Salaheldín y Diala, donde más del 70% de los inmuebles de las escuelas primarias carecen de servicio de agua o el sistema hidráulico que existe no funciona.

La encuesta revela que, pese a las dificultades, la matriculación general aumentó en el curso escolar 2003/2004; pero también muestra que el número de instalaciones docentes disponibles no se ha mantenido al ritmo de la demanda.

Unos 4,3 millones de alumnos están matriculados actualmente en las escuelas primarias iraquíes, lo cual significa un aumento de los 3,6 millones que estaban en 2000, el último año del que se disponen datos con anterioridad a esta encuesta. Sin embargo, no hay suficientes pupitres, sillas o aulas. Muchas escuelas han tenido que doblar el cupo de estudiantes, y una cuarta parte de todas las escuelas primarias de Iraq tienen dos o tres turnos por día, lo cual significa menos tiempo de clase para cada grupo de alumnos.

De hecho, si bien hay más de 14.000 escuelas primarias en Iraq, sólo se cuenta realmente con 11.368 edificios docentes. De éstos, unos 2.700 necesitan grandes reparaciones.

“Iraq solía tener uno de los mejores sistemas escolares del Oriente Medio”, dice Roger Wright, representante del UNICEF en Iraq. “Ahora tenemos una prueba fehaciente de cuánto se ha deteriorado. En la actualidad, millones de niños en Iraq asisten a escuelas que carecen incluso de instalaciones básicas de agua potable o de medios de saneamiento, con paredes a punto de caerse, ventanas rotas y techos con goteras. El sistema se encuentra abrumado”.

Wright afirma que el deterioro es el resultado de una década de abandono y reducción de fondos durante la era de las sanciones, así como de las consecuencias de tres guerras, a partir del conflicto entre Irán e Iraq.

La encuesta arroja que desde marzo de 2003, más de 700 escuelas primarias han sufrido daños causados por bombas –un tercio de ellas en Bagdad– más de 200 se quemaron y más de 3.000 fueron saqueadas.

“El sistema actual le niega a los niños una educación adecuada”, dice Wright. “La mala calidad del ambiente docente es una seria agresión a la infancia, y la reducción de la jornada escolar es otra”. Según la encuesta, las escuelas primarias están más abarrotadas en la provincia de Basora, donde más de 600 escuelas primarias comparten edificios.

En una declaración a principios de esta semana, el Dr. Sami Al-Mudaffar, Ministro de Educación iraquí, dijo que la encuesta “constituye la fuente más completa y confiable de información educativa para Iraq” y que contribuirá de manera significativa a la planificación, administración y supervisión de los actuales empeños de reconstrucción del ministerio.

Menos niñas en las escuelas

La encuesta, realizada por el Ministerio de Educación de Iraq con la ayuda del UNICEF, recogió información sobre estudiantes, maestros y el estado de los inmuebles escolares de todas las escuelas de párvulos, así como de las escuelas primarias, secundarias, alternativas (Yafi'ee) y de formación profesional, y los institutos de estudios superiores del país. En total, la encuesta abarcó más de 20.000 escuelas e institutos.

Según la encuesta, de los 4,3 millones de alumnos matriculados en las escuelas primarias de Iraq, 2,4 millones son varones y 1,9 millones son niñas, una proporción similar a la de antes de la guerra. La matriculación de niñas es inferior a la de los niños en todos los grados y en todas las provincias. En la provincia de Wasit, las niñas constituyeron tan sólo el 39% de los estudiantes matriculados. La matrícula de niñas fue mayor en Bagdad y Sulaiimaniya, donde ascendió al 46% de los alumnos. “Debe promoverse con urgencia la equidad de género”, dice Wright.
 

Hacinamiento, inseguridad y falta de agua y de instalaciones de saneamiento en las escuelas son las tres causas principales de la baja matrícula de las niñas. A diario, los maestros, los alumnos y sus familias en Bagdad y otras zonas donde hay un alto índice de conflicto y criminalidad, tienen que sobreponerse al miedo a las bombas, las explosiones y los secuestros.

Los trabajos de reconstrucción llevados a cabo en las escuelas por compañías privadas, organismos de las Naciones Unidas y organizaciones no gubernamentales desde marzo de 2003 sólo han logrado reducir parcialmente los obstáculos. Desde que se realizó la encuesta en enero de 2004, la situación de la seguridad ha empeorado y el trabajo de reparación en las instalaciones docentes se ha retrasado.

“El problema no es sólo de retrasos en la reparación de los edificios escolares”, apunta Wright. “Más importante aún es que la escasa seguridad está retrasando también los adelantos en la calidad de la enseñanza y el aprendizaje que se logra en el aula”. Y añade que pese a las dificultades dentro de Iraq, el UNICEF, el Ministerio de Educación y muchos otros colaboradores siguen trabajando para rehabilitar escuelas y llevar a cabo cursos de adiestramiento a fin de ayudar a garantizarles a los niños y niñas iraquíes la educación de calidad que merecen.

Bellamy elogió los empeños del Banco Mundial

En un discurso en Ginebra, Carol Bellamy, Directora Ejecutiva del UNICEF, elogió este jueves el acuerdo entre el Banco Mundial y el gobierno iraquí respecto a la provisión de fondos para reparar 140 escuelas y construir otras 100 en Iraq a lo largo de cuatro años.

“Ésta es una noticia extraordinaria para los niños de Iraq”, dijo Bellamy. “El compromiso del Banco Mundial de apoyar a Iraq en el mejoramiento de sus escuelas representa un gran cambio”. Pero ella hizo notar que las mejoras no habrían de ocurrir de la noche a la mañana. “Debe priorizarse la seguridad para que los empeños humanitarios y de desarrollo puedan salir adelante. Nuestras mejores intenciones no bastarán si no hay seguridad y estabilidad”.

*   *   *

Antecedentes

La Encuesta sobre la Educación en Iraq fue llevada a cabo por el gobierno iraquí en enero y febrero de 2004, y abarcó a todas las instituciones docentes del país. Los resultados se dan a conocer en tres informes separados; el primero de ellos se ocupa de datos estadísticos; el segundo del análisis cualitativo y el tercero consiste en una localización detallada de los resultados escuela por escuela. El UNICEF colaboró con el Ministerio de Educación en la realización de le encuesta como organismo coordinador de la educación en Iraq. 

Para más información diríjase a:

Gordon Weiss, UNICEF, Medios de Comunicación, Nueva York (1-212) 326-7426
Oliver Phillips, UNICEF, Medios de Comunicación, Nueva York (1-212) 326-7583
Damien Personnaz, UNICEF, Medios de Comunicación, Ginebra (41-22) 909-5716


Visite www.unicef.org para obtener el informe, recientes videos de Iraq y más información


 

 

 

Vídeo (en inglés)

15 octubre 2004: más niños y níñas van a la escuela–  pero las instalaciones requieren mantenimiento urgentemente

Anchura de banda baja
Ver clip (Real Format)

Anchura de banda alta
Ver clip (Real Format)

Búsqueda