Centro de prensa

Comunicado de prensa

El VIH/SIDA amenaza el progreso en Ucrania

La carencia de yodo menoscaba también la salud de los jóvenes

KIEV/NUEVA YORK/GINEBRA, 11 de mayo de 2004 – Ucrania se encuentra al borde de una epidemia de VIH/SIDA de amplia escala, ya que alrededor de un cuarto de millón de personas viven con el virus o padecen la enfermedad, dijo hoy el UNICEF coincidiendo con la llegada al país en visita oficial de su Directora Ejecutiva, Carol Bellamy. Además, una gran proporción de su población padece enfermedades relacionadas con la carencia de yodo.

“El aumento de las tasas de infección por VIH en Ucrania es de los más rápidos de Europa del Este, pero lo más preocupante es el ritmo de incremento, que tiene repercusiones desproporcionadas sobre los niños, las niñas y los jóvenes”, dijo Bellamy.

En Ucrania, la propagación del VIH responde sobre todo al abuso de drogas inyectadas y, en menor medida pero con una dimensión cada vez mayor, a la práctica entre los jóvenes de actividades sexuales sin protección. La transmisión de progenitores a hijos ascendió de un 2% del total de las infecciones en 1997 a un 13% en 2001, y mientras que un 57% de las infecciones se registran entre los varones, las mujeres jóvenes se infectan cada vez con mayor frecuencia.

“Los dirigentes nacionales y locales, con el apoyo pleno de la comunidad internacional, deben tomar medidas inmediatas y concretas para abordar la enorme vulnerabilidad de los jóvenes a la infección por VIH”, dijo Bellamy.

La crisis del SIDA en Ucrania forma parte de un panorama regional más amplio.

Entre 1996 y 2001, Europa del Este experimentó un aumento sorprendente de un 1.300% en la prevalencia de la infección por VIH, un incremento que se produjo en un ambiente de desórdenes sociales, un empeoramiento de la desigualdad y una expansión de las redes de tráfico de drogas.

“Demasiadas personas jóvenes confrontan situaciones de pobreza, altos índices de desempleo y falta de esperanza, que son el caldo de cultivo del tráfico de drogas, lo que a su vez alimenta la epidemia del VIH”, dijo Bellamy.

Más de un 80% de las personas que viven con VIH/SIDA en la región tienen menos de 30 años, a diferencia de lo que ocurre en Europa Occidental y Estados Unidos, donde solamente un 30% de todos los casos de VIH se dan entre personas menores de 30.

El acceso a los escasos servicios disponibles es especialmente difícil para los jóvenes, sobre todo para grupos como los usuarios de drogas intravenosas y los trabajadores sexuales comerciales. Los miembros de los grupos de mayor riesgo son víctimas a menudo de la exclusión social, la estigmatización o el encarcelamiento, factores todos ellos que fomentan la propagación del VIH. Menos de un 5% de los usuarios de drogas inyectables tienen acceso a programas o servicios para reducir el riesgo de infección por VIH.

“Nos enfrentamos a una situación obscena, en la que aquellos que son los más vulnerables son quienes tienen menos posibilidades de recibir el apoyo necesario para evitar la infección por VIH”, dijo Bellamy. Una encuesta realizada por el UNICEF indicó que menos de un 70% de los adolescentes de Ucrania utilizaban preservativos para evitar la infección; la concienciación sobre otras prácticas, como la abstinencia sexual, tener menos compañeros sexuales y no inyectarse drogas, es también muy limitada.

La falta de yodo en el régimen alimentario

Aunque Ucrania produce y exporta sal yodada, solamente en un 20% de los hogares se consume la sal yodada suficiente como para prevenir las enfermedades derivadas de la carencia de yodo. Una evaluación realizada en 2002 confirmó la presencia de casos de carencia leve de yodo en todo el país, y más grave en el norte y el oeste. Esta carencia conlleva un menoscabo de la capacidad mental de los niños y las niñas, con consecuencias considerables sobre la capacidad del país para crecer y prosperar.

“Los trastornos derivados de la carencia de yodo pueden eliminarse”, dijo Bellamy. “Una cucharadita de yodo durante toda la vida es suficiente para proteger a una persona contra la carencia de este mineral. En todo el mundo se reconoce que la sal yodada es la manera más eficaz, segura y rentable de llegar a las poblaciones más remotas”, dijo. El desafío de Ucrania es promulgar leyes que aseguren que toda la sal que se produce en el país esté yodada.

La carencia de yodo ha contribuido a agudizar las consecuencias devastadoras del desastre nuclear de Chernobil de 1986. Un bajo nivel de yodo ha aumentado la susceptibilidad de los ucranianos al yodo radioactivo emitido durante la explosión, lo que ha conducido a un aumento del cáncer de tiroides.

***
UNICEF en acción

La respuesta de Ucrania a la epidemia del VIH/SIDA y las enfermedades derivadas de la carencia de yodo dependen del liderazgo que surja en todos los niveles de la sociedad.

El UNICEF trabaja con el Gobierno de Ucrania en la prevención de la transmisión del VIH de progenitor a hijo, que en la actualidad se incluye en los programas estatales para la prevención del SIDA. La cobertura de las mujeres embarazadas seropositivas y los servicios de tratamiento aumentaron de solamente un 9% en 1999 a un 91% en 2002.

El UNICEF realiza tareas de promoción y proporciona apoyo técnico para asegurar que los niños, las niñas y los jóvenes reciben información sobre el VIH/SIDA y las enseñanzas para la vida práctica necesarias a fin de evitar conductas de alto riesgo. Ampliar a gran escala los servicios de prevención para los grupos de alto riesgo, entre ellos los usuarios de drogas intravenosas y la población juvenil en general, son prioridades urgentes.

El UNICEF presta apoyo a la campaña nacional para lograr una yoduración universal de la sal en 2005, por medio de campañas de promoción, medios de difusión y tareas de comunicación. El UNICEF trata de obtener apoyo político para la campaña, informando al público sobre la sal yodada y convenciendo a los productores y fabricantes de los beneficios comerciales de la yoduración de la sal.

* * * *
Para obtener más información, sírvase dirigirse a:

Dmytro Konyk, Oficial de comunicaciones, Kiev, 380 44 254 2450,
Liza Barrie, Asesora Superior de Comunicación, HIV/AIDS, NY, 212 326 7593,
Marixie Mercado, UNICEF Medios, NY 212 326 7133

Durante cerca de 60 años el UNICEF ha sido la principal organización del mundo dedicada a la infancia, y trabaja sobre el terreno en 158 países para ayudar a los niños y las niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. El mayor proveedor de vacunas para los países más pobres, el UNICEF apoya la salud y la nutrición de la infancia, y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. El UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.


 

 

 

Búsqueda