Centro de prensa

Comunicado de prensa

Durante el Día del Paludismo en África, el UNICEF pide que los nuevos medicamentos estén disponibles a un precio asequible

Para salvar a millones del paludismo se necesita un mayor esfuerzo de las empresas farmacéuticas y los donantes

NUEVA YORK/GINEBRA, 22 de abril de 2004 – El UNICEF exhortó hoy a las empresas farmacéuticas y a los países donantes a que respalden una iniciativa para distribuir un nuevo fármaco contra el paludismo entre los cientos de millones de personas afectadas todos los años por la enfermedad.

La organización tiene la intención de utilizar su red internacional de suministro en la lucha internacional para reducir la mortalidad derivada del paludismo.

“Gracias a su eficacia, los nuevos fármacos pueden salvar todos los años las vidas de 300 millones de personas afectadas por el paludismo”, dijo la Directora Ejecutiva del UNICEF, Carol Bellamy, durante la conmemoración el 25 de abril del Día del Paludismo en África. “Si los sectores público y privado trabajan juntos de manera efectiva, podemos reorganizar rápidamente el mercado de los fármacos antipalúdicos y dar un gran paso adelante para hacer retroceder esta enfermedad”.

El mayor problema para el tratamiento del paludismo es que la cloroquina, el fármaco antipalúdico más barato y más utilizado, ha perdido su eficacia en muchos lugares de África. Durante los últimos años ha aparecido en el mercado un tratamiento nuevo y más costoso. La OMS y el UNICEF recomiendan este nuevo tratamiento, denominado terapia combinada basada en la artemisinina (ACT), en las zonas donde hay una resistencia cada vez mayor a la cloroquina.

Debido a que la ACT es comparativamente más costosa y está solamente disponible en cantidades limitadas, el UNICEF y sus aliados están trabajando con los fabricantes internacionales para ampliar la producción de ACT de alta calidad a fin de que todos los niños, las niñas y las comunidades que necesiten estos fármacos puedan obtenerlos con rapidez. El UNICEF ha instado también a los países donantes a que ayuden a los países donde el paludismo es endémico a financiar los nuevos fármacos. Un tratamiento completo con Coartem, el único ACT coformulado hasta la fecha, cuesta 2,40 dólares por persona, cinco veces más que la cloroquina.

El UNICEF ha convocado recientemente una serie de reuniones con las compañías farmacéuticas, así como con sus aliados de “Hacer retroceder el paludismo” y los principales donantes, para que contribuyan a establecer el mercado necesario para distribuir el tratamiento ACT a los millones de personas que lo necesitan desesperadamente.

“No podemos dejar que la gente muera porque son pobres y no pueden costearse los mejores fármacos disponibles”, dijo Bellamy. “Si podemos asegurar que los países necesitados dispongan de los fondos necesarios para adquirir los fármacos a largo plazo, los fabricantes tendrán el mercado estable que necesitan para producir más fármacos”.

El paludismo, una enfermedad transmitida a través de los mosquitos, es responsable de la muerte de más de un millón de niños y niñas al año, la mayoría menores de cinco años. Un 90% de estas muertes se producen en África subsahariana. El paludismo es la mayor causa de mortalidad de la infancia en África. De las decenas de millones de niños y niñas que sobreviven a la enfermedad, muchos sufren lesiones físicas y mentales.

Además de procurar una mayor disponibilidad del fármaco, el UNICEF presta apoyo a programas de lucha contra el paludismo en más de 30 países de África. Junto a los fármacos antípalúdicos, el UNICEF distribuyó el año pasado casi 5 millones de mosquiteros, así como los insecticidas para tratarlos, por un valor total de alrededor de 17 millones de dólares. Al prevenir las picaduras de mosquitos y matar al mosquito portador del paludismo, los mosquiteros tratados con insecticidas pueden reducir de manera considerable la infección del paludismo y la mortalidad que conlleva.

El UNICEF presta también apoyo a los programas de educación de la comunidad para mejorar los conocimientos sobre la prevención del paludismo y el tratamiento adecuado de los mosqueteros. Los programas también enseñan a reconocer los síntomas del paludismo y la importancia de someterse rápidamente a un tratamiento contra la enfermedad. Ambas medidas son fundamentales para combatir el paludismo, que ataca frecuentemente durante todo el año y puede confundirse con otras enfermedades.

El domingo será la cuarta celebración del Día del Paludismo en África desde la Cumbre sobre el Paludismo celebrada en Abuja en abril de 2000. Este año, el UNICEF y sus aliados en la campaña “Hacer retroceder el paludismo” celebrarán el día con una importante actividad para los medios de comunicación, que incluye un concierto encabezado por Youssou N’Dour en Matam, Senegal, una región gravemente afectada por el paludismo. El UNICEF celebrará también el día en todos los países africanos donde el paludismo es endémico.

La alianza “Hacer retroceder el paludismo”, establecida en 1998, combina las actividades de la OMS, el UNICEF, el Banco Mundial, el PNUD y otros aliados en la lucha contra la enfermedad.

NOTA para las emisoras: hay material de archivo disponible sobre el paludismo.

Si desea obtener más información y materiales visite el sitio del UNICEF en http://www.unicef.org/spanish y el sitio de “Hacer retroceder paludismo” en www.rbm.who.int

Si desea obtener más información, sírvase dirigirse a:

Mohammad Jalloh, Medios de comunicación del UNICEF, Nueva York
Tel: 212 326 7516, mjalloh@unicef.org

Erin Trowbridge, Medios de comunicación del UNICEF, Nueva York
Tel: 212 326 7172, etrowbridge@unicef.org

Margherita Amodeo, UNICEF Dakar,
Tel: 221 869 5842, Mobile 221 569 1926, mamodeo@unicef.org

Damien Personnaz, UNICEF Ginebra
Tel: 44 21 909 5716, dpersonnaz@unicef.org

Durante cerca de 60 años el UNICEF ha sido la principal organización del mundo para la infancia, y trabaja sobre el terreno en 158 países para ayudar a los niños y las niñas a sobrevivir y desarrollarse desde la primera infancia hasta la adolescencia. El mayor proveedor de vacunas para los países más pobres, el UNICEF apoya la salud y la nutrición de la infancia, y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. El UNICEF está financiado plenamente por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.


 

 

 

Vea el vídeo reportaje

Anchura de banda baja
View clip (Real Format)

Anchura de banda alta
View clip (Real Format)

Ensayo fotográfico

Búsqueda