Venezuela (República Bolivariana de)

Tras la Copa América, la niñez venezolana revive la alegría de un sueño hecho realidad

Imagen del UNICEF
© UNICEF Venezuela/2007/David
Para estos niños y niñas venezolanos, llevar de la mano al campo de juego a los astros del fútbol constituyó un instante mágico que nunca olvidarán.

Por Nicolas David

MARACAIBO, Venezuela, 19 de julio de 2007 – Durante la reciente disputa de la Copa América –el torneo futbolístico más antiguo de mundo– más de 570 niños y niñas de Venezuela tuvieron la oportunidad de conducir de la mano al campo de juego a sus futbolistas favoritos.

El torneo se llevó a cabo en Venezuela del 26 de junio al 15 de julio de este año. Gracias a un acuerdo entre UNICEF y la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL), todos los partidos del torneo estuvieron dedicados a la niñez y al derecho al juego de los niños y niñas.

Mediante la difusión de anuncios breves de televisión, una amplia cobertura periodística y el uso de espacios publicitarios donados, la disputa de la Copa América 2007 también brindó la ocasión de promocionar las labores de UNICEF y divulgar información sobre los efectos del deporte en la salud, el crecimiento y el desarrollo de los niños y niñas.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Venezuela/2007/David
Diez minutos antes de llevar de la mano a la cancha a los jugadores que disputaron los partidos de la Copa América, aumentan la excitación y alegría de los niños.
¡Con los niños Sí se gana!

“Como lo establece la Convención sobre los Derechos del Niño, todos los niños y niñas disfrutan del derecho a participar en actividades de juego y recreación”, afirmó Nils Kastberg, Director de UNICEF para América Latina y el Caribe. “Sin embargo, para muchos niños y niñas ese derecho sigue siendo ignorado”.

“Muchos niños y niñas pobres en América Latina carecen de sitios de recreación”, agregó el Sr. Kastberg. “Sólo tiene las calles, y en muchas oportunidades la calle es un sitio inseguro y peligroso. Los niños deberían tener acceso a instalaciones deportivas, independientemente de si se trata de niños ricos o pobres”.

Al igual que muchos otros miles de espectadores, el Sr. Kastberg asistió al partido por la final de la Copa América, que disputaron el 15 de julio en Maracaibo los seleccionados del Brasil y la Argentina. Tal como había ocurrido en cada uno de los partidos anteriores de la Copa América, 22 niños y niñas venezolanos que vestían la camiseta azul de UNICEF acompañaron de la mano a los jugadores de ambos equipos a la cancha.

Durante el encuentro, se mostró en las pantallas del estadio un anuncio breve de servicio público de UNICEF. El video, que fue producido gratuitamente para UNICEF, mostraba a más de 80 niños y niñas corriendo tras una pelota de fútbol por un vecindario pobre de Caracas.

El anuncio, de 30 segundos de duración, también fue difundido en muchos canales y cadenas de televisión nacionales e internacionales. “Detrás de cada pelota de fútbol hay miles de sueños”, dice la narración del anuncio. “Hagamos lo posible para que esos sueños se hagan realidad. Los niños tienen derecho a jugar. ¡Con los niños Sí se gana!”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Venezuela/2007/David
Niños, niñas, futbolistas y miles de espectadores se ponen de pie para escuchar los himnos nacionales del Brasil y el Uruguay antes de la disputa del partido por la semifinal de la Copa América.
Preparativos para el gran momento

Para que los niños y niñas pudiesen tener en los encuentros la mejor experiencia posible, la Oficina de UNICEF en Venezuela se alió con dos con dos importantes organizaciones: la Asociación de Scouts de Venezuela, que estuvo a cargo de la coordinación del acompañamiento de los jugadores al campo de juego de la mano de los niños y niñas, y la Red PASOS (Psicoanalistas en Acción Social), que se encargó de la preparación emocional de los niños y niñas para ese gran momento.

Eddy, un niño de Maracaibo de ocho años de edad, salió de la mano de Robinho en la semifinal entre Brasil y Uruguay. “Yo quería salir con Robinho”, comentó Eddy, “porque me gusta mucho como juega. ¡Cuando me tomó la mano, me habló pero no le entendí nada! Canté el himno del Brasil porque me lo sé. ¡Me gustó mucho estar allí!”.

Oriana, de nueve años, no podía parar de referirse a su salida al campo con el jugador venezolano Fernando De Ornellas. “Cuando entré en la cancha, había tantos flashes y gente que gritaba que me quería tirar en el piso”, comenta con una gran sonrisa. “Mi sueño se hizo realidad. Me tocó el número 15 de Venezuela. Él me apretó fuerte la mano y me puse nerviosa. Todo los días había estado contando cuántos faltaban para el juego”.

Renier, de 10 años, salió con Juan Arango, otro ídolo de los venezolanos: “Es un jugador muy famoso”, comenta Renier. “Pero, sobre todo, estoy orgulloso por haber podido representar a los niños del mundo. ¡Gracias, UNICEF!”.

Kun Li colaboró desde Nueva York en la elaboración de este artículo.


 

 

Audio (en inglés)

19 de julio de 2007:
Nils Kastberg. Director de UNICEF para América Latina y el Caribe, se refiere a la alianza del organismo de las Naciones Unidas con los organizadores de la Copa América.

AUDIO escuchar

Búsqueda