Centro de prensa

Comunicado de prensa

Lang Lang aplaude la campaña de Tanzanía contra el paludismo

El Embajador de Buena Voluntad más joven del UNICEF pide una alianza firme para reducir a la mitad en 2010 las muertes debidas al paludismo

Kilimanjaro, Nueva York, 6 de agosto de 2004 – Durante su primera visita como Embajador de Buena Voluntad, el virtuoso pianista chino Lang Lang dijo que Tanzanía es un ejemplo brillante de lo que los gobiernos y las comunidades locales pueden hacer en la lucha contra el paludismo, una enfermedad que causa anualmente la muerte de más de un millón de personas, la mayoría menores de cinco años que viven en África subsahariana.

El paludismo es responsable de una de cada cuatro muertes infantiles. Estas muertes se podrían evitar mediante métodos simples, efectivos y disponibles ampliamente. Los mosquiteros tratados con insecticidas pueden reducir las muertes en alrededor de un 20% y una nueva droga antipalúdica es casi un 100 por 100 efectiva contra la enfermedad. Pero la mayoría de los pobres del mundo siguen sin tener acceso a estas soluciones.

Tanzanía está tratando de proteger a sus 6 millones de niños y de niñas mediante la búsqueda de soluciones que sean sostenibles incluso en las comunidades más pobres.

“Los habitantes de Tanzanía me han mostrado que la solución a largo plazo del paludismo se encuentra en el lugar donde el problema se sufre de manera más directa: a nivel comunitario”, dijo Lang Lang durante una visita al país de cuatro días de duración, acompañado por representantes del UNICEF. “Pero las comunidades necesitan el apoyo de sus gobiernos nacionales y de los donantes internacionales para recibir los instrumentos vitales necesarios en la lucha contra esta enfermedad. Tenemos que reforzar nuestra alianza contra el paludismo para garantizar a la infancia un mejor futuro”.

Lang Lang se encuentra en Tanzanía para saber más sobre las actividades que se han iniciado en la lucha contra la enfermedad. Nombrado en mayo como el embajador de buena voluntad más joven del UNICEF, Lang Lang, que solamente tiene 21 años, se ocupa sobre todo de concienciar a la opinión pública acerca de los problemas que conlleva la lucha contra el paludismo y contra otras enfermedades infantiles. 

Bajo la sombra del Monte Kilimanjaro, en el Distrito Hai, Lang Lang visitó el poblado de Rundugai, donde pudo participar en el día local de la salud. Mientras entregaba premios (mosquiteros impregnados con insecticida) a las madres y los niños y niñas que han destacado en temas de salud, Lang Lang pudo observar personalmente los éxitos de las comunidades en la lucha contra el paludismo.

“Estas comunidades temen que el paludismo sea la peor causa de mortalidad infantil en África”, dijo. “Pero han demostrado que con intervenciones innovadoras y basadas en la comunidad, es posible reducir considerablemente la mortalidad”.

Una de estas intervenciones es el mecanismo de cupones, que permite a las mujeres embarazadas y a las madres jóvenes comprar mosquiteros impregnados con insecticida a bajo precio mediante un sistema de subsidios. El sistema ha demostrado ser un instrumento efectivo en el control del paludismo en el plano comunitario, y ha proporcionado un tratamiento rápido y efectivo del paludismo para los niños en la primera infancia. 

El UNICEF y sus aliados prestan apoyo a programas como estos para alcanzar la meta de reducción del paludismo establecida en los Objetivos de Desarrollo para el Milenio, que exhortan a reducir a la mitad en todo el mundo el número de muertes derivadas del paludismo, y a asegurar que un 60% de las personas en riesgo de contraer paludismo, especialmente los niños y las mujeres, duerman bajo mosquiteros tratados con insecticidas. Si en todos los países de África, los niños y las niñas durmieran bajo un mosquitero tratado con insecticida que cuesta solamente 4 dólares, se podrían salvar todos los años cerca de 500.000 vidas infantiles.

La alianza Hacer retroceder el paludismo, establecida en 1998, combina las actividades de la OMS, el UNICEF, el Banco Mundial, el PNUD y otros aliados en la lucha contra la enfermedad.

Las medidas concretas destinadas al reducir la carga del paludismo entre los niños y las niñas y las mujeres incluyen:

  • Tratamiento personalizado del paludismo – Acceso rápido al tratamiento (durante las primeras 24 horas), especialmente para los niños y niñas en la primera infancia, mediante la administración, lo más cerca posible de sus hogares, de medicamentos antipalúdicos apropiados.
  • Mosquiteros tratados con insecticidas – asegurar que los niños y las niñas y las mujeres embarazadas duermen todas las noches bajo la protección de un mosquitero tratado adecuadamente con insecticida

Como parte de este plan, el UNICEF trabaja con todos sus aliados para establecer metas que aseguren la distribución de los recursos necesarios de los sectores privado y público y de las organizaciones no gubernamentales. El UNICEF trabaja también con los gobiernos y los grupos comunitarios para proporcionar acceso a la educación y la información en temas fundamentales de salud.

* * * *

Si desea obtener más información, o concertar entrevistas, sírvase dirigirse a:

Georgina Mtenga, UNICEF Dar-es-Salaam, Tel. 255 22 2150811,
Beatrice Karanja, UNICEF Nairobi,   Tel.  254 722 205 482,
Mohammad Jalloh, UNICEF Nueva York, Tel. 212 326 7516

Durante cerca de 60 años, el UNICEF ha sido la principal organización del mundo dedicada a la infancia, y trabaja sobre el terreno en 158 países para ayudar a los niños y las niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. El mayor proveedor de vacunas para los países más pobres, el UNICEF apoya la salud y la nutrición de la infancia, y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. El UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.


 

 

 

Búsqueda