Centro de prensa

Comunicado de prensa

Las deficiencias del saneamiento en Darfur crean riesgos de enfermedades para la infancia

Jartum, 14 de julio de 2004  – El UNICEF informó hoy de que si bien casi la mitad del millón de personas desplazadas en la región de Darfur (Sudán) tienen acceso a agua potable, las deficientes condiciones de saneamiento siguen creando grandes riesgos para decenas de miles de niños.

La Corporación Nacional del Agua, el Ministerio de Salud, el UNICEF y otros organismos han impartido educación sobre higiene al poner a disposición de la población desplazada nuevas fuentes de agua. Pero es preciso redoblar los esfuerzos para mejorar las condiciones en los campamentos, dijo Cecilio Adorna, Representante interino del UNICEF en el Sudán.

“Al comenzar la estación de las lluvias, aumenta exponencialmente el riesgo de cólera y otras enfermedades transmitidas por el agua”, dijo Adorna. “La higiene tiene importancia vital para la supervivencia y el bienestar de los niños y sus familias. En estas circunstancias. no es fácil que las familias mantengan un nivel mínimo de limpieza, pero hoy esto es realmente urgente. Un nivel adecuado de higiene y saneamiento salvará vidas”.

El UNICEF, organismo de convocación para el agua y el saneamiento, está coordinando con OXFAM, CARE, Save the Children, el CICR y otras organizaciones para proporcionar agua potable e instalaciones de saneamiento. Esas instalaciones son por lo general letrinas de pozo, un agujero excavado de 1 metro de ancho y 3 metros de profundidad, con una losa de hormigón en la parte superior y paredes de paja para privacidad.

La meta inicial, de proporcionar 2.000 letrinas hacia fines de agosto, fue superada hacia mediados de julio, con 3.674 letrinas construidas. Se planteó aumentar la meta hasta 10.000 letrinas y la Corporación Nacional del Agua amplió su compromiso en pro de esa meta.

El UNICEF ha estado procurando activamente la participación del sector privado en la construcción de letrinas y la perforación de pozos de agua; pero muchas compañías titubean en participar debido a la inseguridad reinante.

Por otra parte, no basta ni siquiera con 10.000 letrinas. A medida que las letrinas se van colmando, su uso se hace más incómodo y plantean un riesgo mayor para la salud, especialmente en la estación de las lluvias. Además, es frecuente que las poblaciones de los campamentos varíen y que en muchos lugares se necesiten instalaciones adicionales. El Sr. Adorna dijo que, por ejemplo, en dos semanas la población del campamento de Kalma, Darfur meridional, aumentó desde 20.000 hasta más de 50.000 personas, sobrecargando los servicios existentes.

La semana que viene se iniciará en Darfur occidental una campaña de educación para mejorar los conocimientos sobre buenas prácticas de higiene. La Corporación Nacional del Agua, el Ministerio de Salud, el UNICEF, la OMS y varias organizaciones no gubernamentales internacionales y nacionales, inclusive la Media Luna Roja Sudanesa, Medair, OXFAM, distribuirán jabón, tabletas de cloro y carteles en los principales lugares en que se congrega la gente.

El Sr. Adorna agregó: “Hay dos cuestiones claras: primero, que el saneamiento es la prioridad máxima y el UNICEF le está dedicando todos los recursos disponibles; segundo, que para que se logre salvar vidas promoviendo la higiene, es necesario contar con más participantes en esta tarea”.

* * * *

Para mayor información, sírvase dirigirse a:

Paula Claycomb, UNICEF Media, Jartum:
+249-12-309410
pclaycombe@unicef.org

Sacha Westerbeek, UNICEF Newsdesk, Darfur:
+249-12-167158
unicefdarfur@yahoo.com

Gordon Weiss, UNICEF Media, Nueva York:
+212-326-7426
gweiss@unicef.org

Anis Salem, UNICEF Reg’l Communication Adviser, Ammán:
+962-6-553-9977,
asalem@unicef.org

Damien Personnaz, UNICEF Media, Ginebra:
41 22 909 5716
dpersonnaz@unicef.org


 

 

 

Búsqueda