Centro de prensa

Comunicado de prensa

En el aniversario del atentado contra la ONU en Bagdad, el UNICEF afirma su compromiso con la infancia de Iraq

En ocasión de este aniversario, el UNICEF recuerda la pérdida de sus colegas

NUEVA YORK/GINEBRA/AMMÁN, 19 de agosto de 2004 - Un año después de la trágica pérdida de varios funcionarios de las Naciones Unidas, entre ellos un miembro del personal del UNICEF, durante el ataque a la sede de las Naciones Unidas en Bagdad, el UNICEF dijo hoy que estaba decidido a llevar a cabo su misión humanitaria en Iraq.

El miembro del personal del UNICEF, Sr. Christopher Klein-Beekman, de 31 años, murió cuando una explosión destruyó el principal edificio de las Naciones Unidas en Bagdad. El Sr. Klein-Beekman, del Canadá, era en el momento de su muerte el Oficial Encargado de la oficina del UNICEF.

"Nunca olvidaremos la energía, la motivación y el compromiso de Chris hacia los niños y niñas de Iraq", dijo la Directora Ejecutiva del UNICEF, Carol Bellamy. "Los acontecimientos ocurridos después de esta tragedia sólo han servido para reforzar nuestra determinación de resolver las necesidades de los niños y las niñas de Iraq, ahora más que nunca".

Casi la mitad de la población de Iraq tiene menos de 18 años. Incluso antes de que comenzara el conflicto, muchos niños y niñas eran ya muy vulnerables a la enfermedad, la desnutrición y la explotación. Iraq tiene una de las tasas de mortalidad infantil más elevadas del mundo, ya que uno de cada ocho niños y niñas iraquíes muere antes de cumplir cinco años.

Los problemas de seguridad agravan aún más la difícil situación en que se encuentra la infancia de Iraq. Desde que comenzó conflicto, cientos de niños y niñas han muerto y miles han resultado heridos. En muchos casos, las escuelas están cerradas y muchas familias mantienen a sus hijos en el hogar por temor a que resulten heridos o a que los secuestren cuando acuden a clase.

Sin embargo, a pesar del temor a la violencia y a los secuestros, muchos niños y niñas siguen yendo a la escuela con sus padres, madres u otros miembros de la familia, que les acompañan para tratar de garantizar su seguridad. En Faluya, cuando comenzó el bombardeo de las escuelas, se tomaron rápidamente medidas para que los alumnos pudieran realizar sus exámenes en otras escuelas.

Pero la violencia en Iraq es una realidad diaria en todo el país. En abril, más de 100 niños murieron en Faluya y Basora como resultado de los combates, algunos mientras se dirigían a la escuela. Los niños también mueren o sufren lesiones a menudo debido a las minas terrestres y las municiones sin estallar, ya que menudo se sienten "atraídos" por sus diseños coloridos y poco comunes.

"Los niños de Iraq han sufrido bastante", dijo Bellamy. "Han conocido tres guerras, 12 años de sanciones y viven en circunstancias extraordinariamente difíciles, a menudo atemorizados por la violencia". A pesar de los límites en materia de seguridad, el personal nacional del UNICEF trabaja sin descanso para tratar de satisfacer las necesidades de la infancia de Iraq. En conjunción con las autoridades del país, el UNICEF ha vacunado a miles de niños y niñas, distribuido carpetas escolares en las escuelas primarias, reparado plantas de agua y desagüe, repartido agua en tanquetas a las comunidades iraquíes, proporcionado materiales esenciales a los centros recreativos infantiles de las comunidades y distribuido panfletos de educación sobre el peligro de las minas terrestres a los residentes de Faluya para advertirlos de los problemas que representan las municiones sin explotar.

Antecedentes

Los principales donantes del programa nacional del UNICEF en Iraq son Japón, USAID, la Unión Europea, el Reino Unido, Canadá, Australia, España y Noruega. 

El UNICEF ha estado permanentemente en Iraq desde 1983. La organización ha trabajado para mejorar las vidas de los niños, las niñas y las mujeres en Iraq desde 1952.

* * *

Para obtener más información, sírvase dirigirse a:
Jehane Sedky-Lavandero, Medios de comunicación, UNICEF, Nueva York, 1 212 326 7269
Marc Vergara, Medios de comunicación, UNICEF, Ginebra, 41 22 909 5718
Sara Cameron, Medios de comunicación, UNICEF, Ammán, 962 79 650 5006
Anis Salem, Medios de comunicación, UNICEF, Ammán, 962 6 550 2407


 

 

 

Búsqueda