Centro de prensa

Declaración

Declaración del UNICEF sobre Iraq

GINEBRA / NUEVA YORK, 11 de mayo de 2004 – El UNICEF está profundamente preocupado por los informes de los medios de comunicación que alegan que entre las personas que han sufrido abusos en los centros de detención y prisiones de Iraq puede haber niños y niñas. Aunque no ha sido posible comprobar de forma independiente la veracidad de los nuevos informes, son sin embargo alarmantes.

Cualquier tipo de malos tratos, abuso sexual, explotación o tortura de niños y niñas en lugares de detención es una violación de la ley internacional, incluida la Convención sobre los Derechos del Niño; la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes; el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; y las Convenciones de Ginebra y sus Protocolos Adicionales.

La detención y el encarcelamiento de un niño o una niña deben considerarse únicamente como una medida de último recurso y durante el plazo más breve posible. Para su seguridad y protección, no se debe encarcelar a los menores de edad junto a los adultos, y es preciso ofrecerles un pronto acceso a una adecuada asistencia jurídica, médica y emocional, así como de otro tipo. Estas normas son vigentes en todos los casos relacionados con niños y niñas, inclusive aquellos considerados combatientes.

Es preciso tratar a todas las personas detenidas con humanidad y respeto por su dignidad como seres humanos. En particular, los Estados tienen la obligación de proteger a los niños y las niñas y asegurar que sus funcionarios sean conscientes de las normas internacionales pertinentes y cumplan con ellas, y que hayan recibido capacitación al respecto.

Para obtener más información, sírvase dirigirse a:

Damien Personnaz, Medios de comunicación, UNICEF, Ginebra: : +41 (0) 22 909 5716, dpersonnaz@unicef.org

Alfred Ironside, Medios de comunicación, UNICEF, Nueva York: +1 212 326 7261, aironside@unicef.org


 

 

 

Búsqueda