Centro de prensa

Comunicado de prensa

Harry Belafonte pide a todos los países que eliminen los gastos de matriculación

El Embajador de Buena Voluntad del UNICEF dice que el mundo tiene que esforzarse más para ayudar a otros países a lograr una transición hacia la educación gratuita universal

© UNICEF/Pearson
Harry Belafonte visits a school in Nairobi.

Nairobi, 18 de febrero de 2004 - El Embajador de Buena Voluntad del UNICEF, Harry Belafonte, pidió hoy a todos los países en desarrollo que sigan el ejemplo de Kenya y eliminen permanentemente los gastos de matriculación.

Desde la primera semana de escolarización gratuita, iniciada en enero de 2003, más de 1,3 millones de niños y de niñas ingresaron en la escuela por primera vez, impulsando la matriculación nacional de 5,9 millones a 7,2 millones.

“Estos niños y niñas, y sus progenitores, saben que recibir una educación no es solamente un derecho, sino también un pasaporte hacia un futuro mejor, tanto para la infancia como para el país”, dijo hoy Belafonte. “La decisión de Kenya de eliminar los costos escolares es un ejemplo brillante de lo que se puede conseguir en el mundo en desarrollo a fuerza de voluntad política”.

Belafonte se encuentra de visita en Kenya para supervisar los avances en la educación primaria gratuita un año después de la abolición de los gastos de matriculación. Nombrado embajador de buena voluntad de 1987, Belafonte ha participado en cientos de actividades y viajes en nombre del UNICEF.

Antes de que se aprobara la Política para la Educación Primaria Gratuita en Kenya, los estudiantes tenían que pagar una tasa de matrícula para ingresar en la escuela primaria. Para muchos niños y niñas, especialmente para los huérfanos a causa del VIH/SIDA y para las niñas, estos costos eran un impedimento para acceder a la enseñaza.

Cuando el dinero es escaso, hay más probabilidades de que las familias envíen a los hijos varones a la escuela y dejen sin escolarizar a las hijas; en todo África, más de la mitad de los 45 millones de niños y niñas que no reciben una enseñanza primaria son niñas. Aunque no acudir a la escuela es un desastre para cualquier niño, las consecuencias para las niñas son especialmente graves. Las niñas que no reciben una educación corren un mayor riesgo de contraer el VIH/SIDA y de convertirse en víctimas de la explotación sexual y de la trata de menores de edad. También tienen menos posibilidades de criar hijos sanos y de enviarlos a la escuela.

© UNICEF/HQ04-0035/Furrer
Belafonte joins children in class, at the Kihumbuini primary school in Kangemi, a poor neighbourhood in Nairobi.

La educación es esencial para los huérfanos del SIDA

La eliminación de los costos escolares puede generar cambios considerables para los niños y las niñas huérfanos a causa del VIH/SIDA, dijo Belafonte. Estos niños y niñas, que en Kenya suman la cifra de 892.000, nunca se llegan a matricular o tienen que abandonar la escuela para cuidar a sus familiares enfermos o buscar sustento para ellos o sus familias.

“Los niños y niñas que han perdido a sus padres y madres debido al VIH/SIDA no sólo tienen el mismo derecho que cualquiera a recibir una educación, sino que tal vez incluso necesitan más los beneficios de la educación”, dijo Belafonte. “Formar parte del entorno escolar servirá de preparación para el futuro, al tiempo que se elimina el estigma y la discriminación que por desgracia se relaciona con el SIDA”.

Belafonte pidió a la comunidad internacional que mantenga su compromiso para ayudar a los países a recuperar los fondos que han perdido a causa de la eliminación de los costos escolares. El embajador del UNICEF señaló que la financiación bilateral para la educación en los países en desarrollo disminuyó en un 30% desde 1990 hasta 2000. En la mayoría de los países africanos donde se eliminaron los costos escolares, los gobiernos necesitan por lo menos cinco veces más asistencia para la educación básica a fin de conseguir que la educación primaria sea universal en 2015, una meta establecida por la comunidad internacional.

El UNICEF calcula que hay alrededor de 121 millones de niños y niñas sin escolarizar en todo el mundo, la mayoría de los cuales son niñas, y que millones están afectados por el VIH/SIDA. Junto a una red de organismos de las Naciones Unidas y ONG, el UNICEF lleva a cabo una campaña mundial agresiva y multipolar para acelerar los progresos en la educación de las niñas, lograr que todos los niños y las niñas acudan a la escuela y proporcionar la educación de calidad que todos ellos merecen.

En Kenya, por ejemplo, la campaña “Vamos a la escuela” es un proyecto innovador que incorpora a los alumnos en los esfuerzos destinados a conseguir que todos los niños y las niñas de sus comunidades vayan a la escuela. En esta campaña, los alumnos llevan a cabo un censo de los niños y niñas que no van a la escuela, analizan las razones de esta situación y proponen soluciones para que asistan a clase.

La iniciativa, que se llevará a cabo también en otros países y regiones, comenzará con una fase piloto en febrero y marzo que culminará el Día del Niño Africano, el 16 de junio de 2004.

El éxito de Kenya en la eliminación de los costos escolares se ha reflejado en otras partes de África. Después de que Uganda eliminara los costos escolares en 1997, la matriculación aumentó de 2,5 millones ese año a 6,5 millones en 2000. Después de la eliminación de los costos en Tanzanía en 2000, la matriculación aumentó de 1,4 millones a 3 millones.

Sin embargo, Belafonte hizo hincapié en los problemas considerables que presenta la abolición de los costos escolares.

En Kenya, por ejemplo, el aumento en la matriculación generó una congestión de alumnos tan grave que los administradores tuvieron que postergar la admisión en algunas escuelas por falta de espacio. En muchas escuelas, aulas concebidas para 40 estudiantes al año albergan ahora a 70. No hay suficientes pupitres, materiales u otros recursos educativos. Más escasos aún son los maestros capacitados.

Además, muchos estudiantes todavía no pueden permitirse acudir a la escuela debido a los costos “no oficiales” que presentan el transporte y los uniformes. El UNICEF insta a todos los países a que eliminen este tipo de obstáculos a la educación.

Atención a las emisoras

Reuters distribuirá el material de archivo de la visita de Harry Belafonte. Para obtener material de archivo del UNICEF sobre los 17 años de actividades de Belafonte como portavoz del UNICEF y defensor de los niños, sírvase visitar: http://www.unicef.org/videoaudio/media_15888.html

Para obtener más información, u organizar entrevistas, sírvase dirigirse a:

Kenya : Denise Shepherd-Johnson
Tel: 254 20 622977 Cel: 254 722 719867

Senegal : Margherita Amodeo
Tel. +221 869 5842 Cel: +221 569 19 26

Nueva York : Kate Donovan
Medios de comunicación del UNICEF, Nueva York
Tel: 212-326-7452 , kdonovan@unicef.org

En la comitiva de Harry : Oliver Phillips
Tel: 646-338-8720, ophillips@unicef.org
  
    

 


 

 

 

Búsqueda