Centro de prensa

Comunicado de prensa

El conflicto de baja intensidad en Haití debilita la salud de la infancia

La seguridad de niños y niñas está amenazada por los disturbios civiles

PUERTO PRÍNCIPE, 24 de febrero de 2004 – El UNICEF dijo hoy que, debido a la violencia que sacude Haití, los precarios sistemas de salud y educación del país se encuentran sumidos en una crisis que amenaza las vidas de miles de niños y de niñas haitianos.

En una declaración realizada en Puerto Príncipe, la Representante del UNICEF en Haití, Sra. Francoise Gruloos, dijo que está profundamente preocupada ante la posibilidad de que miles de niños y niñas haitianos carezcan de acceso a los servicios públicos básicos.

“Los niños y las niñas son siempre los más vulnerables en las situaciones de conflicto”, dijo la Sra. Gruloos. “Y los niños y niñas de Haití ya eran antes enormemente vulnerables. Tenemos que asegurar la protección de estos niños y niñas, y no olvidar el peligro que corren en medio de los disturbios civiles”.

La experiencia del UNICEF en las situaciones de conflicto indica que la desnutrición y la enfermedad son las principales causas de la mortalidad infantil durante los conflictos armados. Cuando los alimentos son escasos o el agua se contamina durante la guerra, son normalmente los niños y niñas quienes más sufren. Las guerras socavan también los servicios de salud y otras redes sociales, y destruyen las fuentes de alimentos y de ingresos.

La Directora Ejecutiva del UNICEF, Carol Bellamy, pidió a todas las partes que garanticen la seguridad de los hospitales y las escuelas. “Hay que considerar las escuelas como zonas de paz”, dijo Bellamy desde Nueva York. “Especialmente en épocas de crisis, las escuelas pueden ofrecer un refugio a la niñez. La infancia de Haití depende de los adultos para que preserven su futuro”. En varias zonas del país las escuelas permanecen cerradas, según el UNICEF.

Incluso antes de la crisis, la situación de la niñez de Haití era una de las peores del mundo, y más de uno de cada 10 niños haitianos moría antes de cumplir cinco años. Más de una quinta parte nace con bajo peso, sólo la mitad recibe vacunación sistemática y casi un 40% de los menores de cinco años sufren infecciones agudas de las vías respiratorias.

Los servicios de salud y las organizaciones humanitarias han venido informando sobre casos de niños y niñas que han sido víctimas de violaciones.

El UNICEF, en estrecha colaboración con la OMS/OPS y UNFPA, trata de negociar el acceso a las zonas bloqueadas por los rebeldes para distribuir suministros médicos y medicinas a las clínicas que prestan asistencia a mujeres embarazadas y lactantes y a los niños y niñas de corta edad. También proyecta transportar toneladas de alimentos secos nutritivos y materiales para refugios a miles de familias que han perdido sus casas o han tenido que huir debido a los combates.

Si desea obtener más información, sírvase dirigirse a:

Sylvana Nzirorera, Oficina del UNICEF en Haití, Tel: (509) 245 3525, e-mail: snzirorera@unicef.org

Damien Personnaz, Oficina del UNICEF en Ginebra, Tel: 41 22 909 5716, e-mail:  dpersonnaz@unicef.org

Maria Blanco, Oficina Regional del UNICEF para América Latina y el Caribe,  Tel: 507 315 7485, e-mail: mblanco@unicef.org

Gordon Weiss, Oficina del UNICEF en Nueva York, Tel: 1 212 326 7426, e-mail: gweiss@unicef.org


 

 

 

Búsqueda