Zimbabwe

Salvar vidas infantiles: el sistema de salud de Zimbabwe lucha por salir adelante

Imagen del UNICEF
© UNICEF/Zimbabwe/2004
Un niño sostiene su tarjeta de inmunización.

HARARE, Zimbabwe, 7 de octubre de 2004 – Durante los últimos ocho años, Wendy Poppie ha trabajado en la clínica Cahobo, en la remota región de Gokwe Norte en Zimbabwe Occidental.

Las madres recorren largas distancias para traer a sus hijos e hijas a la clínica a fin de conseguir que les llenen sus tarjetas de inmunización. “La gente entiende la importancia de la inmunización y vienen con sus hijos. El problema que tenemos es la provisión de vacunas”, dice Wendy.

En un tiempo, Zimbabwe se enorgullecía de la universalidad de su plan de inmunización. Era uno de muchos países del África subsahariana que podía costear su propio suministro de vacunas. Para 2002, el gobierno de Zimbabwe ya no podía cubrir los costos de este servicio esencial, debido a las adversidades económicas. Como resultado, la cobertura de la inmunización básica (protección contra la difteria, la tos ferina y el tétano) descendió de un 83% en 1995 a un 58% en 2002.

Los logros de la salud infantil se desgastan

Para complicar el problema se agrega la falta de trabajadores de la salud competentes. Siempre ha sido difícil contratar trabajadores para clínicas aisladas. En los últimos dos años esta situación se ha hecho aún más difícil, puesto que gran cantidad de personal médico experimentado se está yendo de Zimbabwe. Esto ha creado una crisis en la prestación de servicios de salud y, en consecuencia, se están revirtiendo los logros alcanzados en la inmunización y en muchos otros programas sanitarios.

Además de esta reducción en la capacidad de la atención sanitaria, hay que sumar el problema de la desnutrición y los hábitos de una alimentación deficiente; la epidemia del VIH/SIDA y la crisis de huérfanos provocada por el SIDA (el creciente número de niños y niñas afectados por el VIH/SIDA) se cuentan entre otras graves amenazas a la supervivencia infantil en Zimbabwe.

El efecto neto de estas crisis es alarmante. En Zimbabwe, las tasas de mortalidad de menores de cinco años han aumentado constantemente durante la última década, en la medida en que se han ido erosionando los logros significativos alcanzados en el campo de la salud infantil en los años 1980.

Wendy Poppie y su equipo en la clínica de Cahobo, al igual que otras personas a través del país, están dedicadas a servir a los miembros de su comunidad. Mientras los responsables del sistema de salud tratan de sacarlo adelante, se necesita mayor apoyo para ayudarles a llevar a cabo su trabajo de manera más efectiva, salvar vidas y revertir la tendencia a aumentar de la mortalidad infantil.

En respuesta a la crisis

El UNICEF (como organismo de mayor relieve) y sus colaboradores están en vías de crear una solicitud conjunta con vistas a encontrar apoyo para los programas de inmunización. Además, la organización se empeña en mejorar los niveles de alimentación mediante una supervisión nutricional más estricta, a fin de garantizar que los niños y niñas puedan recibir los servicios que más necesitan. El UNICEF ha apoyado el adiestramiento de más de 200 trabajadores sanitarios en cuestiones relacionadas con el VIH y en asesoría sobre nutrición infantil.

Infórmese más acerca del UNICEF en acción en Zimbabwe.


 

 

Vídeo (en inglés)

6 de octubre de 2004: Obstáculos para la salud rural en Zimbabwe

Anchura de banda baja
Ver clip (Real Format)

Anchura de banda alta
Ver clip (Real Format)

Búsqueda