Centro de prensa

Comunicado de prensa

Los jóvenes exigen más voz y mayor acceso en la respuesta mundial al SIDA

“Nosotros somos la solución, no el problema”, afirmaron los jóvenes participantes en la Conferencia sobre el SIDA, en Bangkok.

Bangkok, 13 de julio 2004 – Esta semana, los jóvenes participantes en la XVa. Conferencia Internacional sobre el SIDA dijeron a los líderes que la galopante proliferación del VIH/SIDA se debe a que hasta la fecha, la respuesta mundial ha dejado de lado los derechos y las preocupaciones de los jóvenes.

Casi 40 jóvenes participantes exigieron ser reconocidos y participar como verdaderos aliados y presentaron a Carol Bellamy, Directora Ejecutiva del UNICEF, una lista sucinta de condiciones a establecer para ayudarlos a efectuar las opciones necesarias a fin de no infectarse con el VIH.

Los jóvenes destacaron la necesidad de contar con ámbitos seguros y propicios, con acceso a los servicios, la detección y el tratamiento, además de la información, los conocimientos y las aptitudes que necesitan para prevenir la infección con el VIH y tener vidas saludables. Sus demandas fueron resultado de una serie de consultas a los jóvenes, efectuadas con el apoyo del UNICEF en 14 países de seis regiones, antes de celebrarse la Conferencia sobre el SIDA en Bangkok.

“En lugar de hablar interminablemente de lo que debemos hacer y cómo debemos hacerlo, los adultos deberían escucharnos a nosotros, los jóvenes. Nosotros deberíamos llevar la voz cantante en cuanto a lo que necesitamos para protegernos contra la infección”, dijo Patcharin Khamjan, un participante procedente de Tailandia. “La razón por la cual estamos perdiendo terreno respecto del VIH es que hasta ahora se nos ha marginado a los jóvenes. Dejarnos de lado es un grave error”

“Pese a que los jóvenes están desproporcionadamente afectados por el VIH/SIDA — y pese a que es más probable que adopten comportamientos sin riesgo, en comparación con los adultos, se suele hacer caso omiso de dichos jóvenes cuando se elaboran estrategias sobre el VIH/SIDA, se formulan políticas y se asignan partidas presupuestarias”, dijo la Sra. Bellamy.

Los jóvenes están en el epicentro de la epidemia. De las 14.000 personas que, según se estima, se agregan a los infectados cada día, más de la mitad tienen menos de 25 años de edad. En la región más afectada, África al sur del Sahara, las tres cuartas partes de los jóvenes que viven con el VIH son niñas y mujeres jóvenes. Las infecciones, en su mayoría, se transmiten por vía del contacto sexual.

No obstante, en países donde la epidemia recién está apareciendo, los más afectados son los adolescentes y jóvenes varones; en Europa central y oriental y en los Estados del Báltico, un 80% de los jóvenes infectados con el VIH son adolescentes y jóvenes varones. Allí, la principal vía de transmisión es el consumo de drogas por vía endovenosa.

Además, la mayoría de los jóvenes comienzan a tener actividad sexual antes de llegar a los 20 años. Si bien la mayoría de los jóvenes han oído algo acerca del VIH/SIDA, muchos no saben cómo se transmite y siguen teniendo conceptos totalmente erróneos. Los jóvenes, en su mayoría, no creen que corren riesgos y una abrumadora mayoría de los infectados con el VIH no lo saben.

Muchos de los países donde es más alta la prevalencia del VIH también tienen poblaciones muy jóvenes; y esto crea una peligrosa convergencia que agrava los efectos de la epidemia. Por ejemplo, en los países de África al sur del Sahara se estima que más de la mitad de la población tiene menos de 18 años.

La Sra. Bellamy dijo: “Los jóvenes, tanto mujeres como varones, son vulnerables a la infección con el VIH cuando tienen un limitado acceso a la información, los conocimientos, los servicios y la atención”. Los obligados a vivir al margen social y económico — las trabajadoras comerciales del sexo y los toxicómanos por vía endovenosa — corren un riesgo muy alto de contagiarse con el VIH; y cuando los jóvenes que ya están viviendo con el VIH se enferman, en general tienen escaso o ningún acceso a la atención médica o a medicamentos que podrían salva su vida”, agregó la Sra. Bellamy.

Las constataciones resultantes de las consultas con la juventud apoyadas por el UNICEF figuran en un informe preliminar dado a conocer hoy por el UNICEF, titulado  Young People Speak Out --Meeting our Rights to HIV Prevention and Care. En el informe se indica lo que debe hacerse para posibilitar que los jóvenes tengan vidas saludables, y se aclara que los jóvenes están motivados y ansiosos por emprender la lucha contra el SIDA y que, si se les da una voz, pueden aportar información de importancia vital a fin de orientar la política y la adopción de decisiones.

“Prevenir nuevas infecciones, particularmente entre los jóvenes, debe seguir siendo un aspecto medular de la respuesta mundial”, dijo la Sra. Bellamy. “Sólo si todos quienes tratan de abordar la pandemia — gobiernos, ONG, entidades de la sociedad civil, organizaciones confesionales y otros — se suman a los jóvenes y entablan verdaderas alianzas, comenzaremos a contrarrestar la trayectoria del VIH/SIDA”.

****

Para obtener más información, sírvase dirigirse a:

Susan Curran, UNICEF, 01 906 0813
Liza Barrie, UNICEF, 07 902 9944; US mobile 1-646 207-5178
Marixie Mercado, UNICEF, 07 906 5544; US mobile 1-917 640-0184


 

 

 

Enlaces

Los jóvenes hablan sobre el SIDA — Hoja de datos [Word]

Declaración de los jóvenes [Word]

Búsqueda