Aptitudes para la vida

La especial importancia de la prevención del VIH/SIDA

Mientras el VIH/SIDA invade el mundo en desarrollo, la pandemia no sólo debilita los sistemas de atención de la salud, sino también las estructuras sociales, económicas y culturales. Los efectos de la pandemia se dejan sentir claramente en el sector de la educación, donde afectan de manera negativa la capacidad de prestación de servicios escolares, la demanda del actual sistema de educación estructurada y la calidad de la educación.

La igualdad de oportunidades resulta ahora una meta aun más remota, ya que la capacidad de acceso a la educación por parte de las niñas se ha visto reducida de manera desproporcionada por el VIH/SIDA. En un mundo sin esa enfermedad, las niñas corren más peligro que sus hermanos varones de ser retiradas de las escuelas, pero en un mundo con VIH/SIDA las probabilidades de que eso ocurra son aun mucho mayores. En los países con las tasas más altas de prevalencia del VIH, es necesario concentrarse en lograr que las niñas dispongan de más oportunidades de ir al escuela y de no abandonar sus estudios.

La educación es una de las defensas fundamentales con que contamos para enfrentar la propagación y las consecuencias del VIH/SIDA. Una de las respuestas más importantes que podemos dar ante el avance del VIH/SIDA consiste en garantizar el acceso de las niñas a la educación primaria gratuita y obligatoria de calidad. Y el VIH/SIDA también debe ser uno de los componentes de la educación de calidad. Ha quedado demostrado que la educación sobre el VIH/SIDA basada en la preparación para la vida activa que se imparte de la manera adecuada ayuda a los jóvenes a adoptar las actitudes y adquirir los conocimientos y las aptitudes necesarias para protegerse del VIH.


 

 

Búsqueda