Centro de prensa

Comunicado de prensa

Bellamy dice a los pediatras que su papel en la defensa de la supervivencia infantil es fundamental

En una reunión internacional, afirma que las actividades del sector de la salud no son suficientes por sí solas

CANCÚN, México, 17 de agosto de 2004 - La Directora Ejecutiva del UNICEF, Carol Bellamy, dijo a un grupo de pediatras reunidos aquí esta semana que su labor es fundamental para mejorar la supervivencia infantil, y afirmó que deben promover medidas que vayan más allá de las iniciativas sanitarias tradicionales para abordar otras causas más complejas de la mortalidad infantil.

Cerca de 11 millones de niños y niñas mueren anualmente antes de cumplir cinco años, la mayoría debido a causas que se pueden evitar. Más de la mitad de estas vidas podrían salvarse mediante medidas de prevención y tratamiento que están disponibles en todos los países.

En una alocución ante más de 7.000 pediatras reunidos en su convención cuadrienal, entre quienes se encontraban los directores de numerosas asociaciones nacionales pediátricas, Bellamy dijo que la pobreza, la discriminación y la marginación de los grupos minoritarios son factores cruciales que impiden que la salud básica llegue a todos los niños y niñas.

"El mundo no puede derrotar la pobreza profundamente arraigada y las enormes desigualdades sociales únicamente por medio de actividades destinadas al desarrollo económico", dijo Bellamy. "De igual modo, nos encontramos en una etapa en la que no podemos lograr importantes reducciones en la mortalidad infantil y de las madres solamente por medio de iniciativas vinculadas al sector de la salud. Para lograr estos objetivos fundamentales, es indispensable contar con una capacidad lúcida de liderazgo político. Una capacidad de liderazgo que esté dispuesta a reconocer las causas subyacentes y a tomar las medidas apropiadas para confrontarlas".

Bellamy pidió después a los pediatras que se conviertan en defensores de las reformas de políticas y los cambios de actitud que pongan fin a las pautas de discriminación y permitan que las actividades sanitarias lleguen a las personas más aisladas.

"Los pediatras pueden cambiar las cosas hablando no solamente sobre los síntomas sino también sobre las causas de todas estas muertes que se pueden evitar y de toda esta pérdida de potencial humano. Para lograrlo, necesitamos que ustedes hablen más alto a fin de asegurar la defensa de los derechos de todos los niños y las niñas".

Bellamy aseguró que para conseguir progresos duraderos en la supervivencia infantil, los aliados que participan en el esfuerzo deben comprender que una infancia sana tiene muchas facetas. La Directora Ejecutiva del UNICEF añadió que ningún profesional de la salud comprende esto mejor que los pediatras.

"Ustedes saben que un niño vacunado que es víctima de golpes y maltratos no es un niño sano. Ustedes saben que un niño sano que nunca va a la escuela no podrá permanecer sano por mucho tiempo. Ustedes saben que un niño inteligente a quien se le margina debido a los prejuicios nunca alcanzará todo su potencial. Y ustedes saben que mantener a un niño vivo, sano, bien alimentado y protegido no es una tarea que corresponde solamente a los Ministerios de Salud", declaró. 

Bellamy dijo que la educación y la protección de la infancia, incluida la prevención contra el VIH/SIDA, son vías paralelas fundamentales que es preciso seguir, incluso en un momento en que las iniciativas de salud se potencian en todo el mundo.

Metas que es preciso alcanzar

Bellamy citó varios adelantos recientes y futuros que reforzarán la atención internacional sobre la supervivencia infantil.

  • Dijo que varios aliados mundiales se han unido para reconducir las actividades sobre supervivencia infantil.
  • Citó un informe del UNICEF que se presentará muy pronto en el que se miden los avances que tienen que realizar los países para cumplir con el objetivo de 2015 de reducir en dos terceras partes la mortalidad infantil.
  • Y subrayó las iniciativas del UNICEF en África occidental, la India y Camboya, que están ofreciendo modelos para abordar los problemas actuales.

"Hemos aprendido que las intervenciones de salud que tienen el mayor potencial de salvar las vidas de los niños y las niñas son aquellas que dependen de la acción y el conocimiento que se aplica en el hogar, especialmente en los hogares pobres donde no suele llegar la atención profesional", observó Bellamy. "Esto significa fortalecer los sistemas de salud con nuevas inversiones, pero también ampliar la atención básica para que llegue hasta el hogar, habilitando a las familias con el objetivo de que hagan todo lo que sea necesario para mantener a los niños y niñas sanos".

Bellamy hizo hincapié en que alcanzar el objetivo de supervivencia infantil establecido en la Cumbre del Milenio de 2000 no será fácil, especialmente para los países que han tenido que luchar contra el SIDA y los conflictos, o que tienen recursos y un tiempo limitados. Pero afirmó que el desarrollo humano sostenible no es posible sin una mejora fundamental en las vidas y el bienestar de la infancia.

"En el mundo por el que luchamos", dijo, "los niños y las niñas no solamente sobreviven, sino que están mentalmente alerta, son seguros emocionalmente y competentes socialmente, y tienen la capacidad de adquirir el conocimiento que necesitan para convertirse en adultos físicamente sanos y productivos".

*   *   *

El UNICEF publicará "Progreso para la infancia", un resumen por país sobre los progresos en la supervivencia infantil, a comienzos de octubre de 2004.

Para realizar entrevistas, obtener vídeos recientes o más información de antecedentes, sirvas dirigirse a:

Claire Hajaj, UNICEF, Medios de comunicación, Nueva York, 212 326 7566
Kate Donovan, UNICEF, Medios de comunicación, Nueva York 212 326 7452


 

 

 

Búsqueda