Centro de prensa

Comunicado de prensa

Miles de niños y niñas afectadas por las tormentas del Caribe

Una vez entregado el material de ayuda; la prioridad actual es restablecer los servicios básicos

Ciudad de Panamá/ Ginebra, 21 de septiembre de 2004 - Mientras Haití y República Dominicana comienzan a salir de los escombros ocasionados por el huracán Jeanne y los servicios meteorológicos predicen la continuación de una temporada de destructivas tormentas en el Caribe, UNICEF trabaja en el restablecimiento de los servicios que atienden a los niños y niñas más afectados por las recientes emergencias en esta región.

Desde Ciudad de Panamá, azotada también por fuertes lluvias que han causado la muerte de nueve niños, Alfredo Missair, Subdirector regional de UNICEF para América Latina y el Caribe, declaró que la pobreza y la debilidad de los servicios sociales en la región se ha traducido en que los más afectados son los que peor preparados están para sobreponerse a las consecuencias que han dejado los huracanes.

En los últimos diez días, los huracanes Iván y Jeanne han golpeado Granada, Jamaica, Cuba, Haití, República Dominicana, Panamá, Islas Caimán y Bahamas.

"Son miles de niños y niñas los que han sufrido a causa de estas tormentas. Algunos han perdido la vida, muchos han resultado heridos, y miles han visto como sus casas y escuelas han quedado destruidas," declaró Missair.  "Mucha gente tiene la imagen del Caribe como una región rica, pero se caracteriza en realidad por grandes desigualdades de riqueza, tanto entre los países como dentro de los países. Los niños y niñas han sido los más seriamente afectados por estos huracanes."

La prioridad inmediata de UNICEF es la provisión de materiales de ayuda y el restablecimiento de los servicios para los niños. Muchas áreas se mantienen aisladas sin acceso a alimentos, agua potable y ayuda médica. UNICEF, en trabajo conjunto con gobiernos y agencias internacionales y de ayuda humanitaria, concentra sus acciones en prevenir las mortales diarreas y entregar urgentemente materiales médicos y pastillas para la purificación de agua a las comunidades más afectadas. UNICEF provee además de apoyo psicosocial a niños y niñas y trabaja en la reapertura de las escuelas castigadas por las tormentas.

En Granada, el huracán Iván dañó o destruyó las 78 escuelas del país justo cuando cerca de 30.000 niños y niñas iniciaban su año escolar. UNICEF trabaja con el Ministerio de Educación y otros aliados para asegurar que las escuelas se limpien de escombros que puedan resultar peligrosos.  Los kits de UNICEF "Escuela en una maleta" - School in a box- han comenzado a llegar a la isla, proveyendo de materiales de educación a miles de niños y niñas. Los kits "Deportes en una maleta" - Sport in a box - se recibirán en los próximos días, gracias a una donación de FIFA, organismo mundial de fútbol.

En Haití, uno de los países más pobres del mundo, más de 600 personas han muerto debido a los deslizamientos de barro tras el paso del huracán Jeanne. 

"Estos niños y niñas acaban de vivir la peor experiencia de sus vidas," declaró Jean Gough, Representante de UNICEF para Barbados y el Caribe del Este. "La escuela da a los niños un sentido de seguridad y rutina, y nosotros intentaremos hacérselo llegar tan rápido como podamos, independientemente de que el aula sea de chapas y cartón o de ladrillo y concreto."

Alrededor de 20.000 personas viven actualmente en refugios tras haber visto desaparecer sus casas con el paso del huracán en Granada, de ellas alrededor de 8.000 son niños y niñas. UNICEF estima que entre el 80 y el 90 por ciento de los centros de salud y escuelas han sido dañados. En Jamaica y República Dominicana, decenas de miles han sido forzados a buscar refugio después de que sus casas se inundaran o fueran destruidas.

"El huracán Iván ha pasado una factura muy alta a las familias jamaicanas," declaró Bertrand Bainvel, Representante de UNICEF en Jamaica. "Estamos preocupados por la escasez de acceso en todo el país a agua potable y por la angustia psicológica que se manifiesta entre los niños. La situación es especialmente dura para los padres que emplearon parte de sus ingresos en preparar a sus hijos e hijas para el nuevo año escolar, que inició tres días antes de que comenzaran las advertencias de la llegada del huracán."

Además de los suministros de ayuda que se han distribuido para las víctimas, UNICEF está coordinando con varios gobiernos caribeños, diferentes agencias humanitarias regionales como la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, PMA, OCHA, Plan Internacional y la Agencia de Respuesta a Emergencias y Desastres del Caribe (CDERA), la preparación para los próximos meses en los que se pronostican más tormentas.

UNICEF declara que involucrar a gente joven en el proceso de recuperación es esencial para su bienestar. En Granada, por ejemplo, 600 adolescentes son entrenados por UNICEF para ayudar a miles de niños a recuperarse del trauma y la desorientación causada por el huracán Iván.  El programa "Retorno a la alegría" utiliza juegos, deportes, teatro, pintura y cuenta cuentos para hacer que los niños se expresen sobre lo que han experimentado y dirijan sus miedos en un entorno de apoyo.

UNICEF redistribuyó rápidamente los fondos de los programas existentes para ofrecer suministros de ayuda y ha lanzado un llamamiento por más de un millón de dólares para ayudar a los niños y niñas del Caribe.

"Para muchos en Europa y América del Norte, estas islas golpeadas por tormentas constituyen un destino en sus vacaciones," declaró Nils Kastberg, Director Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe. "Ahora estas islas necesitan de su urgente ayuda."

Para más información:

Gordon Weiss, UNICEF Media, New York: (+1-212) 326-7426
Robert Cohen, UNICEF Media, Panama: (+507) 676-3216
Damien Personnaz, UNICEF Media, Geneva: (4122) 909-5716


 

 

 

Enlaces

Información por país: América Latina y el Caribe

ONU pone en marcha programas de ayuda humanitaria y psicosocial

Agua, medio ambiente y saneamiento

Búsqueda