Uzbekistán

La promoción de la confianza para ayudar a la prevención del VIH en Uzbekistán

Imagen del UNICEF
© UNICEF Uzbekistan/2009/Taylor
Gracias a la labor de UNICEF en Uzbekistán, los integrantes de la comunidad romaní ya conocen los peligros del VIH y buscan de manera activa el asesoramiento médico.

Por Matthew Taylor

TASHKENT, Uzbekistán, 20 de mayo de 2009 – Yurunatuz es una comunidad romaní ubicada en Margilan, Uzbekistán. Aquí, el consumo de drogas por vía intravenosa es una cuestión importante, al igual que la desinformación sobre el VIH. Diez personas han muerto recientemente de un total de 810 habitantes debido al SIDA.

Una mujer de nombre Halida trabaja en la comunidad para prevenir el VIH/SIDA. Uno de sus sueños es que algún día la comunidad trate el tema del VIH abiertamente y termine el consumo de drogas por vía intravenosa. Halida es una trabajadora de la clínica Nº 4 y participó recientemente en actividades de divulgación con apoyo de UNICEF. Los romaníes visitaban antiguamente a los sanadores tradicionales para curar sus dolencias. Ahora, la visitan a ella.

"Son un grupo de personas muy unido y ahora confían en mí, tanto individualmente como en grupo", comenta.

Aliados en la calidad de vida

Yurunatuz es una comunidad situada en una de las cinco regiones que están recibiendo apoyo la organización no gubernamental (ONG) Hayot Sifati Hamrohi, que cuenta con el patrocinio de UNICEF y cuyo nombre significa "aliados en la calidad de vida". La ONG ayuda a las personas como Halida para concienciar a las personas sobre el VIH y cambiar su comportamiento para detener la propagación de la enfermedad.

UNICEF también está trabajando por todo el país para combatir los últimos brotes de VIH que, según se cree, han sido el resultado de prácticas médicas antihigiénicas. Asimismo, UNICEF ha enviado equipo médico a la provincia de Namangan, en Uzbekistán oriental. El equipo también está en camino hacia la vecina provincia de Andijian.

Respuesta inmediata

El nuevo equipo médico forma parte de la respuesta inmediata que UNICEF ha desplegado para prestar apoyo al Gobierno de Uzbekistán en sus esfuerzos para combatir el VIH/SIDA en estas regiones, por medio de la mejora de la seguridad de los pacientes en los centros de salud.

"El botiquín de único uso es el primer y vital paso para hacer más segura la atención sanitaria y combatir el VIH/SIDA en la región oriental. Nuestra respuesta conjunta fue rápida. Naturalmente, estamos aquí para ayudar en todas las zonas con el fin de detener la propagación del VIH en Uzbekistán", comentó el Representante de UNICEF en Uzbekistán, Mahboob Shareef.

Asimismo, se acordó un paquete de medidas amplias para hacer frente al VIH y cuestiones conexas en las regiones. Las medidas incluyen un plan de acción regional para la prevención del VIH entre las personas jóvenes, las mujeres y niños con participación de las autoridades regionales, así como la mejora del tratamiento y la atención para las madres y niños portadores del VIH.

La promoción de la confianza

Mientras tanto, la confianza promovida por Halida en la comunidad romaní ha conducido a la revelación de nuevos casos que se han tratado.

"Una madre estaba preocupada por que su hijo tuviera el VIH ya que él se inyectaba mucha droga", comenta Halida. "Me pidió que la ayudará para que su hijo realizara un test de VIH y resultó que el chico es seropositivo. De momento se le presta asesoramiento y atención".


 

 

Campaña contra el Sida


Este sitio está disponible en inglés
Búsqueda