Centro de prensa

Comunicado de prensa

El UNICEF dice al Consejo de Seguridad que ningún niño debe luchar más en una guerra

Bellamy pide una mayor atención a los intolerables abusos contra la infancia durante las guerras

NUEVA YORK, 20 de enero de 2004— Carol Bellamy, Directora Ejecutiva del UNICEF, condenó hoy las violaciones de los derechos de la infancia durante los conflictos armados. En una alocución dirigida a la reunión anual del Consejo de Seguridad sobre los niños en conflictos armados, Bellamy pidió a los miembros del Consejo que hagan todo lo posible para poner fin a la utilización de los niños y niñas soldados, el asesinato y la mutilación, los secuestros, los ataques a las escuelas y los hospitales, y la violencia sexual contra los muchachos y las muchachas.

La sesión se celebra después de que el Secretario General presentara un informe en el que condena a las facciones estatales y no gubernamentales que utilizan a los niños soldados. El informe del Secretario General describe algunos de los peores abusos cometidos contra los niños y las niñas en docenas de países de todo el mundo.

Los problemas son enormes. Por ejemplo, en Liberia hay alrededor de 15.000 niños y niñas soldados. Una encuesta reciente en Sierra Leona indicó que en un 17% de los hogares desplazados se registran asaltos sexuales, como por ejemplo la violación, la tortura y la esclavitud sexual. Sólo en 2003, el problema de las minas terrestres persistía en 82 países.

“Desde el Congo a Liberia, desde Sri Lanka a Colombia, las niñas y los niños siguen siendo víctimas de la brutalidad de la guerra”, dijo Bellamy. “Cuando las vidas y los derechos fundamentales de la infancia están en peligro, no puede haber testigos silenciosos”.

Bellamy señaló también otra forma de abuso que ocurre en épocas de conflicto: las agresiones sistemáticas y la explotación sexual de las niñas mediante la violación, la prostitución, la trata, el embarazo forzado y la esclavitud sexual.

“Hace poco regresé de la República Democrática del Congo, donde fue testigo de las terribles repercusiones de la violencia sexual", dijo Bellamy. "Visité hospitales con filas y filas de camas llenas de niñas y mujeres que sufrían graves lesiones debido a violaciones. El año pasado, hemos comprobado una vez más que la violación se utiliza como arma de guerra y como método para aterrorizar y destruir a las comunidades".

El UNICEF ha prestado asistencia y protección a los niños y las niñas en épocas de conflicto durante su larga historia:

  • En el Afganistán, el UNICEF y sus aliados han prestado apoyo a un programa comunitario de desmovilización y reintegración que beneficiará a 8.000 niños y niñas soldados y les ofrecerá los instrumentos para rehacer sus vidas lejos de las actividades militares.
  • En Liberia , el UNICEF ha utilizado algunos medios poco convencionales para distribuir materiales pedagógicos. En algunos casos, los maestros han tenido que recoger los materiales escolares utilizando carretillas, y una flota de canoas fueraborda para llegar a los poblados ribereños. La organización ofreció capacitación a 20.000 maestros y rehabilitó 3.700 escuelas.
  • En la República Democrática del Congo, el UNICEF presta apoyo a una red de mujeres de la comunidad que se ponen en contacto con los sobrevivientes de violaciones, para ofrecerles atención de la salud, apoyo psicosocial, y oportunidades para la generación de ingresos. El UNICEF proporciona también apoyo a varios hospitales para que ofrezcan un cuidado integral y compasivo a los sobrevivientes de violaciones.
    Bellamy señaló que un elemento fundamental es la provisión de un “entorno protector” para los niños y niñas soldados desmovilizados, que incluya estrategias eficaces para evitar su reclutamiento, una inversión a largo plazo en su educación, formación profesional y apoyo las familias y las comunidades. También dijo que los programas de reintegración deben tomar en cuenta las necesidades específicas de las niñas, que sufren a causa de una violencia extraordinaria como esclavas sexuales, porteadores, sirvientes y, a veces, como combatientes.

Con motivo de este debate del Consejo de Seguridad, el UNICEF y la Coalición para poner fin a la utilización de los niños soldados presentó la Guía del Protocolo Facultativo sobre la participación de los niños en los conflictos armados. La guía ofrecerá a los defensores de la infancia, los funcionarios gubernamentales, los ciudadanos comunes y los propios niños la oportunidad de tomar medidas específicas en los planos local, nacional e internacional, para contribuir a la eliminación de la participación de los niños y las niñas como soldados.

Si desea obtener más información, sírvase dirigirse a: 

Alfred Ironside, 212-326-7261 aironside@unicef.org
Erin Trowbridge, 212-326-7269 etrowbridge@unicef.org

Documentos relacionados


 

 

 

Búsqueda