Centro de prensa

Comunicado de prensa

La Copa Mundial de Mujeres promoverá la educación de las niñas

NUEVA YORK, 19 de septiembre de 2003 – El UNICEF celebró hoy el comienzo del Mundial de Mujeres 2003 de la FIFA, que este año estará dedicada a ¡Vamos niñas! Educación para toda la infancia, la campaña del UNICEF que tiene como objetivo obtener apoyo y recursos para aumentar el número de niñas que acuden a la escuela.

Dieciséis equipos de todo el mundo competirán en el torneo, que se inicia mañana y termina en Los Ángeles el 12 de octubre.

“ Muchas de las mujeres que compiten en la Copa Mundial han superado numerosos obstáculos para llegar aquí”, dijo Carol Bellamy, Directora Ejecutiva del UNICEF. “Millones de niñas han quedado relegadas, ya que crecen en entornos donde no se reconoce, alienta ni facilita su derecho básico al juego. No sólo pierden la simple alegría de pasárselo bien durante su infancia, sino también las valiosas aptitudes para la vida que se obtienen practicando deportes”.

El UNICEF considera que el acceso y la participación en las actividades deportivas es un factor fundamental para el desarrollo físico, mental y social de cualquier niño. Los niños y las niñas que practican el deporte de manera habitual están expuestos al trabajo en equipo y a estilos de vida saludables. En los países donde los niños y las niñas tienen menos oportunidades de aprender y escapar de los peligros del conflicto, los deportes pueden ser convertirse en una escuela informal y en un refugio.

En todo el mundo en desarrollo, las niñas tienen tradicionalmente menos acceso a la escuela y los deportes. Ocurre a menudo que las mismas niñas a quienes se les deniega la posibilidad de practicar deportes son quienes no acuden tampoco a la escuela. Las niñas conforman la mayoría de los más de 120 millones de niños y niñas excluidos de la educación en todo el mundo, un problema que afecta a todos, niñas y niños, por igual.

“El Mundial de Mujeres es una ocasión importante para que el UNICEF se dedique a concienciar a la opinión sobre la realidad de millones de niñas que son víctimas de la limitación y la marginación”, dijo Bellamy. “Estamos muy contentos de que la FIFA nos ayude a enviar el mensaje de que la educación forma parte de la vida de estas jóvenes y que no pueden darse el lujo de perderla”.

Educar a las niñas las habilita para que desarrollen su pleno potencial y su autoconfianza y aptitudes sociales. Las niñas y mujeres que han recibido una educación tienen más posibilidades de protegerse contra el VIH/SIDA y otras enfermedades, de tener embarazos más seguros e hijos más saludables, y de enviar a sus propios hijos a la escuela.

El UNICEF ha coordinado dos campañas mundiales para conseguir aumentar el número de niñas que van a la escuela. La campaña “25 para 2005” es una actividad de gran intensidad para equiparar en 2005 el número de niñas que van a la escuela con el de los niños en 25 países.

En la campaña ¡Vamos niñas! Educación para toda la infancia, el UNICEF ha establecido una alianza con Fox Kids y la FIFA para utilizar los acontecimientos deportivos como una base para promover la educación de las niñas.

El UNICEF y la FIFA están unidos en la causa desde 2001, cuando formaron una alianza para promover los derechos de la infancia a través del fútbol. El Mundial de 2002 estuvo dedicado a la niñez, la primera vez en la historia de este torneo masculino que los partidos se dedicaron a una causa humanitaria.

La FIFA ha donado 150.000 dólares al UNICEF para la distribución de 600 “conjuntos de deporte en una caja” a 10 países que forman parte de la campaña “25 para 2005”.

Los conjuntos se utilizan en Bolivia para crear equipos de fútbol en las escuelas rurales que tratan de atraer a más niñas. En Bhután se utilizarán para prestar apoyo a la creación de equipos de fútbol femenino en alianza con la Asociación Nacional de Fútbol, afiliada a la FIFA. Y en Guinea, los conjuntos serán distribuidos en las escuelas donde se dan las cifras más bajas de asistencia de niñas y se utilizarán para apoyar un proyecto del UNICEF destinado a proporcionar más espacio recreativo para niños y niñas.

***

La campaña del UNICEF “25 para 2005” es una importante iniciativa destinada a eliminar las desigualdades en materia de género en la educación primaria y secundaria en 25 países prioritarios para el año 2005. La campaña, que incluye 13 países de África y seis países de Asia meridional, se concentra en los distritos donde la educación de las niñas se encuentra en una situación crítica y se necesita una ayuda urgente para cumplir con el Objetivo de Desarrollo para el Milenio de alcanzar la paridad de género en la educación para 2005.

El UNICEF trabaja con los gobiernos nacionales y otros aliados de cada país para movilizar nuevos recursos, crear un amplio consenso nacional sobre la necesidad de enviar a las niñas a la escuela y ayudar a mejorar las propias escuelas para que sean más acogedoras para las niñas y los niños por igual.

El UNICEF ha escogido un número de países fácil de manejar y ha basado su selección en diversos criterios. Los países elegidos deben cumplir una o más de las condiciones siguientes: una tasa reducida de matriculación entre las niñas; una brecha de género de un 10% o más en la matriculación primaria; países con más de un millón de niñas que no acuden a la escuela primaria; países incluidos en la Vía Rápida de la Educación para Todos; y países afectados por una serie de crisis que afecten la oportunidad de las niñas de acceder a la escuela, como el VIH/SIDA y los conflictos.

Si desea obtener más información, sírvase dirigirse a:

Allison Hickling, Sección de Medios de Comunicación del UNICEF
Nueva York: (+1-212) 326-7224, ahickling@unicef.org


 

 

 

 Enviar artículo

 Imprimir artículo

Búsqueda