Panorama: Viet Nam

Los monjes budistas combaten el estigma social y crean conciencia sobre el VIH en Viet Nam

Imagen del UNICEF
© UNICEF Viet Nam/2010/Bisin
En una pagoda en Viet Nam, un monje budista imparte una clase sobre comunicación para niños, diseñado para ayudar a poner fin al estigma social y la discriminación contra las personas afectadas por el VIH y el SIDA.

Por Sandra Bisin

HANOI, Viet Nam, 13 de mayo de 2011. A sus 31 años Nha irradia orgullo y cariño por su hijita mientras la contempla regresar de la escuela. Thuy tiene ocho años y sonríe traviesamente a su madre al tiempo que se apresura hacia su regazo para abrazarla.

“No fue hasta que Thuy cumplió cuatro años que descubrimos que tenía el VIH", recuerda Nha. "Los resultados de sus exámenes médicos siempre habían sido negativos. La noticia nos dejó estupefactos. Quiero tanto a mi hija. Me venció la preocupación y el desánimo. Empezaba a perder las esperanzas en el futuro".

Thuy ahora cursa tercer grado. "Me gusta mucho ir a la escuela", afirma. "Tengo amigos y aprendo muchas cosas todos los días". En la escuela, nadie sabe que tiene el VIH.

Afrontar el estigma social y vivir con el VIH

“Tengo amigos que decidieron ser francos sobre el hecho de que su hijo era seropositivo", explica Nha. "Cuando los padres de otros alumnos lo supieron se negaron a que el niño volviera a la escuela. Esto es un ejemplo de lo mal que puede tornarse la situación. No quiero que mi hija sufra, por eso lo mantengo en silencio".

Thuy y Nha se someten a controles médicos rutinarios en un hospital cercano. Todos los meses, Thuy, Nha y su segundo marido, Anh, reciben tratamiento antirretroviral gratuito. El primer marido de Nha murió de SIDA en 2002.

“Estaba trabajando en la construcción y viajaba mucho. Probablemente contrajo la enfermedad a través de una relación sexual sin protección con una trabajadora del sexo", comenta Nha. Por aquel entonces, ella misma se enteró de que portaba el VIH.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Viet Nam/2010/Bisin
Fray Huan, monje jefe de la pagoda de Phap Van en Ha Noi (Viet Nam), orienta acerca de la enseñanzas budistas sobre la reducción del estigma social del VIH que impartidos a más de 2.000 jóvenes durante los dos últimos años.

“Lloré mucho cuando el doctor me dijo que era seropositiva. Ha pasado mucho tiempo ya, pero lo recordaré para siempre", comenta Nha. "No sabía en qué consistía la enfermedad, de modo que el médico me explicó lo que suponía. Me sentí desesperada".

Esperanza y apoyo espiritual

Hace algunos años, los amigos de Nha la llevaron a la pagoda de Phap Van, donde conoció a Fray Huan y a su grupo de monjes y voluntarios que brindan apoyo y atención a familias y niños afectados por el VIH.

"Ellos no sólo me dieron comida, también un apoyo emocional y psicológico tremendo", señala. "También pude conocer a personas cuya historia era similar. Me di cuenta de que no esaba sola. Me ayudó de veras para seguir adelante. Además he aprendido a comunicarme con mi comunidad y proteger a mi familia".

En la pagoda, Fray Huan organiza las clases de enseñanza budista dos veces por semana. "A través de estas clase", explica "tratamos de reducir el estigma social en torno al VIH y compartimos información sobre el virus del SIDA: el modo de transmisión, la manera de protegerse. Más de 2.000 niños y jóvenes han asistido a estas clases en los dos últimos años".

Además de las clases, un grupo de voluntarios capacitados por los monjes realizan visitas mensuales a unas 40 familias del vecindario.

La iniciativa de liderazgo budista

Unos 280.000 adultos y niños viven con el VIH en Viet Nam. En un país con una población mayoritariamente budista, los monjes de esta religión gozan de un alto respeto e influencia.

En 2003, UNICEF estableció la iniciativa de liderazgo budista en Viet Nam. Mediante la iniciativa, UNICEF colabora con el gobierno y los aliados internacionales en la capacitación de monjes para brindar apoyo a las necesidades especiales de las pesonas afectadas por el VIH, y crear conciencia sobre el VIH y el SIDA en sus comunidades.

“Los monjes budistas son los elementos clave en nuestra estrategia para disminuir el estigma social y la discriminación contra las familias que viven con el VIH/SIDA", afirma Yasuda Tadashi, Especialista de VIH y SIDA de UNICEF en Viet Nam.

“Recibo un gran apoyo espiritual de la pagoda", afirma Nha. "Son una fuente de inspiración para mí. También he hecho muchos amigos en la pagoda. Esto me da esperanza en un futuro prometedor, especialmente para mi hija. Quiero que su sueño se haga realidad. Quiere ser profesora".

UNICEF brinda apoyo para la puesta en práctica del modelo de la iniciativa de liderazgo budista en siete pagodas de los dos principales centros urbanos de la iniciativa (tres en Hanoi y cuatro en Hồ Chí Minh). Sobre la base del éxito recabado con la iniciativa, el Frente Patriótico de Viet Nam lanzó un programa para reproducir el planteamiento en otras 40 provincias de todo el país.


 

 

Campaña contra el Sida


Este sitio está disponible en inglés
Búsqueda