Centro de prensa

Comunicado de prensa

En Darfur surge una nueva generación de niños y niñas “supervivientes”

Jartum/Ginebra/Nueva York, 2 de julio de 2004 – El UNICEF asegura que un número considerable de niños y niñas desplazados en Darfur han sido víctimas directas de la violencia o han sido testigos de actos violentos.

En entrevistas realizadas en los campamentos para civiles desplazados en el Sudán, así como en campamentos de refugiados en Chad, trabajadores de las Naciones Unidas y las ONG dijeron que un gran número de niños y niñas contaron cómo huyeron después de presenciar el asesinato y la violación de padres, madres, hermanos, hermanas y vecinos.

El Director de Operaciones de Emergencia del UNICEF, Dan Toole, que regresó hace muy poco de Darfur y los campamentos de refugiados de Chad, dijo que aunque resulta difícil recopilar datos sistemáticos, hay suficientes pruebas incidentales que revelan las enormes repercusiones de estos sucesos en las vidas de los niños.

“Hablé con un gran número de niños y niñas que simplemente te dicen lo que han visto”, dijo Toole. “En su presencia se ha disparado contra niños pequeños, se ha matado a tiros a padres y madres en los campos, se ha violado a madres, se han quemado casas, se han producido matanzas de animales y ellos han tenido que huir sin nada para salvar la vida. Y entre todas las personas que huyeron hay por lo menos medio millón de niños y niñas, lo que revela la escala del desastre para la infancia”.

Uno de los testimonios más impresionantes son los dibujos realizados por los niños en los centros de apoyo que el UNICEF ha establecido en Darfur. A los niños y niñas se les anima a que dibujen y cuenten sus experiencias para aliviar la impresión de lo que han visto.

En un dibujo típico realizado por una niña de 11 años que huyó de su pueblo, los cadáveres aparecen sangrando en el suelo bajo un sol rojo, mientras un hombre aparece montado en un camello con una escopeta. La niña señala los cuerpos mientras va mencionando los nombres de sus familiares.

El UNICEF dijo que los centros de apoyo, así como el restablecimiento de la escolarización básica, son dos pilares importantes en el esfuerzo por restaurar una apariencia de estabilidad entre los niños y niñas desenraizados por la guerra. El UNICEF ha construido docenas de centros de apoyo y aulas en las últimas semanas. A ellas acuden 32.000 niños y niñas, y se espera ampliar el programa a unos 60.000 en septiembre.

“Nos enfrentamos a unos efectos físicos a gran escala en las vidas de los niños y niñas”, dijo Toole. “Pero es importante constatar que esta expulsión está creando una memoria común para aquellos que sobreviven a la mutilación, la inseguridad, a pérdidas terribles y al poder de la violencia”.

###

Si desea obtener más información, sírvase dirigirse a:

Paula Claycomb, Medios de comunicación, UNICEF, Jartum: +249-12-309410 pclaycombe@unicef.org
James Elder, UNICEF Newsdesk, Darfur: +249-12-167158 unicefdarfur@yahoo.com
Gordon Weiss, Medios de comunicación, UNICEF, Nueva York: +212-326-7426 gweiss@unicef.org
Anis Salem, Asesor de Comunicación Regional, UNICEF, Ammán: +962-6-553-9977 asalem@unicef.org
Damien Personnaz, Medios de comunicación, UNICEF, Ginebra: Mobile: +41-79-216-94-01, dpersonnaz@unicef.org


 

 

 

Ver el vídeo reportaje (en inglés)

22 junio 2004: entrevista con el director del Programa de Emergencias del UNICEF, Dan Toole

Anchura de banda baja
View clip (Real Format)

Anchura de banda alta
View clip (Real Format)

Búsqueda