Panorama: Viet Nam

El modelo de “hogares seguros para los niños” reduce el número de ahogamientos infantiles en Viet Nam

Imagen del UNICEF
© UNICEF Viet Nam/2008/Huong
Nguyen Thi Chung y su marido se ganan la vida como cesteros. Recientemente realizaron modificaciones en su hogar para que fuera un sitio más seguro para sus hijos.

Por Nguyen Thi Thanh Huong

El 10 de diciembre, la OMS y UNICEF presentarán el primer Informe Mundial sobre Prevención de Lesiones Infantiles, junto a un folleto dirigido a los niños y niñas que incluye consejos sobre cómo pueden protegerse de las lesiones y heridas.

PROVINCIA DE DONG THAP, Viet Nam, 5 de diciembre de 2008 – Diez niños mueren ahogados diariamente en Viet Nam, donde ese tipo de muerte accidental es la principal causa de mortalidad por lesiones de los niños y niñas mayores de un año. Solamente en la provincia de Dong Thap, entre 2005 y 2006 se produjeron 202 muertes de niños y niñas por ahogamiento.

Nguyen Thi Chung y su familia residen en una vivienda simple a orillas de un pequeño río en la aldea de Long Thanh, en lo más profundo del Delta del Mekong. Chung y su marido se ganan la vida modestamente confeccionando cestos de bambú que venden en un mercado de la región. Por lo general trabajan en el patio delantero de su vivienda, de manera tal que pueden vigilar a sus hijos mientras éstos juegan.

Hace dos años, Chung casi perdió a su hija menor cuando ésta se alejó de la casa y se cayó al río. La niña fue rescatada a tiempo, pero desde entonces Chung siente temor por el río.

Hogares seguros para los niños

Como resultado de aquel accidente, Chung y su marido modificaron la vivienda para que ofreciera más seguridad a sus hijos.

“Es algo que deberíamos haber hecho antes. Pero estábamos demasiado ocupados haciendo cestos, porque tenemos que trabajar mucho para que nos alcance para alimentar a nuestros niños. Sin embargo, ahora sé que nuestra irresponsabilidad casi le cuesta la vida a mi hija”, explica Chung.

Para mantener a los niños alejados del río y del camino, el matrimonio instaló un cerco de bambú alrededor de la casa. Además, la pareja colocó un nuevo portón, cubrió varios pozos y agujeros en el jardín y comenzó a mantener tapados los recipientes de agua. El matrimonio coloca ahora los cuchillos, los enchufes, los cables eléctricos, los medicamentos y los termos en lugares a los que no puedan llegar los niños.

“Convertir a nuestro hogar en un sitio seguro para nuestros hijos no es difícil ni costoso. Lo que se necesita es pensar un poco más y prestar más atención, pero nuestros hijos se merecen toda nuestra atención”, señala el marido de Chung.

El modelo de los Hogares Seguros para los Niños, que cuenta con el apoyo de la Oficina de UNICEF en Viet Nam como parte de un programa más amplio de Prevención de Lesiones Infantiles, se pone en práctica en 72 comunidades de las provincias vietnamitas que tienen las tasas más elevadas de lesiones y heridas infantiles. Las familias reciben información en sus propios hogares sobre la manera en que pueden evitar que sus hijos sufran las lesiones más comunes tanto dentro como fuera de la vivienda. También se les brinda apoyo y orientación sobre cómo modificar la vivienda y los alrededores para que resulten más seguros para los niños y niñas.

Las familias que cumplen con los 17 requisitos establecidos para eliminar los peligros de lesiones físicas de los niños obtienen la distinción de tener un “hogar seguro para los niños”. UNICEF también respalda los modelos de “escuelas seguras para los niños” y de “comunidades seguras para los niños” con el propósito de garantizar la seguridad de los niños en cualquier ámbito en que se encuentren.

“Agradecemos a UNICEF por su apoyo a la protección de los niños contra las lesiones”, dice Huynh Thien Si, del Departamento de Servicios Sanitarios de Dong Thap. “Los modelos de ámbitos seguros para los niños han demostrado su eficacia desde hace años, porque reducen significativamente el número de niños y niñas que se ahogan o sufren otros tipos de lesiones en las zonas donde se ponen en práctica. En los próximos años nos proponemos aplicar estos modelos en toda la provincia”.

Proteger a los niños de las lesiones fatales

Las lesiones son la principal causa de mortalidad de los niños y niñas vietnamitas mayores de un año. Las causas del alto número de lesiones infantiles son diversas e incluyen el poco grado de conciencia; determinados conocimientos y actitudes con relación a las lesiones; la infraestructura deficiente del país; la ausencia de seguridad en los ámbitos que frecuentan los niños y niñas, y la falta de rigor en la aplicación de las leyes y normas de seguridad.

UNICEF colabora desde 2003 con las actividades que realiza el Gobierno de Viet Nam para combatir la creciente epidemia de lesiones prevenibles. El programa se propone reducir la incidencia de las lesiones infantiles y sus efectos en la salud y bienestar de los niños, niñas y adolescentes vietnamitas.

“La elevada tasa de mortalidad debida a las lesiones amenaza con eliminar todo lo que Viet Nam ha logrado en los decenios pasados en materia de aumento de la supervivencia infantil”, señala Jesper Morch, Representante de UNICEF en Viet Nam. “Mediante el apoyo que brindamos al Gobierno para reducir el número de muertes infantiles relacionadas con las lesiones nos proponemos proteger también esos avances y colaborar para que todos los niños y niñas vietnamitas puedan crecer y desarrollarse plenamente en un clima de seguridad”.


 

 

Búsqueda