Centro de prensa

Nota de prensa

La Embajadora del UNICEF Jessica Lange horrorizada y profundamente conmovida ante las violaciones sistemáticas de mujeres y niños en la región oriental de la República Democrática de Congo

LONDRES/NUEVA YORK/GINEBRA/KINSHASA, 11 de agosto de 2003 – Horrorizada y profundamente conmovida por las brutales –y en ocasiones sistemáticas— violaciones de mujeres y niños y niñas en la región oriental de la República Democrática del Congo, la Embajadora de Buena Voluntad del UNICEF Jessica Lange afirmó hoy que el mundo ya no puede hacer caso omiso a las atrocidades que se cometen contra las mujeres y los niños y las niñas en ese país.

“El daño físico, emocional y psicológico que sufrirán las mujeres y los niños y las niñas que logren sobrevivir a esos actos de brutalidad abrumadora se hará sentir durante el resto de sus vidas. El mundo debe poner fin a ese horror y prestar ayuda a los sobrevivientes. Y se debe someter a la justicia a los responsables de esas acciones”, dijo la Sra. Lange a su regreso de la República Democrática del Congo, adonde viajó en su carácter de flamante Embajadora de Buena Voluntad del UNICEF.

Los combatientes de todos los grupos armados que operan en la República Democrática del Congo han cometido violaciones y otros actos de violencia sexual. En la región oriental del Congo, los abusos de esa índole tienen carácter generalizado y sistemático. A las mujeres y las niñas se las viola frecuentemente durante las operaciones militares a manera de castigo por “apoyar al enemigo” y para avergonzar y atemorizar a sus comunidades. En algunas ocasiones se obliga a sus maridos e hijos a presenciar las violaciones de las mujeres. Muchas víctimas de violaciones han sido secuestradas y continúan desaparecidas.

Los ataques contra las mujeres y niñas suceden a menudo mientras éstas se dedican a las labores cotidianas, como el cultivo del campo, la recolección de leña, o el tránsito desde o hacia los mercados. Los niños varones también pueden ser víctimas de violaciones. De hecho, la violencia sexual contra los niños y las personas de edad avanzada parece estar en aumento.

“Resulta sobrecogedor ser testigo de la enorme humanidad de las víctimas ante tan inenarrable brutalidad, y del coraje y la fortaleza con que confrontan el futuro”, dijo Lange.

“La violación sexual es una afrenta a los derechos humanos, a la decencia humana y a la dignidad humana”, afirmó la Directora Ejecutiva del UNICEF, Carol Bellamy. “El mundo no puede permanecer callado mientras en la región oriental de la República Democrática del Congo se emplea la violación como arma de guerra. Entre las víctimas de esta extraordinaria crueldad figuran niños de tan solo cinco años y mujeres de hasta 80. Quienes cometen esos crímenes horrendos no deben olvidar jamás que deberán rendir cuentas de sus actos”.

El horror de las violaciones está estrechamente relacionado con los efectos de la pandemia del VIH/SIDA. La combinación letal de las altas tasas de VIH entre los soldados y el enorme número de violaciones en esa región congoleña implica una posible sentencia de muerte para las niñas y mujeres violadas. Los datos provenientes del hospital Panzi, en Bukavu, indican que el 27% de las víctimas de violaciones están infectadas con el VIH. Se calcula que la tasa de personas infectadas con el VIH en la región oriental de la República Democrática del Congo es del orden del 15%.

Entre los factores que fomentan la propagación del VIH figuran la violencia sexual, el tránsito de grandes cantidades de personas desplazadas, la desaparición de las estructuras normales de protección, la presencia generalizada de soldados (especialmente de aquellos países que tienen tasas relativamente elevadas de prevalencia del VIH/SIDA, como Burundi, Rwanda, Uganda y Zimbabwe) y la carencia de servicios de atención de la salud.

La violación de las mujeres y los niños y las niñas tiene consecuencias devastadoras para comunidades enteras. Los niños han perdido todo lo que constituía su ámbito de protección, ya que muchas escuelas están cerradas, no existen instalaciones de atención de la salud, han sido testigos del asesinato de sus familiares, sus hermanos han sido reclutado por la fuerza en las fuerzas armadas, familias íntegras han sido desplazadas, y muchas comunidades han quedado fracturadas. Muchos niños de corta edad han perdido valiosos años de estudio escolar, crecen en campamentos para personas desplazadas o en la calle, o han sido incorporados a grupos armados.

El conflicto en la República Democrática del Congo ha desbaratado las vidas de innumerables niños y familias. Decenas de miles de niñas y niños han sido reclutados como combatientes, esclavos sexuales, porteadores y cocineros por todos los bandos del conflicto. En algunos casos, los niños constituyen hasta un 35% de las tropas que se destinan a la primera línea de fuego. EL conflicto ha ocasionado asimismo un enorme colapso económico y ha empujado a muchas familias a vivir en condiciones de pobreza extrema. Un 70% de la población, por ejemplo, carece de acceso a servicios estructurados de atención de la salud debido a que son demasiado pobres para pagarlos o porque no pueden llegar hasta las instalaciones donde se prestan esos servicios.

El empleo de la violación sexual como arma de guerra no se originó en la región oriental de la República Democrática del Congo. Se calcula que entre un cuarto y medio millón de mujeres fueron víctimas de violaciones durante el genocidio de 1994 en Rwanda. Y durante el conflicto balcánico hubo por lo menos 20.000 casos de violaciones de niñas y mujeres, especialmente de adolescentes. Esos ejemplos no son en absoluto extraordinarios. Informes recientes provenientes de Burundi denuncian el aumento de los casos de violaciones de mujeres y niñas, incluso la violación en una escuela de todas las alumnas adolescentes en una clase.

“ Las violaciones y la violencia sexual no son daños colaterales. Tampoco son episodios inevitables en tiempos bélicos, sino crímenes de guerra cuyos culpables deben ser responsabilizados de ellos por sus comunidades, el Gobierno de Transición y la comunidad internacional ante la Corte Penal Internacional”, afirmó Bellamy.

Antecedentes y datos sobre la República Democrática del Congo:

  • El conflicto en la República Democrática del Congo constituye una de las más graves crisis humanitarias del mundo y la guerra más letal de la que se tenga constancia en África. Desde 1998 ha costado unos 3,3 millones de vidas, especialmente de mujeres, niños y ancianos.
  • Se trata del conflicto que ha producido más muertes desde la Segunda Guerra Mundial.
  • Los niños y las niñas constituyen el 55% de la población del país.
  • Más del 12% de los niños y las niñas que nacen en el Congo mueren antes de cumplir un año.
  • Una de cada ocho familias de la región oriental de la República Democrática del Congo ha perdido a uno de sus integrantes por muerte violenta desde el inicio de la guerra, en 1998.
  • Muchos de los niños y las niñas que sobreviven quedan traumatizados por los recuerdos de los horrendos actos de violencia cometidos contra sus familiares y amigos.
  • Las mujeres embarazadas parecen tener entre dos y tres más probabilidades que las demás mujeres de morir de manera violenta. El problema se complica debido a la falta de medios de transporte y de medicamentos, así como la deficiencia de los servicios de atención de la salid.
  • Debido al costo de la seguridad, a la escasez de medios de transporte y a las dimensiones del país, la República Democrática del Congo es la nación del mundo donde resulta más caro suministrar asistencia.

Para obtener más información y vídeo de archivo, sírvase dirigirse a:

Jehane Sedky-Lavandero
Sección de Medios de Comunicación del UNICEF, Nueva York, 212 326-7269

Joyce Brandful
Sección de Medios de Comunicación de la oficina del UNICEF, Kinshasa, 243 81 88 46 746

Damien Personnaz
Sección de Medios de Comunicación del UNICEF, Ginebra, 41 22 909 5517

Sarah Epstein
Sección de Medios de Comunicación del UNICEF, Reino Unido, 44 207 430 0162

Los medios calificados pueden solicitar fotografías por correo electrónico a photo@unicef.org


 

 

 

B-Roll broadcast

UNICEF© video of Jessica Lange's trip will be fed on Reuters World News Service on Monday, August 11 at 1135-1145 GMT . The VNR will be available: ACCESS ALL.  The signal will also transmit at London BT tower on outgoing local ends: ACAI/D 1 A + B OR ACAI/D 3 (DSIS).

Búsqueda